686 EL ESPACIO RURAL


El espacio agrario 


 


  

PARA SABER MÁS, VER: 

El espacio agrario es el espacio natural que los seres humanos hemos modificado para llevar a cabo actividades agrícolas y ganaderas. En su formación intervienen factores físicos o naturales y humanos. Esto conlleva a un espacio humano con morfologías y sistemas de cultivos muy variados.

 ¿Qué influye en la formación del espacio agrario? Factores y elementos agrarios

El espacio natural posibilita la construcción del espacio agrario. Cuanto mayor sea el desarrollo tecnológico que posee una sociedad, menor será la influencia de los factores físicos en el espacio agrario, y por tanto, se tendrá mayor capacidad para modificarlo.

Los factores influyen (condicionan) en el paisaje agrario

Físicos: El clima… El relieve El suelo… 
Humanos: Densidad de población Tecnología: técnicas y herramientas
 El sistema económico: la forma de producir, distribuir y consumir 
Las políticas agrarias y medioambientales 
La historia y cultura de la sociedad…

Factores físicos

El clima. Los cultivos necesitan unas determinadas condiciones climáticas para su desarrollo, por tanto, a cada clima le corresponde un tipo de cultivo. Las bajas temperaturas o la falta de precipitaciones ponen un límite climático a los cultivos.
El relieve. Influye de varias formas. La altitud, que se relaciona con las temperaturas, o las fuertes pendientes, que impiden la formación de suelo y obligan a la construcción de bancales.
El suelo. Es la parte más superficial de la corteza terrestre, donde se encuentran los nutrientes y minerales que posibilitan el crecimiento de las plantas. Los suelos pobres o erosionados dificultan el cultivo.

Factores humanos

Factores demográficos. La necesidad de productos agrarios viene determinado por la cantidad de población que hay que alimentar. El desarrollo de la agricultura se produció hace unos 10.000 años. De las llamadas sociedades recolectoras se pasó a las sociedades agrarias, un avance capital en la historia.  Durante siglos la agricultura se ha ido perfeccionando y mejorando, pero fue la revolución industrial y la urbanización de las sociedades más desarrolladas quienes impulsaron a la producción agraria hacia una masiva comercialización, dando lugar a la siguiente gran transformación de la agricultura. El desarrollo de los transportes, también tuvo gran importancia.  A principios del siglo XX tuvo lugar la mecanización del campo, que acentuó el carácter comercial a gran escala de la agricultura. Esto produjo cambios en las formas de vida tradicionales. También se empezó a innovar con un nuevo tipo de agricultura más perfeccionado, la agricultura transgénica.
Técnicas agrícolas. Por medio de estas, el ser humano puede intentar superar los límites que los factores físicos le imponen. Algunas técnicas agrícolas son: los bancales, el riego, el abonado, la roturación, la mecanización y el desarrolla tecnológico.
Estructura económica. Las condiciones económicas de un país, influyen en el tipo de cultivo, las técnicas empleadas, y el destino final de la producción. En los países desarrollados se emplean más  las técnicas agrícolas, y por tanto hay mayor variedad de productos, que se destinan a los mercados internos o internacionales. En los países subdesarrollados, las técnicas agrarias utilizadas son muy escasas, y el destino final de la producción es el autoconsumo de las familias productoras.
Políticas agrarias. Los gobiernos y las leyes influyen en la formación del espacio agrario, mediante políticas agrarias. En los países desarrollados, están destinadas a las ayudas económicas de los agricultores. En los países subdesarrollados, actúan mediante reformas agrarias, la mecanización de los campos, y la comercialización de la producción. Es un factor muy importante, que puede determinar las características del espacio agrario y el tipo de cultivo implantado.

Los elementos definen el paisaje agrario:

El conjunto de todos los elementos que caracterizan el paisaje se denomina espacio agrario, que integran tanto el espacio cultivado, Como el espacio habitado.

Entre los elementos agrícolas encontramos:

-El parcelario (las parcelas)
-Los cultivos
- Los sistemas de cultivo 
-El hábitaT

PARA SABER MÁS, VER:
PAISAJE RURAL. HÁBITAT RURAL

Otros usos del suelo generan otros paisajes agrarios: La ganadería La silvicultura La rururbanización o uso residencial del suelo agrario.


Viñedos en los alrededores de Barbaresco, en la región del Piamonte, al norte de Italia. / HANS-PETER SIFFERT

Política Agrícola de los Países Desarrollados

En el curso de los años 80, las políticas agrícolas de los países desarrollados fueron objeto de severas críticas que pusieron en cuestionamiento la pertinencia y las posibilidades de continuar sustentando la intervención en la agricultura de acuerdo a la forma y los niveles en que venía siendo practicada.

En esta época, cualquier apreciación sobre el desempeño de las políticas agrícolas, a manera general, seguía los siguientes elementos: amparadas y protegidas, la continua expansión de la producción agrícola, pasó a encontrar límites en el lento crecimiento de los mercados interno y externo, llevando a un enorme stock y su colocación en los mercados mundiales a fuerza de grandes subsidios. El crecimiento de las exportaciones subsidiadas contribuyó a disminuir los precios internacionales, dificultó la posición de otros países exportadores y dio origen a serios conflictos comerciales. Los costos de las políticas aumentaron enormemente. Contrastaba con el crecimiento del stock, con los problemas ambientales provocados por la intensificación de la producción agrícola y, principalmente, con la desfavorable evolución de los niveles y la distribución de la renta de los agricultores, la escalada de costos que amparaba criticas en cuanto a la racionalidad de la intervención y la destinación de tantos recursos para amparar la agricultura en un ambiente de duras restricciones que venía comprometiendo el financiamiento de otras políticas públicas.

Este crítico periodo desató un amplio movimiento de reforma de las políticas agrícolas que procuró dar solución a los problemas generados o mal resueltos por la intervención notoriamente a al escalada de sus costos. La política agrícola norteamericana fue reformada en 1990 y la de la Comunidad Económica Europea (PAC) en 1992.

A estas reformas, emprendidas fundamentalmente por motivos domésticos, el acuerdo agrícola de la Ronda de Uruguay, firmado en abril de 1994, supuso una nueva disciplina internacional. El acuerdo general del GATT fue revisado, trayendo como consecuencia el establecimiento de nuevas reglas para el uso de los instrumentos de política agrícola y la fijación de límites para sus efectos comerciales.


La Unión Europea

Europa ha estado a la cabeza de la economía mundial durante varios siglos. En ella se sentaron las bases de la moderna organización económica, que nació con la Revolución Industrial, iniciada en el Reino Unido en el siglo XIX y expandida a todo el mundo. También en Europa se produjeron los avances técnicos y científicos que contribuyeron a la consolidación de aquélla y permitieron pasar de una economía agraria a un modelo de desarrollo basado en la industria. Sin embargo, el siglo XX ha visto desaparecer el liderazgo europeo, que ha sido sustituido por la pujanza de las nuevas superpotencias económicas, Estados Unidos y Japón.

La pérdida de la hegemonía europea se vio confirmada tras la Segunda Guerra Mundial, que supuso la destrucción de las estructuras productivas de un continente que sólo pudo rehacerse con la ayuda norteamericana. El conflicto bélico supuso también la división política en dos bloques, el capitalista occidental y el comunista oriental. En éste, agrupado en torno a la Unión Soviética, se puso en marcha un modelo económico altamente centralizado y basado en una rígida planificación, cuyo fracaso se hizo patente al producirse el derrumbamiento de las estructuras del poder comunista a finales de los ochenta.

La transición en los países ex-comunistas hacia una economía de mercado ha exigido grandes sacrificios sociales, y ha revelado el contraste existente entre Europa occidental y oriental. El triunfo político sobre el comunismo no puede esconder los graves desequilibrios y las enormes desigualdades que ensombrecen la aparente opulencia de los países occidentales, en muchos de los cuales existen bolsas de pobreza y marginación que se concentran en la periferia de las grandes urbes industriales. El paro y las dificultades de integración de los inmigrantes, cuyo número se prevé que aumente en los próximos años, son problemas de difícil solución.

Europa ha intentado hacer frente a la supremacía económica de Estados Unidos y Japón mediante la integración económica y política de sus diferentes estados, con vistas a crear un gran mercado a nivel continental. Así, la Comunidad Económica Europea se ha convertido en 1994 en la Unión Europea, que aspira a englobar a los países ex-comunistas y agrupa a quince países de Europa occidental entre los cuales se han eliminado las trabas a la libre circulación de personas y capitales. Otras organizaciones económicas en Europa son la EFTA (Asociación Europea de Libre Comercio) y la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico; también cuenta con miembros no europeos).

La aportación de la agricultura al producto europeo bruto es reducida en comparación a la de la industria y el sector de los servicios. No obstante, la agricultura europea es altamente competitiva, y cuenta con elevados rendimientos gracias a la mecanización y la adecuada racionalización de los cultivos. En general, la agricultura europea es de tipo mixto, con varios cultivos y producciones animales en una misma región. Tan sólo las vastas tierras de la Rusia europea se dedican al monocultivo de cereales, que, por otra parte, ocupan la mayor superficie de suelo cultivado en el continente. Destaca en especial el trigo, que es el principal producto de las fértiles "tierras negras" de Ucrania, uno de los mayores graneros del planeta. También es notable la producción de cebada, centeno, maíz, patatas, legumbres y remolacha azucarera. En la Europa mediterránea domina el policultivo de vid, cítricos, olivos y cereales. La ganadería es más importante en Europa occidental (Suiza, Holanda, Escandinavia), en la que se obtiene una considerable producción de leche y carne, y existe una cabaña ganadera altamente diversificada. La agricultura domina en el este y sur, donde aún se mantienen formas tradicionales de explotación de bajo rendimiento, que contrastan con las modernas y altamente rentables explotaciones de Escandinavia y Europa centroccidental.

PARA SABER MÁS, VER:


CULTIVOS

-está formado por parcelas, que son las unidades básicas de producción agraria y se caracterizan por:

  • Según su tamaño: pequeñas (menos de 50 hectáreas), medianas ( entre 50 y 100 hectáreas) o grandes (más de 100 hectáreas).
  • Según su forma: regulares o irregulares.
  • Según sus límites: campos abiertos (openfields), o campos cerrados (bocages).
El espacio habitado,
-es la parte del espacio agrario compuesto por viviendas y estructuras anexas donde reside la población. Puede ser concentrado o disperso.
 
Los sistemas de cultivos,
-son las distintas formas de cultivar para sacar el máximo provecho a las posibilidades que el espacio natural nos ofrece.

Según el aprovechamiento del agua, pueden ser:
  • De regadío, cuando se realizan abundantes aportaciones de agua a los cultivos mediante métodos artificiales. Los más importantes son: las hortalizas, algunas frutas, las patatas, el arroz y el algodón.
  • De secano, cuando los cultivos únicamente reciben aportaciones de agua de forma natural a través de las precipitaciones. Algunos ejemplos son: el girasol, la cebada, el centeno y la vid, el trigo y el olivo (trilogía mediterránea).
Según la variedad de productos que se cultivan:
  • Monocultivo. Se cultiva en exclusiva una única especie vegetal.
  • Policultivo. Combina el cultivo de distintas especies vegetales, ya sea en diferentes o en una misma parcela.
Según el grado de aprovechamiento de la superficie de las parcelas:
  • Intensiva. Busca el máximo aprovechamiento de la parcela, y la mayor producción posible; requiere grandes aportaciones de capital y trabajo, y suele llevarse a cabo en pequeñas o medianas parcelas.
  • Extensiva. Se desarrolla en grandes parcelas, con una producción no muy elevada.
Según la productividad del trabajo:
  • Alta productividad. Se obtiene un gran volumen de producción en relación al poco trabajo realizado.
  • Baja productividad. Se emplea mucha mano de obra en relación a la poca cantidad de productos obtenidos.
Combinando los cuatro sistemas de cultivo, hay cuatro tipos de pasajes agrarios:
  • Agricultura intensiva de alta productividad. Resultado de fuertes inversiones en mecanización y tecnología, que ofrecen abundantes cosechas con poca mano de obra. Típica en regiones con escaso suelo agrario.
  • Agricultura intensiva de baja productividad. Invierte poco capital y emplea mucha mano de obra. Se da en regiones subdesarrolladas con fuertes presiones demográficas y parcelas pequeñas.
  • Agricultura extensiva de alta productividad. Propia de los países nuevos con grandes espacios abiertos y con grandes parcelas. Requiere una fuerte mecanización.
  • Agricultura extensiva de baja productividad. Emplea técnicas muy rudimentarias, con escasa tecnología, en zonas con importantes estaciones secas. Se obtiene una producción muy escasa, que a veces no alcanza para alimentar a los propios agricultores. Es característica del África más subdesarrollada.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario