516 LA CRISIS DE 1929 Y LA GRAN DEPRESIÓN


ESQUEMA :  La Crisis de 1929: causas y desarrollo


El período situado entre el fin de la Primera y la Segunda Guerra Mundial se caracteriza por grandes desequilibrios económicos, que desembocaron en la crisis más grave que ha conocido el sistema capitalista. Comenzó en Estados Unidos y debido a las estrechas relaciones que había entre los países capitalistas, afectó a todo el mundo, produciendo un gran número de cesantes. La primera manifestación de la crisis se produjo en la bolsa de Nueva York, cuando la cotización de las acciones comenzó a bajar y el 24 de octubre cundió el pánico entre los inversores y el mercado del dinero se derrumbó. La crisis también afectó a nuestro país y sus consecuencias fueron desastrosas para miles de obreros y para nuestro sistema económico en general.

Desde 1925 la economía americana había crecido de una forma continua, los beneficios de la bolsa eran enormes. Después de varios años de crecimiento espectacular sobreviene bruscamente una crisis en la bolsa de Nueva York, las acciones de las empresas caen en picado pues todo el mundo quiere vender para recuperar algo de lo que tenía invertido. La causa de todo esto es el crecimiento artificial de la bolsa que no se ajusta a la realidad económica y hace de la especulación una norma. Ese desajuste entre el estado real de la economía y el de la bolsa hace que  ésta explote en 1929 reduciendo a la nada el valor de la acciones y produciéndose la quiebra de las empresas al no disponer de capitales, esto genera paro, inflación...
De Estados Unidos la crisis pasa a Europa donde había invertido mucho capital norteamericano y que ante la crisis se retira de Europa, ésta, y sobre todo Alemania y Austria principalmente, al quedar descapitalizadas, son arrastradas a la crisis.

Las causas de la crisis.

*.- Superproducción ante un mercado que no demanda más productos.
*.- Subconsumo, el desarrollo económico de la etapa anterior ha beneficiado a las clases altas, pero la inmensa mayoría de la población se ha empobrecido y así se ha reducido su capacidad adquisitiva.
*.-  Algunos autores también han visto en la crisis algo consustancial con el carácter cíclico del sistema capitalista en el que se alternan etapas de crecimiento y crisis periódicas.

Dos causas determinantes se combinan con factores secundarios para agrandar más la profundidad de la crisis.

1. El crecimiento artificial de la bolsa.

La mayoría de los autores se fijan en el comportamiento de la bolsa de Wall Street (Bolsa de Nueva York) para explicar el fenómeno.
La caída brusca de la bolsa es un eslabón más en la cadena y la importancia económica de Estados Unidos (primer productor mundial, primer mercado mundial) hace que en la caída arrastre a muchos países y la crisis tenga unas dimensiones mundiales.

Desde 1925 la economía norteamericana había ido creciendo de una manera importante, se supera aquí la crisis de la posguerra, es la etapa de la “prosperity” y de los locos años veinte en los que reina el optimismo.
Uno de los mejores negocios era invertir en bolsa ya que las ganancias estaban garantizadas.
Invertir en bolsa hace que muchas empresas se descapitalicen, pero en contrapartida obtendrán créditos muy fáciles para su financiación. Los créditos que los bancos prestan crecen de una manera espectacular ya que se dan con mucha facilidad y así mucha gente solicita créditos para invertir en la bolsa (los bancos buscan más la especulación que la inversión), incluso los corredores de bolsa prestaban dinero a los inversores tomando como garantía los valores comprados, algo que en condiciones normales no es aconsejable.
La bolsa fue creciendo así de una manera espectacular debido a la especulación de los inversores sin tener correspondencia con el desarrollo real de la economía, ese desajuste entre la bolsa y la economía tenía que estallar por algún lado.

En el año 1928 se dieron los primeros síntomas de que la tendencia alcista de la bolsa podía cambiar:
*.- contracción de la industria de la construcción,
*.- quiebra de algunas empresas,
*.- retirada de algunos capitales invertidos en Europa cuando el gobierno de los EE.UU quiso limitar el crédito...

En términos generales no se hizo caso de estos primeros avisos.
El jueves 24 de Octubre de 1929 se produce el desplome de la bolsa, es el inicio de la crisis.

2. La superproducción y el subconsumo.

*.- En la industria se había producido un incremento importante de la producción tras la recuperación de la crisis de 1921 y el desarrollo había sido constante hasta 1927, generándose abundancia de productos industriales.
*.- En la agricultura el aumento de la producción era importante, varios años de buenas cosechas habían generado superproducción, ésta se veía subrayada por la incorporación de otros países a la producción de forma masiva: Argentina, Canadá, Europa ya recuperada... con lo cual a escala mundial hay superproducción de productos agrícolas y no hay mercados suficientes para absorber los excedentes.

*.- A este fenómeno de superproducción habría que sumarle, el fenómeno del subconsumo: el crecimiento de la producción no genera un reparto de las rentas o de los niveles de vida.
En el campo concretamente la situación era crítica ya que al existir abundancia de productos agrarios los precios son bajísimos y el campesino se ve arruinado al no obtener beneficios.

*.-  La superproducción genera una bajada espectacular de los precios de los productos agrícolas e industriales al no poder ser absorbidos por el mercado, esta caída generara cierres de empresas, ruina de granjeros...

*.- Cuando a todo esto se sumen los efectos de la caída de la bolsa, el panorama será terrible.

II. El desarrollo de la crisis.

1. La crisis en Estados Unidos.
La crisis de la bolsa será determinante. Desde septiembre de 1929 la tendencia alcista de la bolsa se estanca o inicia un descenso después de varios años de crecimiento ininterrumpido.
Este descenso de la bolsa está determinado en parte por la bajada del precio del cobre y el acero. Son los primeros indicios de que algo iba mal, tras este aviso algunos venden, pero los especuladores siguen comprando.
En la última semana de octubre se produce la explosión, el desplome de la bolsa.
Desde el 21 se acumulaban las órdenes de venta, viendo que la cosa iba mal muchos quieren vender sus acciones para recuperar su dinero, como había más órdenes de venta que compradores el precio de las acciones baja.
Esta tendencia a la baja se ve frenada por la compra de muchas acciones por la Banca Morgan.
El 24 de octubre de 1929, llamado el jueves negro, se produce un desplome espectacular de la bolsa, 13 millones de acciones salen al mercado y no encuentran comprador, ese desajuste entre la oferta y la demanda hace que el valor de las acciones caiga en picado.
El 29 de octubre son ya 16 millones, el pánico es tremendo, todo el mundo quiere vender para recuperar algo del capital.
Empezaba una Crisis que duraría varios años.
En la primavera de 1930 la Banca Morgan saca al mercado las acciones que había acumulado, de nuevo el pánico es tremendo y se produce la ruina de millares de accionistas modestos.

Una idea de los que estaba pasando:
*.-  el valor de las acciones de la Chrysler pasó de 135 a 5,
*.-  y en la Steel de 250 a 22.
La bolsa se había desinflado.
Las repercusiones de la crisis bursátil abarcan todos los aspectos de la economía.
Los bancos necesitan dinero en efectivo y venden sus acciones, a la vez, la gente que tenía sus ahorros en los bancos se agolpó en masa para retirarlos, el banco lo tenía invertido en inversiones a medio y largo plazo y no disponía de ese capital, se produjeron suspensiones de pago y quiebra de bancos.
En 1929 cerraron 642 bancos, en 1930 lo hicieron 1.345, y en 1931 2298.
En el panorama empresarial la situación se hizo angustiosa, los créditos que antes se obtenían de manera fácil ahora son imposibles, ante la falta de capital se produce el cierre de muchas empresas y el paro aumenta de manera espectacular.
El Gobierno de los Estados Unidos tardó en actuar y las primeras medidas no fueron efectivas, el presidente Hoover no se cansaba de decir que era algo pasajero y que la prosperidad estaba a la vuelta de la esquina.

2. La expansión de la crisis al resto del mundo.

a) La crisis a escala mundial.
Estados Unidos era el primer productor mundial y también el principal mercado, tiene invertidos capitales por todo el mundo, principalmente en Europa, América Central y América del Sur, y al producirse la crisis los va a retirar.
Las dimensiones mundiales de la economía estadounidense y la exportación de sus capitales son factores estructurales, permanentes. Al retirar los capitales estos países se ven privados de financiación, se sumieron también en la crisis y dejaron de comprar productos americanos, se produjo así un primer paso en la perturbación de los intercambios comerciales.

b) La crisis en Europa.
*.- De todos los países europeos los más afectados van a ser Alemania y Austria. Eran los que más dependían del capital estadounidense.
En 1930 el Reichstag alemán rechazó los ajustes presupuestarios que solicitaba el Gobierno, el Gobierno como respuesta disuelve el Reichstag y se convocan nuevas elecciones que suponen el ascenso de Hitler y el Partido Nazi que capitalizó el descontento popular.
En mayo de 1931 el Kredit Anstall, principal entidad financiera austríaca con el 70% del capital privado del país, suspende pagos, la situación es dramática.
El presidente Hoover declaró una moratoria de un año en los pagos de las deudas entre los países, no sirvió de nada ya que no evitó el cierre de los bancos.

*.- Francia fue el país menos afectado por la depresión. Esto fue debido a que estaba menos industrializada y tenía  una agricultura diversificada (los países dependientes de un solo producto o actividad, se tambalean si caen los valores de ese producto o actividad.
No obstante tuvo algunas dificultades que se tradujeron en la quiebra de algunos bancos.

*.- Gran Bretaña tenía varias ventajas para afrontar la crisis. En primer lugar tenía oro en sus dominios y ello respaldaba su moneda.
En segundo lugar, dadas las dimensiones mundiales de su imperio, podía comerciar y obtener productos sin que le afectase la crisis del comercio. Además, la bajada de los precios de los productos alimenticios le benefició.
A pesar de todo tuvo que hacer ajustes: abandono del patrón-oro y la devaluación de la libra, además, tras siglos de librecambismo, volvió al proteccionismo.

c) La crisis del comercio internacional y los intentos de solución.
En 1933 las grandes potencias se reunieron en Londres para intentar solucionar la  reducción del comercio internacional ante la adopción del proteccionismo por casi todos los países.
Esta reunión acabó en un fracaso, se perdió el principio de solidaridad entre los países y a partir de ahora cada uno iría de por libre.


ESQUEMAS:

Para ver más ampliado los esquemas pinchar sobre ellos.



[entreguerras_2.jpg]
[entreguerras_3.jpg]



No hay comentarios:

Publicar un comentario