387 CINE HISTORIA ROMA. CRISTIANOS Y GERMANOS


  CINE HISTORIA ROMA. CRISTIANOS Y GERMANOS


¿Le apasiona la historia? ¿Le gusta el cine "de romanos"? ¿Es un nostálgico de los gallineros de los viejos cines de barrio? ¿Es un friki? ¿Es de los que no concibe una Semana Santa sin ver en la tele Quo Vadis o Ben-Hur?

Las películas son la excusa para hablar de Roma, y las divertidas barbaridades de Demetrius y los gladiadores no nos ponen nerviosos porque sabemos que una película no es un libro, ni un documental, ni una tesis doctoral.

Le llevaremos de paseo por las tripas de esas películas que tanto le gustan, así que prepárese a dejarse quemar el brazo derecho, luchar contra Aníbal, enfrentarse a Craso, morir apuñalado por Bruto, remar al lado de Charlton Heston, quemar Roma, luchar en el Coliseo y vencer a los enemigos de la cruz. Le prometemos mucha toga, bastantes orgías, montones de batallas, algún que otro león hambriento, incontables cascos con cepillo rojo, una multitud de villanos maravillosos, múltiples erupciones y terremotos, abundantes forzudos y un puñado de obras maestras.

Las películas dedicadas a la antigua Roma y su imperio han dado lugar al ciclo o subgénero conocido en su apogeo de los años sesenta como peplum o cine de romanos. En realidad, este ciclo surge hacia 1910, siendo Cabiria (1914) el título decisivo de esa primera época, e incluye no sólo filmes históricos, sino también de tipo legendario, fantástico y de aventuras, cuyo ámbito espacial y temporal abarca la antigüedad egipcia, persa y griega. En buena parte, este cine de romanos también participa del espíritu del kolossal debido a la relevancia que adquieren los grandes decorados y las escenas de masas; y está constituido por rodajes italianos, tanto de producciones nacionales como de obras norteamericanas y de otros países en régimen de coproducción. La base histórica de la mayoría de los filmes se encuentra muy transformada por el filtro literario -desde los dramas para la escena de Shakespeare a las novelas del XIX y contemporáneas-, por la voluntad de entretenimiento espectacular y por las dificultades objetivas para la documentación de la época recreada.

Los orígenes legendarios de la fundación de Roma con Rómulo y Remo y el rapto de las sabinas aparecen en títulos como Rómulo y Remo y El rapto de las sabinas, entre otros. La rebelión de los esclavos ha sido plasmada a través del personaje de Espartaco en varios filmes, el más significativo de los cuales es, sin duda el de Stanley Kubrick. Las guerras entre Roma y Cartago, con particular hincapié en las hazañas de Aníbal, ya aparecen en la pionera Cabiria, adquieren un tinte más nacionalista en los años del fascismo italiano con Escipión el Africano (Gallone), cierta desmitifación en la obra homónima de Magni y en Aníbal o Cartago en llamas. Probablemente por el peso que las obras de Shakespeare les han otorgado, además de los propios textos de César, los personajes de Julio César, Cleopatra y Marco Antonio tienen una filmografía notable donde los esquemas dramáticos se superponen al trasfondo histórico. Aunque tiene interés Las legiones de Cleopatra, destacan las dos obras de Joseph L. Mankiewicz: Julio César y la Cleopatra de accidentado rodaje, que deben su consistencia respectivamente al dramaturgo británico y al esfuerzo por la reconstrucción histórica. También se plasman las campañas militares y la expansión del imperio en los territorios ribereños del Mare Nostrum (Oro para el César, Bajo el signo de Roma).


------------------------------------------------------------------------------------
Espartaco
Es algo más que una película de romanos. Stanley Kubrick supo combinar en ella el espectáculo épico, propio del género peplum, con profundas reflexiones sobre el poder, la libertad humana y la dominación del hombre por el hombre, convirtiéndolo también en un film de autor.
En Espartaco hay acción y emoción; peleas y luchas seguidas de intimidad y de romance. Todo ello rodeado de un halo de tristeza, como si el destino trágico del protagonista fuera el de todos los hombres y su lucha por la libertad, una imposible quimera.
Fue en 1955 cuando Kirk Douglas comenzó a poner en pie este monumental proyecto. Fundó su propia productora y compró los derechos de la novela escrita por Howard Fast, un autor incluido en la lista negra por su pasado comunista. Tardó más de tres años en tener todo a punto. La Universal financió parte del proyecto y la compañía del actor puso el resto hasta completar la nada despreciable cifra de 12 millones de dólares.
Espartaco(Spartacus)

-----------------------------------

Gladiator (El gladiador)


Cuando pintan bastos para el talento y la imaginación... la técnica y el dinero, al menos en Hollywood, están prestos a acudir en ayuda raudos, cual Séptimo de Caballería en las añoradas películas de mi infancia.

Había pasado mucho tiempo desde que Hollywood ofreciera el último peplum, género desalojado del salón hacia los oscuros rincones del desván de la memoria. Así que la vuelta del género tenía que ser espectacular, dentro de lo que se entiende hoy en día por espectáculo (algo más próximo a los fuegos artificiales que al rigor creativo) Actualmente parece que cualquier film en el que no se inviertan medios materiales desmesurados, casi indecentes, no merece la más mínima atención de los sesudos productores; que por lo visto siguen confundiendo cantidad con calidad.

Lo que sucede es que el envoltorio es tan maravilloso por lo general, y en este caso especialmente, que el hacer una crítica desfavorable resulta para mí algo casi sacrílego. Sin embargo, mi amor al cine clásico y a la historia son dos baluartes que me impiden propasarme en las alabanzas hacia esta obra de un director (Ridley Scott) al que respetaba por ser responsable de algunas de las mejoras películas de las recientes décadas.

Pero centrémonos en este galardonado film, con ya nueve años a sus espaldas y que, finalmente, he logrado completar tras tres visionados parciales, prueba del poco entusiasmo con que lo afrontaba.

Estamos en el año 180 D.C., el emperador Marco Aurelio (Richard Harris) dirige la campaña contra los germanos. A su lado está Máximo Décimo Meridio (Russell Crowe), valiente general al que le une un afecto filial. Cuando llega al frente su hijo Comodo (Joaquín Phoenix), que aspira a heredar el imperio, éste espera que su anciano padre lo nombre al fin su sucesor. Sin embargo, Marco Aurelio no ve en su hijo las virtudes de un buen gobernante y le anuncia que será Máximo el que lo sucederá con la tarea de devolver el poder al Senado. Humillado y dolido, Cómodo asesina a su padre y se proclama Emperador.


Así arranca Gladiator (El gladiador) (2000) y lo hace además de manera brillante: la campaña contra los germanos está muy bien filmada hasta el momento de la batalla, en que el director da rienda suelta al efectismo y los detalles escalofriantes en lo que ya es una odiosa costumbre del cine actual: mostrar en exceso para conmover de la manera más burda y chabacana posible. A partir de ahí, el argumento cae en los tópicos más elementales y a nadie sorprende la aparente caída del héroe y su progresivo ascenso. El guión es del todo previsible y por ello no es extraño que nos recuerde a otros films épicos de parecida hechura.


Venganzas personales que parecen mover los hilos de la historia a su antojo; amores imposibles; actos heróicos en el último instante que redimen toda una vida de humillación; malos malísimos carentes de escrúpulos; guerreros como castillos que sabemos que se desharán como azucarillos ante nuestro héroe, ... La lista de tópicos tendría la extensión misma del film. La guinda, claro está, reside en el sublime envoltorio: unos efectos especiales alucinantes, sobre todo en la recreación del Coliseo romano, que no dejan de asombrarnos pero que, por sí solos, no me aportan nada más que la constatación de los formidables medios técnicos que cuenta la industria del cine. Sin embargo, con modestas trasparencias, films de hace más medio siglo eran infinitamente más conmovedores y auténticos que estos mecanos en que se mezclan las dosis precisas de técnica, dinero, sexo y épica de bote para obtener la recompensa taquillera que se persigue detrás de tanta vacuidad.


Ridley Scott es un director con talento, de eso no hay duda y Gladiator (El gladiador) tiene el sello de aquel que controla su oficio. Pero para llegar al Olympo hace falta algo más. Es complicado definirlo: hubo directores que desde la modestia lograron films sublimes y otros que con superproducciones también alcanzaron la cima de su talento. La calidad no depende de cosas tangibles. Y a Ridley Scott, analizando el conjunto de su carrera, le falta ese pequeño plus que lo encumbre sin ningún género de dudas. De él dependía hacer algo más que un film resultón con el material y los medios de que disponía y se ve que optó por el camino fácil. Solo así se explican algunos planos absurdos (preciosos pero vacíos de significado) que salpican la película sin aportar gran cosa, salvo esa estética manierista de spot publicitario que invade el cine actual. Así se explica también el endulzamiento de algunas secuencias hasta hacerlas odiosas o que pasase de puntillas por la compleja personalidad de Cómodo, un filón sin explotar realmente ya que para ello hubiera sido necesario más atrevimiento y saltarse algunas normas que parecen encorsetar estos films en meros espectáculos circenses; o que se trate la historia como un cómic al uso donde poco importa si se es más o menos veraz con tal de ofrecer un plato al gusto de todos (la insistencia a lo largo del film de que restaure la República en detrimento al Imperio recuerda sin duda a la propaganda norteamericana de su maravillosa democracia en contra de regímenes dictatoriales en una sibilina manipulación histórica que apesta por todos lados). Se podrían enumerar multitud de "errores" históticos del film, pero para no aburrir y para centrarnos en los más chirriantes habrá que aclarar que Marco Aurelio confiaba plenamente en su hijo Cómodo y así hizo que cogobernase con él durante 3 años, hasta su muerte (no asesinato, naturalmente); Cómodo fue un emperador bastante amado por el pueblo, precisamente por mimarlo con abundantes juegos, y no murió en el Coliseo, sino en su palacio víctima de una conjura. Se podría argumentar que no se trata más que de una película y, como tal, se permite ciertas licencias. Pero entonces mi pregunta es ¿porqué buscan una referencia histórica tan concreta si no van a respetarla en lo más importante?


Pero no todo deben críticas, pues Gladiator (El gladiador) cuenta sin duda con algunos aciertos de indudable mérito. Y el reparto sin duda es el principal. Tanto Russel Crowe como Richard Harris o el excelente Joaquin Phoenix, en la piel del atormentado emperador Cómodo, y el malogrado Oliver Reed, que falleció durante el rodaje de la película, tienen una muy buena actuación; Connie Nielsen, en el papel de la hermana de Cómodo, también hace un trabajo realmente destacable.


Las escenas de lucha están en general resueltas de manera brillante. La pena es la tendencia a exagerar, a hacer de las peleas ejercicios casi de malabares. Es la manía de rizar el rizo más allá de lo realmente necesario. A Máximo, algunas veces, podrían haberlo vestido de Superman y la cosa hubiera pasado casi inadvertida. Quizá esa tendencia al espectáculo puro y duro esté en el origen de otro error lamentable: en una escena aparece un luchador disparando una ballesta cuando este en un invento de la Edad Media.


Otro acierto, ya citado antes, es la maravillosa recreación de Roma y sus monumentos. No deja de ser algo meramente técnico, pero el resultado es magnífico.


Al final, me duele ver como un film que contaba con grandes posibilidades (por medios y por las personas al frente) de ser realmente algo grande se quede en un espectáculo brillante pero tramposo donde se va con descaro a la parte más comercial. No solo es necesario una presentación fantástica para lograr una buena película, al menos no es así para mí. Lo principal, lo que le pido a un film, básicamente, es honradez. Me temo que este no es el caso.


La película ganó cinco Oscars: mejor film, actor principal (Russell Crowe), vestuario, sonido y efectos visuales.


http://archivosdecine.blogspot.com
PARA SABER MÁS, VER

GLADIATOR

La película de Ridley Scott Gladiator (pronúnciese en latín y no en inglés) ha supuesto la reactivación del género de lo que se solía llamar ...

clio.rediris.es/fichas/Gladiator/GLADIATORL.htm

-----------------------------------------------------------------------------------------------


La caída del imperio romano
(1964) Anthony Mann

----------------------------------------------------------------------------------------------


La Legión del Águila

The Eagle. Dirección: Kevin Macdonald. País: USA. Año: 2010

Sinopsis

Britania, siglo II después de Jesucristo. Dos hombres, el amo y el esclavo, se aventuran más allá de la frontera del mundo conocido en una búsqueda tan obsesiva como peligrosa que les llevará hasta los límites de la lealtad y la traición, de la amistad y el odio, del desengaño y el heroísmo... En el año 140 dC, el Imperio Romano se extiende hasta Britania, aunque su dominio no es completo dado que las tribus rebeldes de Caledonia (la actual Escocia) se han hecho fuertes en el norte. Marco Aquila (Channing Tatum) llega a Britania, decidido a restaurar la empañada reputación de su padre, Flavio Aquila. Hace veinte años que los 5.000 hombres de la Novena Legión, encabezados por Flavio y el famoso emblema de oro, el águila de la Novena Legión, marcharon hacia el norte, a Caledonia. Jamás volvieron. La legión y el emblema desaparecieron entre las brumosas montañas. Furioso, el emperador Adriano mandó levantar un muro para sellar el territorio. El Muro de Adriano se convirtió en la frontera más septentrional del Imperio Romano, en el límite del mundo conocido. Educado para convertirse en un brillante soldado y al mando de un pequeño fortín situado en el suroeste de la isla, Marco hace prueba de un valor inconmensurable durante un asedio. Roma le elogia, pero le separa del servicio debido a sus graves heridas. Marco, desmoralizado, convalece en la villa de su tío Aquila (Donald Sutherland), un oficial retirado. Durante una pelea de gladiadores, Marco pide impulsivamente que se perdone la vida a un joven gladiador, y Aquila compra al britano Esca (Jamie Bell) para regalárselo. Marco trata a Esca con desprecio, y el esclavo odia todo lo que es romano. Pero Esca jura servir al hombre que le ha salvado la vida. Al oír que se ha visto el águila de oro en un templo del lejano norte, Marco decide actuar y, acompañado por Esca, cruza el Muro de Adriano. Descubre que los montes de Caledonia ocupan una vasta y salvaje región. No le queda más remedio que fiarse del esclavo si quiere llegar a su destino. Se encuentran con Guern (Mark Strong), un ex legionario romano, y Marco comprende que el misterio de la desaparición de su padre seguramente tenga que ver con la identidad y lealtad de su esclavo. Descubrir el secreto se hace más apremiante cuando ambos se enfrentan a los guerreros del temible príncipe de los Foca (Tahar Rahim).

PARA SABER MÁS, VER:

Escipión el Africano (Scipione l'Africano)
Julio César (Julius Caesar)
La caída del Imperio Romano (The Fall of the Roman Empire)
Masada
Roma (Rome)
Yo, Claudio (I, Claudius)


------------------
Ben-Hur

entre el género épico y dramático, conoció su primera versión hace 91 años y en 1959 se estrenó la dirigida porWilliam Wyler, con el legendario Heston, rodada en Roma, producida porMetro-Goldwin-Mayer con el mayor presupuesto que hasta entonces. Una historia de los tiempos de Cristo» de Lewis WallaceEn la película de 1959, buena parte del filme se rodó en los estudios deCinecittà de Roma. Para llenar las escenas épicas de grandeza colosal, la película de Heston ocupó 300 set de Cinecittà, algunos de ellos procedentes de «Quo Vadis?» y readaptados, filmando durante 14 horas al día.

Un príncipe judío falsamente acusado de traición por su hermano adoptivo Messala oficial del ejército romano, y sucesivamente despojado de su título, separado de su familia y de la mujer que ama . Ben-Hur tiene que vivir como esclavo e iniciará un viaje para regresar a su patria y lograr su venganza sobre el hermano traidor.

Ben-Hur, 57 años después del film con Charlton Heston de protagonista, considerada como una de las mejores películas de la histooria del cine –ganó 11 Oscar en 1960- , vuelve a la gran pantalla, tras el remake que se ha rodeado con grandes medios enRoma y en Matera


 --------------------------
 Cleopatra

 ---------------------
Ab urbe condita.Veradera historia ¿historia verdadera?
Rómulo y Remo, La espada del vencedor
Ut sentias quam vile corpus sit iis qui magnam gloriam vident. Zurdo por omisión.
Brazo de hierro, Héroe sin patria
Delenda est Carthago. Odio eterno a Roma
Salambó, Aníbal, Escipión el africano, La destrucción de Corinto
Morituri te salutant. Un hombre de izquierdas (y su hijo)
Espartaco. El hijo de Espartaco
Tu quoque, fili mi. Estaba cantado
Julio César
Qualis artifex pereo!. Ardió Troya, perdón, Roma
Quo Vadis, La túnica sagrada, Demetrius y los gladiadores
INRI. ¿Cuánto tiempo llevas remando XLI?
Ben-Hur
Admiror, paries, te non cecidisse ruinis. La mano de Dios,
la boca del Vesubio y el azufre de Sodoma.
Los últimos días de Pompeya, Año 79. La destrucción de Herculano
Sic transit gloria mundi. Demasiado cómodo
La caída del Imperio romano, Gladiator, Una espada para el Imperio
In hoc signo vinces. A cara o cruz
Constantino el Grande Juan J. Alonso, Enrique A. Mastache y Jorge Alonso Menéndez-



 --------------------------

CRISTIANISMO:
-----------------------------

 Noé

Darren Aronofsky,

 En un mundo destruido por la perversión de los hombres, un humilde carpintero llamado Noé (interpretado por Russell Crowe

 Dios, cansado del corrupto y depravado comportamiento de los seres humanos a los que él mismo dio vida, advierte a Noé de un necesario e inminente diluvio universal que depure y libere a la tierra de la acción humana. El respetuoso carpintero de buen corazón se convierte en el elegido para asegurar el éxito de este plan divino, es responsable de proteger a aquellas especies que no son partícipes de la devastación de la naturaleza y la decadencia del planeta.
Noé tendrá que construir un arca gigante para salvar a su familia, donde deberá reunir a una pareja de cada especie animal para preservar su conservación y crecimiento tras el apocalíptico diluvio que acabará con la humanidad y su fatídica conducta. El arca evitará que los seres que estén dentro mueran ahogados y los mantendrá con vida para una posterior reconstrucción del universo.


  -----------------------------------
 'Hijo de Dios' ('Son of God').
 2014
Relata la vida completa de Jesuscrito, la primera que se hacer en casi 50 años

 dirigida por Christopher Spencer y protagonizada por Diogo Morgado como Jesús, Darwin Shaw como Pedro, Roma Downey como María y Greg Hicks como Poncio Pilatos, entre otros. Esta producción sobre la historia de Jesús, fue grabada en lugares exóticos y cuenta con  efectos visuales dirigidos por el ganador del Oscar Hans Zimmer. La historia del hijo de Dios está basada en la exitosa y aclamada serie “The Bible”

 --------------------------
Los Diez Mandamientos

1956 Duración (211,03 minutos) Estados Unidos

SINÓPSIS
Muy pocas películas han logrado igualar la gran espectacularidad y magnificencia absoluta del remake que en 1956 realizó Cecil B. DeMille de “Los Diez Mandamientos”. Rodada en Egipto y en el monte Sinaí, con uno de los decorados más colosales jamás construidos para una película, esta versión narra la historia de Moisés, favorito de la familia del faraón, que decide renunciar a su vida de privilegios para conducir a su pueblo hacia la libertad.

------------------------------------------------------
LA ÚLTIMA TENTACIÓN DE CRISTO


pictureDIRECCIÓN Martin Scorsese 


AÑO 1988 PAÍS Estados Unidos 
GÉNERO Biográfico. Drama histórico 
 
SINÓPSIS 
 
Martin Scorsese y su habitual guionista Paul Schrader dan su personal
 visión de la vida de Cristo. Un estupendo, atípico y controvertido film que ahonda
 en la vertiente más humana de Jesús de Nazaret, y que causó en su estreno una gran
 polémica -boicots a los cines, intentos de prohibición, etc.- que no consiguió 
sino dar más publicidad a la película. Nominada al Oscar a la mejor dirección. 

El trabajo cinematográfico más polémico en torno a la representación de Jesús fue, y sigue siendo, La última tentación de Cristo, adaptación de la novela de la Nikos Kazantzakis dirigida por Martin Scorsese en 1988. La cinta, al igual que su matriz literaria, evitó la inspiración en los Evangelios para adentrarse en un objeto poético que indagaba en el conflicto, instaurado en Cristo, entre la carne y el espíritu. El estreno se saldó con cines incendiados y amenazas de muerte por parte de fanáticos a quienes les resultaba inadmisible la imagen de Jesucristo compartiendo vida marital con María Magdalena sin obviar el lecho, por más que este fragmento quedara circunscrito en el margen estricto de la tentación que Cristo experimenta en la cruz (daba igual: la mayor parte de los fundamentalistas ni siquiera habían visto la película). La Iglesia, por su parte, condenó la película no por la escena en cuestión sino por su contenido herético, propio del adopcionismo (derivación gnóstica que considera que Cristo no nació siendo Hijo de Dios, sino que fue posteriormente adoptado o arrebatado por el Espíritu) para la solución de la ecuación imposible entre la divinidad de Dios y la corrupción del cuerpo. La polémica ensombrenció en 1989 la muy interesante película de Denys Arcand Jesús de Montreal, que ahondaba precisamente en los riesgos de la representación artística de Jesucristo. En 2004, Mel Gibson llevó a los extremos del sadismo la prefiguración profética del Cordero entregado al suplicio y la muerte para la redención de la humanidad en La Pasión de Cristo. Y un caso especialmente cercano es El discípulo, de Emilio Ruiz Barrachina, con un Jesús ya finalmente desprovisto de consideraciones divinas y tocado de rigor histórico. Pero esta historia sigue. Apenas ha empezado.

--------------------------------------




--------------------------------
 GERMANOS
--------------------------------

ASTERIX, EL GALO

 Ray Goossens
1967 Francia , Animación

SINOPSIS
 En el año 50 antes de Cristo toda la Galia ha sido ocupada por los romanos... ¿Toda? no; una pequeña aldea de irreductibles galos resiste incansable al invasor. En el campamento romano proximo de Petibonum, Caius Bonus esta muy enfadado porque sus patrullas, cada vez que se encuentran con alguno de los habitantes del pequeño pueblo galo, son derrotadas y dispersadas. Ello es debido a que los galos toman una pocima magica que les hace invencibles, cuya forrmula secreta solo es conocida por el druida Panoramix. Los romanos secuestran al druida, pero no consiguen que les revele la formula secreta. Entretanto, Asterixix, que ha echado de menos a Panoramix, se introduce en el campamento romano para liberarle...



 MÁS:

Aníbal (Annibale)
Aníbal, el peor enemigo de Roma (Hannibal, Rome worst nightmare)
Druidas(Vercingetorix)


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario