672 HIDROGRAFÍA ESPAÑA. POLÍTICAS Y MEDIO AMBIENTE


LAS AGUAS: SU PAPEL TERRITORIAL Y AMBIENTAL EN ESPAÑA.

Algunos rios presentan un deterioro que tiene olor y forma de detergentes, grasas, basuras y demás sustancias contaminantes, que forman balsas en la superficie del río y que son «perjudiciales para la fauna y la flora, como metales pesados cadmio, zinc y plomo». De ahí las aguas turbias que bajan en los cauces urbano sy que «reducen el nivel de oxígeno del agua y afectan negativamente a lo peces y las aves del río».

Especies que prácticamente quedan extinguidas en los cauces urbanos : barbo común, carpa común, carpín, gobio, boga de río, gambusias, black-pass, pez sol, lucio y pez gato. Ello, sin contar la apreciable colonia de galápagos que allí tenía su hábitat. El mal mantenimiento del río, la falta de caudal, los continuos desembalses y el escaso nivel de oxígeno del agua son las principales causas de este «atentado ecológico»

Accidentes

El 25 de abril de 1998, una enorme balsa de residuos mineros reventó y contaminó 62 kilómetros del cauce del río Guadiamar a las puertas de Doñana. 


HIDROGRAFÍA Y MEDIO AMBIENTE

A continuación recogemos las principales conclusiones que pueden extraerse de este informe que recoge la situación de las cuencas hidrográficas en la Península Ibérica:

* La principal conclusión que puede extraerse de este informe es que nuestras aguas presentan un estado de calidad muy deficiente. Los trabajos efectuados por las confederaciones para los artículos 5 y 6 de la DMA así lo evidencian.

Tan sólo el 11% de las aguas superficiales y el 16% de las subterráneas están en condiciones de cumplir los objetivos medioambientales a los que obliga la Directiva. Esto marca un horizonte poco esperanzador a la hora de lograr cumplir los requerimientos de la DMA antes del año 2015.

* La Administración hidráulica reconoce el grado de degradación que sufren las aguas continentales como consecuencia de la amplia gama de vertidos que soportan. Sin embargo, nunca se han dedicado los medios suficiente para atajar esta situación. Dentro de los importantes presupuestos manejados por los organismos de cuenca, siempre han prevalecido las partidas presupuestarias dedicadas a la construcción de nuevas infraestructuras hidráulicas.

* La contaminación del agua es el factor que más influye en la pérdida de recursos hídricos. Incluso basando la gestión hidrológica en una política de oferta ilimitada, la lucha contra la contaminación permitiría aumentar en mayor medida la disponibilidad de recursos que la construcción de embalses, canalizaciones o trasvases.

* El grave estado de contaminación de nuestras aguas está afectando a actividades que tradicionalmente venían desarrollándose en ríos y lagos, como la pesca o el baño. Un ejemplo de esta pérdida de calidad han sido las
multas y amonestaciones que la Comisión Europea ha impuesto a España por incumplimiento de las normativas europeas para zonas de baño en tramos fluviales (410). 

 la UE sancionó a España en el año 2004 con 624.150 euros(411) y en 2005 amenaza con una sanción de cerca de tres millones de euros por no respetar los niveles mínimos de calidad en zonas de baño interiores. Esta cifra podría incrementarse considerablemente si se tienen en cuenta las áreas en las que las autoridades españolas han prohibido el baño o han descatalogado para no tener que hacer frente a las exigencias medioambientales comunitarias (412).


* El elevado grado de contaminación que sufren actualmente nuestras aguas es consecuencia directa de las actividades humanas. Los vertidos industriales y urbanos son los principales causantes de la pérdida de calidad del medio hídrico. Por eso, las actuaciones prioritarias para atajar estos problemas deberían dirigirse a controlar y corregir estos vertidos.

Vertidos industriales.

Son los que vierten los productos más peligrosos y tóxicos. Sólo la industria química ha puesto más de 100.000 sustancias sintéticas en el medio ambiente.

Únicamente se conocen los efectos reales de un número muy reducido de ellas, por lo que incluso los índices de medida de la contaminación que existen actualmente no garantizan la inocuidad o la calidad del agua tanto para los ecosistemas como para el consumo humano.

Por ello, el control de estas sustancias peligrosas que la industria procesa debe ser una de las prioridades de las Administraciones competentes en política de aguas.

Vertidos urbanos


A pesar de que su toxicidad es inferior al de otros agentes contaminantes (por ejemplo, la industria química), el volumen de los vertidos urbanos ha adquirido tal importancia que podría afirmarse que en muchos casos es el principal causante de la pérdida de calidad y degradación del medio hídrico.

Todavía existen cientos de municipios y ciudades que no depuran convenientemente sus aguas.

Contaminación difusa

 * La agricultura y ganadería están generando un gran impacto sobre el agua, principalmente la subterránea, generando contaminación difusa.

El uso de abonos y pesticidas y los vertidos al suelo procedentes de granjas, vertederos y otras instalaciones industriales son un importante agente contaminante del agua. Esta contaminación es muy significativa debido al aumento de granjas (ganado estabulado) y al empleo generalizado de productos fitosanitarios en el campo, lo que ha hecho que se vean afectadas áreas cada vez más extensas del país.

Buena parte de nuestros acuíferos (los depósitos naturales de agua) están afectados porque sus aguas no sólo están contaminadas, sino que son irrecuperables (la descontaminación, cuando es posible, puede resultar una tarea larga y muy costosa).

* Las infraestructuras hidráulicas suponen una merma importante en la calidad del agua. Como ejemplo, los problemas de eutrofización (413) que presentan la mitad de las aguas embalsadas (414) del Estado. Las cuencas del Tajo, internas catalanas, Galicia costa y Duero están a la cabeza en este problema.

La detracción de caudales que provocan estas instalaciones también generan un grave problema, en demasiadas ocasiones no permite que aguas abajo circule agua suficiente para mantener el caudal ecológico mínimo.

* El uso abusivo que se está haciendo de los recursos hídricos supone un grave inconveniente para lograr alcanzar, como exige la Directiva Marco del Agua, un buen estado ecológico de nuestras masas de agua continentales.

Hasta ahora, la contaminación se minimizaba mediante dilución, es decir, vertiendo al medio fluvial o marino para librarse de los residuos sin más. 



Las organizaciones conservacionistas de la mano de los expertos, siempre han estado en contra de este método pues se emplea para encubrir la carga contaminante de un vertido. Sin embargo, la cada vez mayor demanda de recursos (regadíos, crecimiento demográfico, segundas residencias, complejos turísticos, campos de golf...) ha provocado que ríos tan importantes como el Júcar o el Segura no lleven caudal varios kilómetros antes de su desembocadura en el Mediterráneo (incluso en algunos tramos altos de los mismos).

Por eso, la supuesta dilución de la contaminación se enfrenta a la inexistencia de caudales y, cuando existen, son de aguas procedentes de depuradoras o de retornos agrícolas. Es decir, con importantes contenidos en sustancias tóxicas. Son imprescindibles políticas que fomenten el ahorro y frenen la demanda de los recursos hídricos. Esta demanda es insostenible y, además, se agrava con los periodos de sequía que de forma periódica sufre la Península Ibérica.

FUENTE: iberica2000.org

  PROPUESTAS DE GREENPEACE PARA MEJORAR LA CALIDAD Y LA GESTIÓN DEL AGUA


Para evitar y minimizar el impacto de los vertidos industriales:

* Las Comunidades Autónomas (CC.AA.) tienen que promover redes de separación de vertidos. Las aguas industriales deberían contar con redes propias de vertido para dirigirlas a plantas de tratamiento adecuadas a su carga contaminante. Así se obtendría una correcta depuración de estas aguas que, en muchas ocasiones, terminan en el alcantarillado alterando el correcto funcionamiento de las depuradoras urbanas.

* El Ministerio de Medio Ambiente (MIMAM) tendrá que articular por ley el establecimiento de sistemas de ciclo cerrado. Con la implantación de estas técnicas se obtendría un doble beneficio: ahorro de agua (hasta un 95%) y disminución de vertidos contaminantes a cauces. Incluso en industrias que utilizan agua para refrigeración, especialmente en las centrales térmicas, los sistemas cerrados evitarían la contaminación térmica de las aguas superficiales.

* El MIMAM y las CC.AA. tienen que promover mecanismos para implantar sistemas de producción limpia. Ya no son válidas las tecnologías de final de tubería (aquéllas que pretenden limpiar los residuos en lugar de no generarlos). La realidad es que estas tecnologías son las responsables de continuos vertidos (intencionados o accidentales). Los métodos de producción limpia supondrían, además, importantes ahorros en los costes de depuración de emisiones contaminantes.

Para acabar con la contaminación que provocan los vertidos urbanos:


* Las diferentes Confederaciones Hidrográficas (CCHH) y las CC.AA. tendrán que establecer planes de depuración del 100% de las aguas residuales urbanas y articular un sistema de supervisión del correcto funcionamiento de las depuradoras.

La existencia de una de estas instalaciones no implica necesariamente que esté funcionando o que lo haga de forma adecuada. En demasiadas ocasiones sólo existe un tratamiento primario (retirada de sólidos). En otros muchos casos, después de realizar una importante inversión económica, la depuradora no se pone en funcionamiento porque los ayuntamientos no son capaces de atender el nivel de gastos que supone para las arcas municipales.

* Las CC.AA. y los Ayuntamientos tienen que apostar por sistemas separativos de los vertidos de aguas urbanas e industriales para lograr un correcto grado de depuración.

* Las CC.AA. tienen que controlar vertederos y puntos críticos de contaminación especialmente peligrosos y con antecedentes contaminantes.

Para evitar la contaminación agrícola y ganadera:

* El Ministerio de Agricultura tiene que fomentar la agricultura ecológica, que no emplea sustancias sintéticas ni abonos químicos para sus actividades y evita, por tanto, la contaminación del medio hídrico. Además utiliza menos agua que la agricultura intensiva y que la agricultura transgénica.

* Los Ministerios de Medio Ambiente y de Agricultura y las CC.AA. tienen que abordar un estudio a nivel estatal sobre los regadíos existentes para evaluar la viabilidad económica y social de estos cultivos y eliminar aquellos ilegales. Además de ser importantes consumidores de agua (el 80% del agua que se consume en España), emplean grandes cantidades de abonos y productos fitosanitarios.

* Las CC.HH. y CC.AA. tienen que controlar los vertidos de las granjas, ya que estas instalaciones no están gestionando de forma correcta sus desechos.

La mayor cantera de lignito a cielo abierto

Para evitar el crecimiento incontrolado de la demanda de agua:

* El Gobierno debe promover una correcta transposición de la Directiva Marco del Agua.

* El MIMAM tiene que acometer la reforma de las Confederaciones Hidrográficas a nivel administrativo.

* Las CC.AA. y los Ayuntamientos tienen que limitar el crecimiento urbanístico y el crecimiento agrícola a los recursos hídricos disponibles en cada lugar (sobre todo el de segundas viviendas, complejos turísticos y regadíos).

* Los protocolos de sequía tienen que incluir políticas de preservación de suelos y de bosques para fomentar la retención de lluvias, su infiltración, la recarga de acuíferos y el freno de la desertificación.

* Los planes de desarrollo rural tienen que incluir la selección de cultivos, técnicas y sistemas de regadíos que más se adapten a las características edáficas y climáticas de cada zona para que sean más eficientes y consuman menos agua.

* Las Confederaciones y las CC.AA. tienen que mejorar los canales de riego y las redes de distribución de agua potable mediante sistemas rápidos de detección de fugas. Actualmente estas infraestructuras presentan, de media, pérdidas superiores al 30%.

* Las CC.AA. y Ayuntamientos tienen que fomentar la reutilización de aguas residuales para riego.

* El Gobierno tiene que instaurar políticas de precios del agua que fomenten el ahorro, repercutiendo los costes reales sobre los usuarios.

* El Gobierno tiene que realizar campañas continuas de educación e información sobre la conservación del agua, con propuestas de prácticas sostenibles de consumo, dirigidas no sólo a la ciudadanía sino sobre todo a los sectores industrial, agrícola y ganadero.

* El Gobierno tiene que obligar por ley a instalar sistemas de recogida separativa de agua de lluvia y aguas grises, especialmente en nuevos desarrollos urbanísticos.

* Las Confederaciones y CC.AA. deben renunciar a la construcción de nuevas presas y trasvases.

  (Enlaces...)

* Situación Ambiental de las Cuencas Hidrográficas de Galicia costa
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica Mediterránea Andaluza
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Tajo
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Norte
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Júcar
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Ebro
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Segura
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Guadiana
* Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Guadalquivir
* La Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica del Duero
* La Situación Ambiental de las Cuencas Hidrográficas, del interior de Cataluña
* La Situación Ambiental de las Cuencas Hidrográficas internas, del País Vasco
* La Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica, de las Islas Baleares.
* La Situación Ambiental de la Cuenca Hidrográfica, de las Islas Canarias

En As Pontes el mayor lago artificial de España.De mina a cielo abierto a lago de agua cristalina

De mina a cielo abierto a lago de agua cristalina. Vista del lago de 865 hectáreas en el que se ha convertido la cantera. - CINCO DÍAS

La Gitana, una de las siete lagunas o torcas inundadas de Cañada del Hoyo, en la Serranía Baja de Cuenca. ANDRÉS CAMPOS

CLAVES PARA UN DEBATE:
Con la esperanza mirando al cielo, ELPAIS.es -


  La nueva Ley de Costas 

  reduce en la práctica la zona de litoral protegida de 100 a 20 metros, por lo que las viviendas que se sitúan en esos 80 metros de diferencia pasarán de estar sometidas a controles muy estrictos para hacer obras o cambios en su estructura, a tener todos los parabienes para hacer obras cumpliendo la normativa de ayuntamientos y comunidades autónomas.

 Para entrar en este nuevo saco de regularización, las viviendas deben cumplir uno de estos requisitos: tener acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales y suministro de energía eléctrica. O bien, estar “en áreas consolidadas por la edificación, al menos en un tercio de su superficie”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario