391 CINE SOBRE LA GUERRA FRIA

 Guerra Fría


El cine occidental -principalmente norteamericano- tiene un ciclo de cine anticomunista en los años de la guerra fría, desde finales de los cuarenta a primeros de los sesenta. Este ciclo hace hincapié en la demonización de la Unión Soviética a través de historias de agentes infiltrados que tratan de dinamitar el modo de vida occidental con comportamientos terroristas. La Unión Soviética hace lo mismo, y propone contra los peligros capitalista.

La guerra fria está muy presente.. . Nos entramos en un mundo de espias y contraespionajes. Numerosos conflictos pueblan el mundo. Cada uno de ello tendrá reflejo en el cine.
No faltará la propaganda.

La temática espacial es bastante popular en el cine ruso desde hace ya mucho tiempo. Aun muchos años antes del primer vuelo espacial de Yuri Gagarin, en 1961, los cineastas soviéticos fantaseaban sobre los nuevos descubrimientos. La Guerra Fría y la "carrera espacial" entre las dos superpotencias mundiales casi hizo imposible mostrar en las pantallas las verdaderas dificultades y obstáculos que tuvieron que atravesar los impulsores del programa espacial y los primeros cosmonautas soviéticos hacia los descubrimientos

 La sospecha de afiliación comunista de cineastas tiene en el suceso de la caza de brujas del maccarthysmo un lamentable hecho histórico que ha quedado plasmado en varias películas, con una perpespectiva apologética (Big Jim McLain, La ley del silencio), metafórica (El beso motal, People Will Talk, El crisol) y con una revisión crítica en Caza de brujas, The Hollywood Ten o, circunstancialmente, The Majestic.

Otro aspecto del cine de la guerra fría es su insistencia en la ausencia de libertades en los países del Este y la inhumanidad de sus regímenes políticos o de los partidos comunistas occidentales bajo su mandato (Fugitivos del terror rojo, The Steel Fist, Persecución en Madrid, The Red Menace, Perseguidos, The Woman on Pier 13, Rapsodia de sangre), que destruyen familias o impiden la realización del amor (Los jóvenes amantes, No me abandones, Traición), se comportan con crueldad con los presos (Embajadores en el infierno), persiguen a los prófugos que se exilian en Occidente (Los ases buscan la paz) o captan a occidentales para sus intereses (Decisión a medianoche)


 Con el fin de la guerra fria, nuevas visiones cineastas se nos proponen. El reivisones plantea nuevas visiones.

-------------------------

¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú

La fama le llegó a Stanley Kubrick con sus films más ambiciosos (2001: una osisea del espacio, La naranja mecánica, El resplandor, ...) y, sin embargo, yo prefiero sus películas más modestas (Atraco perfecto, Senderos de gloria o esta misma), alejadas del barroquismo y cierta presunción de su filmografía más elogiada.

¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (1964) está basada en Red Alert de Peter George, centrada en los peligros de la Guerra Fría. Kubrick tuvo la feliz idea de darle al guión un giro radical y ofrecernos una versión humorística y rozando lo absurdo de la trama original.

Cuando el general Jack D. Ripper (Sterling Hayden), obsesionado con las conspiraciones comunistas, se salta las normas de seguridad y decreta el ataque a la URSS desde su puesto de mando en una base de la Fuerza Aérea de USA, se inicia una peligrosa cuanta atrás hacia el fin del mundo. En el Pentágono, el presidente de los Estados Unidos (Peter Sellers) intentará convencer a su colega soviético que todo es un lamentable error mientras ordena detener el ataque. Desgraciadamente, un bombardero americano seguirá adelante con los planes de bombardear territorio soviético, ignorante de las nuevas órdenes de detener la misión.

Si la película merece verse repetidas veces es en parte por la colección genial de personajes absurdos y ridículos que la pueblan, crítica atroz de políticos, militares y científicos en cuyas manos recae el futuro de todo el mundo. Será la locura de un general paranoico la que desencadena un ataque suicida y los supuestos responsables de dirigir los destinos del mundo se presentan como seres idiotas o, aún peor, fanáticos sin pizca de sentido común.

Destaca la triple interpretación de Peter Sellers, que encarna a un asustado militar inglés, al presidente de los EEUU y a un delirante científico de oscuro pasado nazi. A su lado, un genial Sterling Hayden, que trabajara ya con Kubrick en Atraco perfecto (1956), como el general chiflado que desencadena el conflicto o el histriónico George C. Scott, en el papel de un general belicoso y paranoico con un odio visceral hacia los comunistas y de cuya boca salen algunas de las frases más geniales de la película. Como memorables también otras frases: "¡Caballeros, aquí no pueden pelear!¡Están en la Sala de la Guerra!" o la lista de material de supervivencia del bombadero ("Con esto se puede pasar un fin de semana en Las Vegas") o las obsesiones del general de la base aérea (Sterling Hayden) con los fluidos corporales. Tampoco faltan escenas para la historia de iconos del cine, como la del capitán T.J. King Kong (Slim Pickens) cabalgando a lomos de una bomba atómica en una secuencia delirante y grotesca.

Sin duda un film demoledor y al tiempo hilarante, con una puesta en escena soberbia de Kubrick, realzada por la maravillosa fotografía en blanco y negro de Gilbert Taylor
http://archivosdecine.blogspot.com/

--------------------------
- El caso FischerEdward Zwick,, 115 min,Estados Unidos

Sinopsis

La historia de la preparación y del legendario enfrentamiento por el campeonato del mundo entre Bobby Fischer, campeón de ajedrez norteamericano, y el campeón ruso Boris Spassky. El duelo, que tuvo lugar en 1972, en plena Guerra Fría, fue mucho más que un conjunto de partidas para conquistar un campeonato; prueba de ello es que captó la atención televisada de todo el mundo. sus torneos pasan a convertirse en un asunto nacional, sobre todo justo antes de que participe en la partida del siglo, la final del Campeonato Mundial que tuvo lugar en Reykjavik en 1972.

-------------------------

Al Otro Lado Del MuroAl Otro Lado Del Muro

Título original: Westen
Año: 2013, Duración: 102 min..País: Alemania Alemania,Director: Christian Schwochow, Género: Drama | Años 70

Sinopsis

Empezar de cero, comenzar una vida nueva y dejar el pasado y la tristeza atrás. Eso pretendieron en los años setenta Nelly Senff (Jordis Triebel) y su hijo Alexei (Tristan Globel) cuando escaparon de Berlín Oriental para buscar un futuro en la Alemania del Oeste, supuestamente más hedonista y menos represiva.

---------------------
- Cuando cae la nieve


 Shamim Sarif
País: Reino Unido, Serbia
Estreno en USA: 2016

- 1950, Moscú. Katya es una espía estadounidense en plena carrera armamentística de la Guerra Fría. Cuando le asignan su misión más importante, conseguir información secreta de la joven promesa del gobierno ruso, Alexander, lo último que espera es que va a enamorarse de él. Intentar conciliar su pasión hacia a él con su rechazo al comunismo la llevará a hacer el mayor de los sacrificios, un gesto que Alexander descubrirá treinta años más tarde. (FILMAFFINITY)

----------------------------
Good Bye, Lenin! 
Wolfgang Becker,   alemana,  de 2003

Octubre de 1989 no era el mejor momento para entrar en coma viviendo en la República Democrática Alemana, y eso es precisamente lo que le ocurre a la madre de Alexander Kerner (Daniel Brühl), Christiane, una mujer orgullosa de sus ideas socialistas y miembro del Partido Socialista Unificado de Alemania. Entregada a la política tras el abandono y huida de su marido aAlemania Occidental, pierde el conocimiento al ver a su hijo metido en disturbios a raíz de una manifestación en contra de Erich Honecker, con la política del estado que tanto admira.


--------------------------------------

Alemania año cero (1947).

 de R. Rossellini. Con toda la fuerza de las imágenes reales.
Ladrón de bicicletas (1946), 

de Vittorio de Sica. Recursos escasos susceptibles de usos alternativos.
Rocco y sus hermanos (1960), 

Luchino Visconti
Estado de Alerta (The Bedford Incident)
Solidaridad (Solidarnosc, Solidarnosc...)

La insoportable levedad del ser

No hay comentarios:

Publicar un comentario