378 LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL: EL HOLOCAUSTO

 EL HOLOCAUSTO


'Una calle en el Gueto de Łódź' (1941), de Josef Kowner (1895–1967).
'Camino entre cuarteles, campo de Gurs' (1941), de Leo Breuer (1893–1975)
de la exposición han sido prestadas por Yad Vashem, el memorial israelí de la Shoah, Arte del Holocausto.
La mayoría presenta retratos de prisioneros, las humillaciones que sufrieron y la angustiosa sensación de impotencia y desesperación que imperó en los barracones de Auschwitz y de los otros campos de la muerte

En Historia, se identifica con el nombre de Holocausto a lo que técnicamente también se conoce, siguiendo la propia terminología del Estado nazi, como Solución Final (en alemán, Endlösung) de la cuestión judía: el intento de aniquilar totalmente a la población judía de Europa que culminó con la muerte de unos 6 millones de judíos. Entre los métodos utilizados estuvieron la asfixia por gas venenoso, los disparos, el ahorcamiento, los golpes, el hambre y los trabajos forzados.
Aunque las políticas criminales contra los judíos se habían ido desarrollando paulatinamente desde años antes, la decisión de afrontar el exterminio definitivo fue tomada, con bastante probabilidad, entre finales del verano y principios del otoño de 1941 y el programa emergió en su plenitud en la primavera de 1942. La persona encargada de su diseño y organización administrativa fue Heinrich Himmler. Por lo demás, fue la repetida retórica antisemita asesina de Adolf Hitler la que incentivó la ejecución de las matanzas, que contaron directamente además con su aprobación

De los seis millones de muertos que produjo el Holocausto, la mitad más o menos fueron asesinados en campos de exterminio como Auschwitz o Treblinka, en cámaras de gas o forzados a trabajar hasta morir, pero la otra mitad fueron aniquilados por grupos especiales de las SS, los Einsatzgruppen. Estos escuadrones de la muerte empezaron a actuar en Polonia en 1939 y luego se extendieron por toda Europa del Este, especialmente por la URSS. Primero avanzaban las tropas y luego venían estos siniestros grupos cuya misión no era militar ni estratégica. Sólo tenían un cometido: asesinar en masa a los judíos y otros grupos raciales considerados inferiores. Cuando Heinrich Himmler, responsable de las SS y uno de los encargados por Hitler de llevar a cabo el exterminio, vio el efecto que estas ejecuciones masivas producían sobre los soldados, manchados de sangre y restos de hueso después de pasar horas disparando a niños, mujeres y hombres, decidió buscar un método que no destruyese la moral de las tropas. Así surgieron las cámaras de gas que, por otro lado, los nazis ya habían utilizado dentro de su programa de eutanasia.


Judíos sometidos al proceso de selección en el andén de Birkenau, nada más llegar. YAD VASHEM
Solo en el campo de exterminio de Treblinka, fueron asesinadas entre finales de julio de 1942 y mediados de octubre de 1943, el plazo en que estuvo en funcionamiento, entre 870.000 y 925.000 personas, según los dos principales museos del Holocausto. Ajustando las fechas, suponen entre 1.916 y 2.037 asesinatos diarios

Sólo dos meses después de la llegada de Hitler al poder, los nazis abrieron el primer campo de concentración, Dachau, en 1933. Pero cuando comenzaron a llevar a cabo la Solución Final, la exterminación de los judíos de Europa, el sistema de los Lager dio un salto en el horror. El Estado hitleriano instauró dos tipos de campos, los de concentración, destinados a matar con trabajo esclavo a todo tipo de enemigos políticos y a aquellos que consideraban elementos racialmente impuros, desde judíos hasta homosexuales, comunistas o republicanos españoles, y los de exterminio, destinados a la aniquilación directa de seres humanos en cámaras de gas, todos ellos situados en la Polonia ocupada.

Leyes raciales de Nuremberg
 
Tras prohibir en abril que los judíos se pudiesen exhibir con la bandera de Alemania y expulsarlos en mayo del ejército, la mala imagen exterior que generaba todo este tipo de acciones, y la convicción de que se promovían desde el gobierno actos de vandalismo contra los judíos, se resolvió con la promulgación en septiembre de 1935 de las leyes raciales de Nuremberg, con las que se intentó contentar tanto a la burocracia del partido nazi como a sus elementos más radicales.
Las leyes "para la protección de la Sangre y el Honor Alemanes" despojaron oficialmente a los judíos de los derechos ciudadanos que todavía conservaban; también proscribieron los matrimonios y las relaciones sexuales extramaritales entre judíos y súbditos del Estado que fueran "de sangre alemana o afín", y vetaron a los judíos la posibilidad de emplear en sus casas a sirvientas alemanas de menos de 45 años (presumiblemente por miedo a que los hombres judíos pudieran seducir a jóvenes alemanes y engendrar hijos con ellas); asimismo, prohibieron que los judíos enarbolaran la bandera nacional (la esvástica) o los colores del Reich. La Ley de Ciudadanía del Reich proporcionaba igualmente una nueva definición de quién era judío y quién no lo era. (...) El objetivo declarado de las leyes (...) era, según el propio discurso de Hitler ante el Reichstag, "encontrar una solución civil definitiva [eine einmalige säkulare Lösung] para el establecimiento de una base sobre la cual la nación alemana pueda adoptar una mejor actitud hacia los judíos [eine erträgliches Verhältnis zum jüdischen Volk].

 La noche de los cristales rotos y el comienzo de las deportaciones y los guetos

 La primera deportación en masa se produjo en octubre de 1938, cuando 16.000 judíos de origen polaco fueron expulsados de Alemania, siendo abandonados en la frontera con Polonia, que les negó la entrada. El hijo de uno de ellos, Herschel Grynszpan, que residía en París, reaccionó asesinando al tercer secretario de la embajada alemana en París. La propaganda nazi calificó la acción como declaración de guerra y como un acto más de la conspiración judeomasónica mundial. Así, un día después de la muerte del diplomático, el 10 de noviembre, tuvo lugar la noche de los cristales rotos (Reichkristallnacht), pogromo instigado por el ministro de propaganda Joseph Goebbels, pero con la expresa aprobación de Hitler, que constituyó la exhibición pública de antisemitismo más violenta en Alemania desde la época de las cruzadas y un momento decisivo y de gran significación en el camino hacia el Holocausto
  

La Solución Final

 Solución al problema judío, en el que recogía las conclusiones de diversas discusiones al respecto entre distintos organismos del Reich. La idea principal que se exponía en el informe era la de concentrar a todos los judíos del Warthegau en un campo para 300.000 personas situado cerca del centro de la producción de carbón, para que los judíos aptos para el trabajo pudiesen ser explotados. Además, se señalaba, en relación con los judíos que no pudiesen trabajar y con aquellos a los que no fuese posible alimentar, que habría que considerar seriamente si la solución más humana no sería terminar con ellos mediante algún tipo de preparado de efecto rápido. Por lo demás, se sugería la esterilización de todas las judías para solventar el problema judío en esa misma generación. Así, pues, el informe destacaba la idea de genocidio  

  
Los campos de exterminio

Surgió una de las ideas más diabólicas de la historia, el exterminio industrial de un grupo étnico a través de cámaras de gas. Se crearon seis campos de exterminio, todos en la Polonia ocupada, todos situados cerca de nudos de comunicaciones: Chelmno, Belzec, Treblinka, Sobibor, Maidanek y Auschwitz-Birkenau. Pero este último era diferente de los demás, por su gigantismO

La tarde del 27 de enero de 1945, una patrulla de reconocimiento de la 107 División de Fusileros del Ejército Rojo, al salir de un bosque en medio de la nieve, atisbó el complejo de campos de concentración y de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Allí, a 43 kilómetros de la ciudad polaca de Cracovia, se encontraron con 7.000 supervivientes, sombras humanas ,famélicas y exhaustas. Pese a los cuidados médicos facilitados de inmediato, solo sobrevivieron la mitad.

Apenas una semana antes, 58.000 internos considerados capaces de caminar fueron obligados a salir de los campos y dirigirse hacia el oeste en la llamada ‘Marcha de la muerte’. Entre 9.000 y 15.000 presos murieron de frío, cansancio o fusilados en una agotadora caminata de más de doscientos kilómetros a temperaturas de 20 y 30 grados bajo cero con el único abrigo de su uniforme a rayas. Los que sobrevivieron fueron repartidos por otros campos de concentración en los que sufrirían durante los tres últimos meses de la guerra condiciones más terribles que las que habían padecido antes de miseria, hambre y enfermedades.

Entre 15 y 20 millones de personas murieron o fueron prisioneras en algunas de las instalaciones que el régimen nazi creó en Alemania o en sus países ocupados desde Francia a Rumanía, y que ahora se identifican en una gran enciclopedia cuyo último volumen está previsto que vea la luz en 2025. Los lugares ahora documentados no solo incluyen centros de la muerte, sino también 30.000 campos de trabajo forzado, 1.150 guetos judíos, 980 campos de concentración, 1.000 campos de prisioneros de guerra, 500 burdeles repletos de esclavas sexuales para los militares alemanes y miles de otros campos cuyo uso era practicar la eutanasia en los ancianos y enfermos, practicar abortos y germanizar a los prisioneros.

En un principio, los campos se construyeron para encerrar a los oponentes políticos del régimen, pero a medida que el nazismo se extendía como un cáncer por Europa, no solo se dio caza a los judíos sino también a gitanos, homosexuales, polacos, rusos, comunistas, republicanos españoles…

Todo el mundo tiene en su memoria las imágenes que muestran a miles de prisioneros hacinados en los llamados «trenes de la muerte» y en los campos de concentración y exterminio nazis. Más de 7.000 españoles pasaron por este trance


File:WW2 Holocaust Europe map-es.svg

Mapa que muestra la ubicación de todos los campos de exterminio, la mayoría de los campos de concentración, campos de trabajo, prisiones, ghetos, las principales rutas de deportación y los lugares de masacres.

Cantidad aprox. de asesinatos en los campos de exterminio
(Datos: Yad Vashem )
Nombre del campo Muertes .
Auschwitz 1.400.000
Belzec 600.000
Chelmno 320.000
Jasenovac 600.000
Majdanek 360.000
Maly Trostinets 65.000
Sobibór 250.000
Treblinka 870.000
El Holocausto está directamente asociado en la mentalidad popular a los llamados «campos de exterminio». Aunque no todos los judíos que murieron a causa de las políticas nazis lo hicieron en estos campos, lo cierto es que en ellos se pusieron en práctica de forma concentrada todos los sistemas y métodos (especialmente, el uso de cámaras de gas) que configuran la violencia extrema contra los judíos que desplegó el nazismo
 

Las cifras son tan salvajes que resultan casi imposibles de imaginar: por el complejo de Auschwitz pasaron 1,3 millones de deportados, de los que sobrevivieron 200.000. Un millón de los presos fueron judíos de casi todos los países de Europa, 450.000 de ellos húngaros. Murieron también gitanos, presos políticos polacos, prisioneros de guerra soviéticos, homosexuales, testigos de Jehová... Treblinka, que era un campo relativamente pequeño, estaba pensado sólo para matar. A diferencia de Auschwitz, no se producían habitualmente selecciones de presos para determinar quién debía morir y quién debía vivir. Todos estaban destinados a la muerte. Aquí, de nuevo, la cifra supera la razón: entre julio de 1942 y octubre de 1943, 750.000 seres humanos fueron asesinados.

 Un niño camina junto a los muertos del campo de exterminio de Bergen-Belsen. Alemania, 1945. "Esta imagen posee la característica de las grandes fotos, las que no solo reproducen la realidad, sino que van más allá. Es todo un contrasentido ver a ese niño alemán que probablemente no sabría ni lo que había pasado esos años tan cerca de él, caminando junto a los cadáveres... es brutal. No es extraño que instantáneas como esta dejaran tocado a George Rodger, que dejó este oficio pocos años después".
 Foto:GEORGE RODGER (GETTY)



PARA SABER MÁS, VER:

-PATRIMONIO CULTURAL Y MEMORIA
PATRIMONIO CULTURAL: VIDA (COTIDIANA), IDENTIDAD Y MEMORIA CULTURAL


-VEMOS CINE

Hannah Arendt
 
La película de Margarethe von Trotta   Hannah Arendt, ha obtenido la Espiga de Plata en la última Seminci.La película estrenada 2013 cuenta la condena a muerte del criminal nazi Adolf Eichmann, oficial de las SS y funcionario del Holocausto, vista por Arendt, alemana y judía.

La película sobre la filósofa alemana Hannah Arendt reconstruye la polémica que levantó hace 50 años su crónica del juicio en Jerusalén contra el jerarca nazi Adolf Eichmann

-RECURSOS

 27 de enero, Día Internacional de las Víctimas del Holocausto,
55 años del Holocausto
459 Memoria del Holocausto

HIS-CON-XX-GuerraFria  

No hay comentarios:

Publicar un comentario