689 TURISMO EN ESPAÑA



EL TURISMO EN ESPAÑA

La situación geográfica de España y el desarrollo de una potente industria es uno de los principales activos para que nuestro país sea la segunda potencial en turismo de todo el mundo.
El año 2011 se cerró con un aumento de las pernoctaciones en hoteles de un 12,7% en relación con el año anterior. Para este año, y pese a la crisis, el Gobierno y el sector empresarial espera un aumento de un 2,7% en la entrada de turistas extranjeros, con lo que se alcanzarán los 58,4 millones y seremos el primer país europeo en llegadas de turistas.

El récord de turistas alcanzado el pasado 2013, con más de 60 millones de visitantes, batiendo el anterior tope histórico de 2007 y recuperando el tercer puesto mundial en recepción de visitantes (detrás de Francia y Estados Unidos, primero y segundo, respectivamente).

 En el 2013, representó para nuestro país un 15,7% del PIB y
 generó 2,6 millones de puestos de trabajo, el 15,8% del empleo total.

La posición de España es la segunda a nivel mundial en cuanto a ingresos totales e ingresos por turista, 52.500 millones de dólares en total y 996 por cada turista, sólo por detrás de Estados Unidos, que tiene 103.500 millones de dólares de ingresos y 1.731 dólares por cada turista individual. Dentro del ámbito europeo, por detrás de España, se sitúa Francia, con 46.600 millones de dólares de ingresos por turismo, e Italia, con 38.800 millones. En el pasado Francia llegó a superar a España pero la situación revertió hace unos años.
El superávit exterior de la partida de turismo y viajes supera desde el año 1998 los 20.000 millones de euros y, en el año 2011 se superó la anterior cifra al alcanzarse un superávit de 30.600 millones de euros.

 Estos datos confirman que el turismo tiene una importancia estratégica como factor reequilibrador de las cuentas exteriores de la economía española, donde las importaciones suelen superar a las exportaciones.

 DEFINICIONES:

Viajeros: Personas que viajan independientemente de sus motivaciones.
Visitantes: Viajeros que se trasladan fuera de su residencia habitual cuya motivación no es ejercer una actividad remunerada.
Turistas: visitante que pernoctan en el destino y hacen uso de servicios turísticos.
Excursionistas: desplazamientos con fines recreativos de menos de 24 horas de duración.
TURISMO: Actividades que realizan las personas durante sus viajes y estancias en lugares distintos al de su entorno habitual, por un período de tiempo consecutivo inferior a un año, con fines de ocio, por negocios y otros motivos (OMT)


turismo españa 2017, ine-elpais

EL TURISMO.

El turismo es una actividad que lleva implícito un desplazamiento temporal de residencia y objetivos de ocio. En el siglo XX se ha convertido en un fenómeno de masas, produciéndose un gran incremento de visitantes.

En el primer trimestre de 2008, cuando la economía española todavía crecía y el paro no superaba el 10%, el turismo daba trabajo en España a 2.533.080 personas, 611.441 más que entre enero y marzo pasados, cuando la cifra de ocupados se situó en 1.921.639 personas.


El turismo en España experimentó su máximo empuje en la década de 1960 convirtiéndose en un fenómeno de masas de procedencia sobre todo extranjera. A este turismo, más tradicional, se le ha añadido en los últimos años el turismo de interior, que ha supuesto una auténtica expansión de las actividades turísticas.

MODELO TURÍSTICO TRADICIONAL

El modelo turístico de los 60 se caracteriza por una oferta dirigida a una clientela masiva, de poder adquisitivo medio-bajo, en zonas de sol y playa.

El modelo turístico implantado a partir de 1960 se caracteriza por:

      • Abundante oferta
      • Demanda masiva
      • Demanda mayoritariamente de poder adquisitivo medio-bajo
      • Alojamientos mayoritariamente de categoría intermedia
      • Dominancia del tipo “Sol y playa”.
Dependencia del Sector respecto a tour-operadores internacionales (buena parta del gasto turístico queda fuera de España).

2.1. LA OFERTA TURISTICA.

Está integrada por los que venden el producto y por las instalaciones turísticas.
La oferta de alojamiento es muy amplia y se concentra en el litoral mediterráneo e insular, aunque en los últimos años ha crecido la oferta de alojamientos rurales en el interior.
-Los establecimientos hoteleros, con más de un millón de plazas, constituyen la tercera planta hotelera mundial.
-Los establecimientos extrahoteleros (camping, apartamentos…) suponen mas de 10 millones de plazas.
La oferta de manutención incluye lo servicios de restauración, cafeterías y bares. Los más visitados son los de dos tenedores, dado el nivel medio del turista.
En la oferta de recreo destacan las instalaciones deportivas, los parques recreativos, los parques acuáticos, los clubes hípicos y de golf y las instalaciones náuticas.

2.2. LA DEMANDA TURÍSTICA.

a) La demanda internacional ha crecido desde finales de los 50 salvo breves paréntesis coincidentes con etapas de crisis. Desde la entrada de España en la UE ha aumentado notablemente el número de visitantes. La mayoría proceden de Europa occidental y del norte. El turismo extranjero es mayoritariamente estival y se dirige principalmente a las zonas de sol y playa.

b) La demanda internacional fue aumentando desde la década de los sesenta, a medida que crecía el nivel de vida del país. Procede de las zonas más industrializadas; se reparte mejor a lo largo del año; presenta menor polarización; elige como destinos preferentes las comunidades del litoral mediterráneo y tras ellas las del interior peninsular y, en verano, Acude mas a la oferta extrahotelera.

c) La excesiva estacionalidad de la demanda, es uno de los principales problemas del turismo español. La demanda principal coincide con las vacaciones de verano, salvo en las estaciones de esquí que es al contrario, y Canarias, que no tiene temporada baja. La mayor estacionalidad la presenta el turismo extranjero que toma sus vacaciones en un 80 % entre junio y septiembre. EL turismo nacional concentra sus vacaciones en agosto. La concentración de la demanda en unos pocos meses causa un exceso de utilización estacional de las infraestructuras con la consiguiente saturación, perdida de calidad y problemas medioambientales.


¿DE QUÉ PAÍSES VIENEN LOS TURISTAS?
 Los principales puntos de procedencia de los turistas son: Reino Unido, Alemania, Francia, Italia,
Estados Unidos y Portugal. Por destinos, los preferidos son Cataluña, Canarias, Islas Baleares,
Andalucía y Comunidad Valenciana.
Aunque el turismo se da sobre todo en verano, se aprecia en los últimos años turismo en temporada baja.

 CARACTERÍSTICAS DE LA DEMANDA:



  • - Internacional: En crecimiento continuo desde finales de los años 50. Estancamiento en momento de crisis (1975, 1992). Dominan los visitantes Europeos del Norte y occidente: alemanes, británicos, franceses, holandeses, belgas, italianos y portugueses. Concentrados fundamentalmente en verano. Destinos de sol y playa: Baleares, Canarias, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana
    - Nacional: En aumento progresivo (en función del desarrollo económico). Origen en zonas más industrializadas (Madrid y Cataluña). Repartida durante todo el año y distribuida por todo el territorio. Principales destinos: Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña.



  • 1. FACTORES DEL DESARROLLO TURÍSTICO ESPAÑOL.

    Desde los 60, España ha experimentado un gran desarrollo en este subsector y hoy es una de las grandes potencias turísticas del mundo. En el año 2000 fue el tercer país del mundo que más turistas recibió y el segundo del mundo en ingresos por el turismo.

    El auge de los 60 estuvo motivado por:
    a) Factores externos:
    -El crecimiento económico de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. El incremento del poder adquisitivo de la clase media, y la entrada en vigor de la legislación de vacaciones pagadas para las clases trabajadoras.
    -El progreso del transporte facilito el traslado, se redujo el precio del avión, mejoró la red de ferrocarriles y carreteras y se generalizó el uso del automóvil.
    b) Factores internos:
    -La proximidad de España a la clientela europea.
    -Las excelentes condiciones climáticas y paisajísticas y la calidad de las playas.
    -El atractivo cultural.
    -El bajo coste a raíz de la devaluación de la peseta en el año 59.
    -Las facilidades estatales para esta actividad.
    -La aparición de grandes complejos hoteleros y agencias de viajes.
    En la actualidad, algunos de los factores anteriores no tienen la misma importancia, y adquirida relevancia otros, como:
    -La consolidación de una demanda interna.
    -La calidad de la oferta, incluyendo las condiciones medioambientales.
    -La diversificación de los productos ofertados.
    - La disponibilidad de recursos humanos cualificados.
    -La mejora de las infraestructuras de transporte.
    -La promoción estatal, autonómica y local.
    -La inestabilidad política en zonas competidoras.

    FACTORES DEL DESARROLLO TURÍSTICO ESPAÑOL

    EXTERNOS:

    - Aumento del poder adquisitivo de los ciudadanos Europeos (vinculado al desarrollo económico tras la II Guerra Mundial)
    - Mejora en los derechos laborales de la población: pagas extraordinarias, vacaciones...
    - Mejora del transporte y desarrollo de nuevos sistemas de transporte como la aviación y la generalización del automóvil. Medios más rápidos, cómodos y baratos.

    - INTERNAS:

    - Proximidad geográfica a la demanda.
    - Condiciones climáticas y paisajísticas que eran la base del turismo de “sol y playa”.
    - Atractivos culturales : monumentos, tradiciones, folclore que hacía de España un destino exótico.
    - Bajo coste debido al cambio de moneda favorable a partir de la devaluación de 1959 y los bajos costes salariales españoles.
    - Impulso estatal al sector turístico.
    - Aparición de grandes complejos hoteleros que permitieron acoger al turismo masivo.

    FACTORES ACTUALES DEL TURISMO ESPAÑOL 

    Consolidación de la demanda interna. Asociado al aumento del nivel de vida y la disponibilidad de tiempo de ocio. Es importante sobre todo para desestacionalizar y redistribuir el turismo por todo el país.
    -  Aumento de la calidad en la oferta turística en alojamiento y restauración.
    - Diversificación de los productos turísticos . Aparición de nuevas modalidades turísticas a demás del típico “sol y playa”: rural, de aventura, congresos y convenciones, ecoturismo, cultural...
    - Cualificación de los recursos humanos .
    - Mejora de las infraestructuras , que hace accesibles los destinos turísticos.
    - Promoción estatal en el exterior (mediante TURESPAÑA).
    - Inestabilidad política en zonas potencialmente competidora .


    3. ÁREAS TURISTICAS Y SU TIPOLOGÍA.

    LAS REGIONES TURÍSTICAS DE ESPAÑA  

    En el siguiente mapa puedes ver Las Regiones Turísticas Españolas.



    Las áreas turísticas son los espacios que cuentan con una elevada afluencia de turistas. En España, las densidades más altas corresponden a las zonas de turismo de sol y playa, de Baleares, Canarias, y la costa mediterránea, y a Madrid que recibe un importante turismo cultural. Le siguen áreas con densidades medias, de las costas del noroeste y norte peninsular; y las del interior catalanas, valencianas y andaluzas.
    Junto a estas grandes áreas existen puntos turísticos aislados basados en atractivos diferentes, como las estaciones de esquí, el turismo rural, y algunas ciudades históricas.
    Todas estas áreas, pueden clasificarse en turísticas de temporada, con estacionalidad superior a la media, y de turismo estabilizado, bien por las estancias prolongadas o bien por visitas puntuales relacionadas con su patrimonio histórico.

    3.1. ÁREAS TURÍSTICAS DE SOL Y PLAYA.

    Son las islas Baleares y Canarias y la costa mediterránea peninsular. Tienen en común recibir una importante afluencia turística, basada en su clima y sus playas.
    -La accesibilidad. Determinados “huecos” en la ocupación turística se explican por la falta de buenas comunicaciones con las zonas de procedencia de los turistas. Así, Cataluña se benefició de su aeropuerto internacional y de su proximidad a Europa por carretera, mientras que los puntos del litoral que se alejan de la autopista del Mediterráneo, muestran vacíos en la ocupación turística.
    -El modelo de ocupación del espacio. En unos casos los alojamientos se integran en la estructura urbana preexistente. En otros casos, el turismo genera nuevos asentamientos.
    -El tipo, calidad y clientela de los alojamientos. El predominio de establecimientos hoteleros o extrahoteleros, de categoría alta o medio-baja; de clientela nacional o extranjera, también diferencia unas áreas turísticas de otras.
     salou-efe--2013.
    3.2. OTRAS ÁREAS TURÍSTICAS.

    Desde la década de 1990, se ha intensificado la difusión espacial del turismo, debido a los siguientes factores:
    -El aumento del turismote proximidad generado por las grandes aglomeraciones urbanas.
    -Las áreas rurales del interior han visto en el turismo una estrategia de desarrollo y de diversificación económica.
    -La necesidad de reestructurar los espacios litorales tradicionales ha supuesto la incorporación al turismo de la zona prelitoral.
    -El deseo de calidad y de nuevos atractivos por parte de la demanda.
    Así, a parte de las zonas turísticas de sol y playa, se han configurado otra basadas en factores distintos:
    • Madrid, la capital del Estado, a penas posee estacionalidad y alberga una importante oferta hotelera, destinada al turismo cultural y a un creciente turismo de congresos y convenciones.
    • El litoral gallego y cantábrico ofrece áreas costeras e interiores no saturadas y destacados paisajes rurales y naturales.
    • Los centro de turismo rural, nacidos a raíz de programas de apoyo al desarrollo rural, incluyen alojamiento privado y una oferta de actividades de ocio relacionadas con la naturaleza.
    • Las estaciones de esquí, basadas en el turismo de nieve, han surgido en diversos sistemas montañosos, como Sierra Nevada y los Pirineos.
    • Las ciudades históricas y artísticas, permiten un turismo cultural de visita a museos y monumentos, y recorridos por los centros históricos. Predominan las estancias cortas y excursiones.
      


  • TURISMO Y BALANZA DE PAGOS
  •   
  • El turismo ha seguido ejerciendo con fiabilidad su función de motor económico. El peso de la actividad del sector en España se situó en el 10,8% del PIB en 2011, cuatro décimas más que en el año anterior, según los datos facilitados ayer por el INE. Además, el empleo de las ramas turísticas superó los 2,2 millones de personas, lo que representó el 12,2% del empleo total en el año 2011 y un crecimiento también de cuatro décimas respecto al año 2010.
  •  
    De esta manera, la evolución de la ocupación en el sector turístico en los últimos años muestra una tendencia estable, en contraste con la tendencia a la baja del total de la economía. El consumo turístico receptor (las llegadas de extranjeros) contribuyó al PIB en 4,8 puntos, tres décimas más que en el año 2010, mientras que la aportación del resto de componentes se situó en 6 puntos, una décima más que la del año precedente. De hecho, el gasto de los residentes en España en viajes dentro del país se incrementó en 2011 en menor medida que lo hizo el turismo receptor. Así, la tasa de variación estimada para el primero fue del 3,5% anual a precios corrientes, frente al 7,4% del segundo.
    En términos monetarios, la demanda final turística alcanzó los 114.965 millones de euros en el año 2011, lo que supuso un incremento anual del 5,2% a precios corrientes. Los ingresos netos turísticos, medidos a través de la balanza de pagos, alcanzaron los 32.415 millones de euros, cifra superior en 3.980 millones de euros a la correspondiente al año 2010. En el incremento de este saldo influyó tanto el crecimiento registrado por el consumo turístico receptor como la variación anual negativa del consumo turístico emisor, que fue del 2,3%.




  • CRISIS DEL MODELO TRADICIONAL A pesar del aumento del número de turistas y los ingresos que proporcionan, se puede hablar de un agotamiento del modelo turístico tradicional causado por:
      • Predominio del turismo de nivel medio-bajo
      • Problemas de la oferta turística: encarecimiento de los precios sin mejora de la calidad, rigidez y escasa adaptación a las nuevas exigencias de la demanda, estacionalidad, y competencias de otros países mediterráneos.
      • Dependencia de los tour-operadores internacionales
      • Deterioro medioambiental y alteraciones paisajísticas en algunas áreas.
    • Se pretende una reconversión y renovación del sector basadas en una planificación que tenga en cuenta lo siguiente:
      • Potenciar el turismo de calidad (de alto poder adquisitivo)
      • Mejorar la oferta para esquivar la rigidez, la estacionalidad y los desequilibrios regionales y fomentando nuevas modalidades de turismo.
      • Disminuir la dependencia del exterior.
      • Compatibilizar el desarrollo turístico con la calidad medioambiental.

  • 4. IMPACTO ESPACIAL DEL TURISMO.


    Vista aérea de Benidorm. / CHRIS SATTLBERGER / CORBIS 

    4.1. REPERCUSIONES DEMOGRÁFICAS.

    -En las áreas litorales, el turismo incrementa los efectivos de población. En unos casos, con jóvenes que acuden en busca de trabajo, y en otras, con población adulta o de la tercera edad que se establecen de forma permanente por motivos terapéuticos, de ocio, o empresariales.
    -En las áreas rurales ha permitido en algunos casos frenar el despoblamiento y ha estimulado la revitalización de la artesanía y las tradiciones populares.

    4.2. REPERCUSIONES EN EL POBLAMIENTO.

    -En el litoral el turismo contribuye a la creación de nuevas estructuras de poblamiento, como la consolidación de conurbaciones en amplios tramos costeros, también ha provocado alta densidad de construcción y especulación del suelo.
    -En algunos espacios rurales y urbanos, ha colaborado a la rehabilitación del patrimonio edificado.

    4.3. REPERCUSIONES ECONÓMICAS.

    -El turismo crea empleo, pues exige un importante contingente de mano de obra para realizar tareas que no pueden mecanizarse. Gran parte de este empleo es estacional.
    - Ejerce un efecto multiplicador sobre otras actividades económicas.
    - Aporta aproximadamente el 12% del PIB.
    -Compensa la balanza comercial y frena el endeudamiento externo.
    -Influye en la política de transportes, que se ha orientado a dotar de buena accesibilidad a los núcleos turísticos.

    4.4. REPERCUSIONES POLÍTICAS, CULTURALES Y SOCIOLÓGICAS.

    -El turismo fomenta el acercamiento de los pueblos y el contacto entre culturas.
    -Incide en los modos de vida de la sociedad local, en unos casos negativamente y en otros positivamente.
    -Afecta a la calidad de vida de los residentes.

    4.5. REPERCUSIONES EN LA ORDENACION DEL TERRITORIO.

    a) En las áreas más turísticas, el turismo ordena los espacios próximos, en función de sus necesidades, convirtiéndolos en superficies recreativas o en periferias de servicios. Sus consecuencias son:
    -Alteraciones en el ambiente y en el paisaje.
    - Transformaciones en la economía.
    -Conflictos por el uso del suelo y de los recursos.
    b) En los puntos de interés turístico, los centros históricos se especializan en actividades al servicio del turista, al tiempo que sus periferias reciben segundas residencias y hoteles para satisfacer la demanda.
    c) En las áreas rurales, el turismo puede crear conflictos con otras actividades y fomentar el abandono de la actividad agraria.

    4.6. REPERCUSIONES MEDIOAMBIENTALES.

    Provienen del fuerte desarrollo del sector en poco tiempo y en un momento en el que todavía no estaba extendida la preocupación medioambiental. Las consecuencias fueron el levantamiento de grandes bloques de apartamentos y hoteles junto a las playas, la urbanización incontrolada en espacios de gran valor, la contaminación de playas y bosques, etc., que exigen actualmente políticas de protección y rehabilitación.



  • TURISMO Y MEDIO AMBIENTE,
  •  
  • PROBLEMAS ASOCIADOS A LA ACTIVIDAD TURÍSTICA:

  • - Problemas comunes:
    - Actividad afectada por cierta inestabilidad (economía internacional, geopolítica...)
    - Creciente competencia
    - Fuerte estacionalidad
    - Insuficiencia de ciertos servicios en los periodos de máxima afluencia
    - Otros problemas localizados:
    - Ocupación de la línea de costa (Ley de Costas 1988)
    - Se modifica la dinámico litoral (espigones, muelles, diques, barreras arquitectónicas...)
    - Se generan conflictos por el uso del suelo y del agua.
    - Contaminación marítima (vertidos)
    - Destrucción de paisajes singulares 

  • El turismo como fenómeno de desplazamiento de un lugar de residencia permanente a otro temporal, no solo es un movimiento de personas que implica transporte, alojamiento y alimentación, sino es un fenómeno social complejo, con múltiples facetas que involucran la esfera de lo económico, lo social-cultural (utilización del tiempo libre) y lo ambiental. Mediante el turismo se pretende satisfacer necesidades vitales, culturales o deseos personales del diverso tipo. Es decir, en tanto practica social, el turismo no está condicionado por un instinto biológico, sino que depende de un sistema de valores colectivos dominantes que estructura un conjunto de roles económicos y sociales orientados hacia el fin. El turismo como actividad económica corresponde a una racionalidad dominante y tiene como objetivo la generación de ganancia, por lo que ha implicado un proceso constante de expropiación y explotación de los recursos de las comunidades y países para beneficio de los grandes capitales.
    La crisis del modelo turismo convencional y la creciente preocupación de las poblaciones de los países desarrollados por mejorar su calidad de vida propiciaron un cambio en la demanda turística. De hecho, dichos cambios se enmarcan en la gran transformación social derivada de la crisis de civilización que asume como rasgos distintivos, la resignificacion del individualismo, el hedonismo y la vuelta a la naturaleza, es decir, el rescate de lo individual y autentico sobre lo material y la estandarización características de las sociedades actuales.

  • En esta transformación de la sociedad contemporánea la llamada crisis ambiental ha jugado un papel central. Efectivamente, la creciente contaminación de la atmósfera, los suelos y el agua; la perdida de múltiples especies de la flora y la fauna; la destrucción de la capa de ozono, etc, que en conjunto y a largo plazo representan un peligro para la sobrevivencia humana, pero que en lo inmediato se traducen en una perdida de la calidad de vida, han sido determinantes para que en los últimos 20 años surgieran los movimientos sociales conservacionistas, ecologistas y ambientalistas y para que entre los gobiernos y las poblaciones en general, se haya empezado a buscar y en algunos casos adoptar, nuevas formas de desarrollo que se adecuen por una parte a los requerimientos de transformación y aprovechamiento de la naturaleza y por la otra, a la necesidad de su conservación como condición para preservar la propia existencia humana. Es en este marco que surge el concepto de desarrollo sustentable. 

  • No obstante, la creciente utilización del concepto no existe una solo visión de lo que es el desarrollo sustentable. Para algunos alcanzar un desarrollo sustentable es lograr el crecimiento económico continuo mediante un manejo mas racional de los recursos naturales y la utilización de tecnologías mas eficientes y menos contaminantes. Para otros, "el desarrollo sustentable es ante todo un proyecto social y político que apunta hacia la descentralización y el ordenamiento ecológico de la producción, y que ofrece principios y orientaciones a los proyectos de democratización de la sociedad, fundada en la participación directa de las comunidades en la apropiación y transformación de sus recursos ambientales y que no debe tener otra orientación no sea erradicar la pobreza, elevar la calidad de vida y satisfacer las necesidades básicas de la humanidad." Es decir, para algunos solo es compatibilizar el medio ambiente con un crecimiento económico continuo, manteniendo las condiciones que producen y reproducen las relaciones de explotación, jerarquizaron y dominación que permiten la apropiación de la capacidad productiva social por unos cuantos hombres. Para otros implica nuevas bases en las que se sustente la civilización, mediante la construcción de una nueva racionalidad, una racionalidad ambiental, que coloque como sentido y fin de la organización social productiva el bienestar material de ser humano (niveles de vida) y su desarrollo espiritual (calidad de vida).

  • El paso de un modelo de desarrollo depredador y deteriorador a uno sustentable que mantenga la armonía con la naturaleza tiene múltiples complicaciones. Implica modificar nuestra visión y relación con la naturaleza: esta no es solo una fuente de materias primas sino también es el entorno necesario para la existencia humana. Implica un manejo racional de los recursos naturales pero también modificar la organización productiva y social que producen y reproducen la desigualdad y la pobreza, así como las practicas productivas deterioradoras y la creación de nuevas relaciones sociales cuyo eje ya no sea la ganancia sino el bienestar humano. 

  • La búsqueda de un desarrollo sustentable ha llevado a que se revaloren las formas tradicionales de producción y a que se generen nuevas formas de organización productiva en casi todas las actividades económicas y las practicas sociales. El turismo, como actividad económica y practica social, no podía estar al margen de esta reconceptualización y resignificación.

  • Efectivamente la creciente preocupación ambiental fue determinante para el surgimiento de la corriente turística que tiene como destino la naturaleza , que es la de mayor crecimiento a nivel mundial. Así, actualmente no solo se habla de convertir al turismo en una actividad sustentable, sino que se hacen referencias al turismo ecológico, al turismo verde, al turismo naturaleza y al ecoturismo, como concreción de la sustentabilidad.

  • Sin embargo, el creciente interés por destinos turísticos naturales no bastaría para pensar que la actividad se transforma o se vuelve mas sustentable. El asunto es más complejo, el turismo como practica social como ya se mencionó, corresponde a una racionalidad dominante y la sola modificación del destino turístico no implica una transformación en la practica social ni en la practica económica. Si la nueva corriente turística puede expresar los cambios ocurridos en los turistas que cansados de la uniformidad buscan nuevas experiencias, ello no significa que tengan una nueva actitud frente a la naturaleza o que utilicen de manera diferente el tiempo libre, es decir no implica necesariamente un cambio en el rol turístico ni en las instituciones encargadas de producir y reproducir la practica turística, y mucho menos, significa una modificación en la practica económica., cuyo objetivo sigue siendo la generación de la ganancia. 

  • Efectivamente el turismo es una actividad económica que se organiza de acuerdo a la orientación económica dominante cuyo objetivo es la máxima y rápida rentabilidad de la inversión. Por ello el turismo alternativo (turismo que tiene como destino la naturaleza) y su espectacular crecimiento también se ha convertido en una amenaza para el medio ambiente. La magnitud y ritmo de su crecimiento, la falta de planeación ambiental (inserción en planes de ordenamiento ecológico, estudios de impacto ambiental, capacidad de carga de los ecosistemas, etc) y el hecho de que la promoción de esta actividad sea realizada por agencias de viajes interesadas en la captación de la demanda más que la preservación de los recursos naturales, esta generando una situación extremadamente peligrosa para los ecosistemas singulares y frágiles, reservas naturales y áreas protegidas de una gran riqueza biológica, en los que preferentemente se desarrolla la nueva actividad turística.

  • De hecho, este tipo de turismo también ha representado un proceso acelerado de explotación y expropiación de los recursos naturales y de las zonas que por su diversidad biológica y sus atractivos naturales constituyen los nuevos polos de atracción turística que por lo general son propiedad de las comunidades y de los países pobres. La explotación excesiva del recurso (una promoción turística masiva y sin control), a fin de maximizar las ganancias no solo pone en grave riegos los nuevos recursos turísticos, si no que además dichas actividades no han representado mejorías sustanciales en los niveles reales de ingreso y en las condiciones de vida para las comunidades o los países anfitriones. En las zonas donde se desarrolla la nueva actividad, en general, las poblaciones son privadas de sus fuentes de ingresos tradicionales y cuando mucho reciben los "beneficios" que genera el turismo convencional: pocos empleos y bajos sueldos, mientras la mayor parte de las ganancia son concentradas y centralizadas por el capital nacional y extranjero, que son los sectores económicos que tradicionalmente han manejado monopólicamente la actividad turística.

  • Si bien las nuevas practicas turísticas englobadas en el llamado turismo alternativo expresan las transformaciones ocurridas en la sociedad contemporánea en torno a la revaloración de la naturaleza y a la utilización del tiempo libre, también presentan importantes diferencias entre si. Aunque todas tienen en común la NATURALEZA COMO DESTINO; algunas solo representan un nuevo destino turístico, pero otras (particularmente el Ecoturismo) representan una modificación radical de la propia practica social (al modificar el rol turístico y las instituciones encargadas de reproducir la practica turística) y constituyen una transformación en la actividad económica. 

  • Efectivamente, mientras el turismo alternativo natural se perfila como un segmento turístico que promueve actividades relacionadas con la naturaleza, en atractivos paisajes naturales poco intervenidos, preferiblemente en áreas naturales, y que van desde actividades científicas, observación de fauna, fotografía del ambiente natural, actividades cinegéticas (pesca y caza) así como también deportivo y de aventura; el ecoturismo además, se caracteriza por una nueva actitud del turista frente a la naturaleza, que implica una valoración ética de la misma y la preocupación por su conservación; una utilización distinta del tiempo libre; por demandar un servicio mas personalizado que mejore su calidad de vida, y que se refleje en beneficios para la comunidad anfitriona.

  • El ecoturismo no solo es un viaje orientado a la naturaleza, sino que constituye una nueva concepción de la actividad, tanto como practica social y como practica económica. Tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de las poblaciones receptoras, al mismo tiempo que preserva los recursos y el medio ambiente, compatibilizando la capacidad de carga y la sensibilidad de un medio ambiente natural y cultura con la practica turística.

  • Desde el punto de vista de quien proporciona el servicio, el ecoturismo puede potencialmente implicar una reapropiación social de los recursos naturales, así como de la gestión del servicio y la apropiación de los beneficios. También posibilita una nueva organización productiva y social que permita mejorar la calidad de vida de la población y articular relaciones sociales de cooperación y solidaridad humana. De aquí que representa una reconceputalización de la naturaleza y del aprovechamiento de los recursos turísticos, así como del papel que juega la población local en el modelo, no únicamente como instrumento operativo de los servicios turísticos, sino como el fin ultimo del desarrollo.

  • En este sentido, el ecoturismo es algo mas que la publicitación de un escenario y la protección de alguna especie, pretende brindar una opción real de desarrollo sustentable para la poblaciones locales y regiones deprimidas con escasas alternativas para otro tipo de actividad productiva, así como generar recursos para proteger efectivamente los ecosistemas.

  • Por ello, los proyectos ecoturísticos forman parte de esa gran búsqueda social encaminada a la modificación de los procesos productivos y de las relaciones sociales que deterioran el medio ambiente, sustituyéndolas por otras diferentes a fin de alcanzar un crecimiento económico y social en armonía con el manejo racional del medio ambiente, en cuyo centro se encuentre el bienestar del ser humano.

  • El boom del "ecoturismo" es tal que en todo el mundo han surgido destinos ecoturísticos. , que ofrecen actividades ecoturísticas y proyectos ecoturísticos. No obstante que existe una clara diferencia entre el llamado turismo naturaleza y el ecoturismo, el uso indiscriminado de los conceptos ha llevado a que se confundan actividades turísticas convencionales con el ecoturismo. La mayoría de los destinos ecoturísticos y de las actividades que se dicen ecoturísticas, no son mas que actividades turísticas convencionales ofrecidas por los tours operadores o que forman parte del turismo naturaleza.

  • El ecoturismo como practica social y económica que pretende un manejo sustentable de los recursos naturales y mejorar la calidad de vida de las poblaciones receptoras aun es incipiente. Su desarrollo y expansión se enfrentan a la lógica del mercado y a la racionalidad económica prevaleciente entre los grandes monopolios que controlan la actividad a nivel mundial.

    FUENTE: Gustavo López Pardoes un Investigador del Instituto de Investigaciones Económicas, UNAM

    PARA SABER MÁS, VER:

    SECTOR SERVICIOS Y MEDIO AMBIENTE 


  • IMPACTO URBANÍSTICO DEL TURISMO SOBRE EL LITORAL


  •  El hotel del Algarrobico (Almería) es ilegal

    El hotel construido por Azata del Sol en el paraje de El Algarrobico. | M.C.

      La mitad del hotel de El Algarrobico podrá ser demolida después de que el Tribunal Supremo haya ratificado que la construcción invade la zona de servidumbre del dominio marítimo-terrestre, fijado en 100 metros, y por tanto viola la Ley de Costas y es ilegal

  • PROBLEMAS DE DESARROLLO Y ORDENACIÓN DEL TURISMO:

    - Desde el gobierno central:
    - Políticas de promoción:
    - Planes de Excelencia turística 1992, Planes de Dinamización Turística,
    - Plan Integral de Calidad del Turismo Español (PICTE) 2000: - Mejorar la calidad y la sostenibilidad, cooperación entre empresas,, mejorar la formación de los profesionales

    - Desde los Gobiernios autonómicos y locales:
    - FITUR
    - Declaración de espacios naturales protegidos
    - Aprobar planes de ordenación territorial del turismo
    - Moratorias para frenar el aumento de plazas hoteleras
    - Ecotasas turísticas-
  •  
  • Según la estadística anual elaborada por el Instituto de Estudios Turísticos, dependiente del Ministerio de Industria

  •  Distribución

  • Uno de cada dos desplazamientos que realizan los turistas nacionales se produce en fin de semana. En 2011 se elevaron a 80 millones, de los que una gran mayoría pernocta en una segunda residencia o en el domicilio de familiares. Tan solo el 22,7% de los viajeros nacionales se aloja en establecimientos hoteleros, cuyo negocio en gran medida depende del turista extranjero.
    En segundo lugar figuran las vacaciones de verano, en la que se concentran el 14% de los desplazamientos (más de 22 millones), seguido por los puentes (5 millones) y la Semana Santa (4,6 millones).

  • Hogares

  • El porcentaje de hogares que pernoctó al menos una vez fuera de su lugar de residencia sigue descendiendo y se ha situado por debajo del 60%. Las comunidades más viajeras, al igual que en anteriores ejercicios, siguen siendo Navarra, Madrid y País Vasco, en las que el 70% de los hogares realiza al menos un desplazamiento a lo largo del año. En el otro lado se sitúan Galicia y Murcia, donde más de la mitad de las familias no viaja fuera de su comunidad autónoma.

  • Destinos

  • Cuatro regiones (Andalucía, Cataluña, Castilla y León y la Comunidad Valenciana) concentran la mitad de los desplazamientos del turismo residente. La primera en la clasificación es Andalucía, con el 17,9% de los viajes internos, seguida por Cataluña (14,2%), Castilla y León (11,7%) y la Comunidad Valenciana (10,6%).

  • Desempleo

  • El paro sigue siendo el factor que más determina la posibilidad de hacer un viaje. En los hogares con todos sus miembros en activos, el 73% sí lo hacen, mientras que en las familias en las que todos están desempleados, solo optan por esa posibilidad el 45%.

  • Ingresos

  • El otro elemento que condiciona si las familias viajan o no es el nivel de ingresos. Cuanto más elevado es el presupuesto de los miembros de la unidad familiar, mayor es la predisposición de viajar. El umbral a partir del cual se opta por esa vía es de 1.000 euros. Por debajo de ese nivel solo viajan uno de cada tres hogares.

  • Estancia media

  • La estancia media de los viajes efectuados por los residentes apenas supera las cuatro noches, menos de la mitad que el turismo extranjero (nueve noches). Por comunidades autónomas, la que registra una estancia más larga es Baleares, con seis noches.



  • Las perspectivas del sector
  •   Los viajeros presupuestarán sus vacaciones en los próximos años bajo otros criterios completamente distintos de los actuales y a los de la década pasada. La demografía, la estructura familiar, la sensibilidad al precio, entre otros aspectos, han cambiado los hábitos y la brecha crece.
    El problema es que una parte muy importante de la oferta turística vacacional española persiste en el modelo vacacional antiguo. Antiguo y obsoleto, porque el comprador inteligente está informado, es exigente; internauta; informado, buscador del ocio típico; respetuoso con la trazabilidad y el medio ambiente; racional; de viajes más fragmentados, más dinámicos y de un mayor número de motivaciones; buscador de precios más baratos y transparentes, y mucho más experiencial que en las décadas pasadas. Todos estos rasgos se acentúan.

     La obsolescencia de la oferta vacacional era evidente al iniciar los noventa, pero las guerras de la antigua Yugoslavia evitaron la reconversión, convirtiendo el litoral español en destino refugio. Ocurrió lo mismo en la década de 2000, pero los grandes atentados y las revoluciones árabes volvieron a servir de excusa para lo de “que inventen ellos…”. Ha sido la crisis de 2008 —a la tercera va la vencida— la que ha servido de acicate para que el sector turístico se acerque tímidamente a la innovación.
     Durante los primeros años de la crisis, los empresarios trabajaron intensamente para sanear los activos tóxicos acumulados como consecuencia de los desaguisados cometidos en los años anteriores para salvar de la mejor manera posible las empresas. Las dimensiones innovadoras proactivas —relacionadas con el crecimiento de los negocios, internacionalización, creación de productos, reinvención del modelo de negocio…— resultan significativamente superiores a las dimensiones reactivas relacionadas con la reducción del negocio —restricción de costes, de plantillas, externalización de funciones…. ¿Claves para el nuevo modelo de negocio? La respuesta es la experiencia, el descanso activo, la cocreación del cliente y su implicación en el servicio, el valor evidente y el precio consecuente.
     Según el Informe innovación turística en España, realizado junio 2013 en Esade.
  • 1 comentario:

    1. ¿Alguien duda de cuál es el motor de nuestra economía?
      La economía española disparó el año pasado sus ingresos por turismo hasta una cifra récord de 43.026 millones de euros, con un fuerte incremento del 8,6% en relación a 2010, según los datos del Banco de España. El turismo se confirma así como el gran sector exportador de la economía española y carga de razones a los que equiparan nuestra industria del 'sol y playa' que ejerce de salvavidas del PIB,
      El turismo concentra más del 11% del total de ingresos por cuenta corriente de España (un total de 379.871 millones en 2011), aporta en torno a un 11% del PIB nacional, copa cerca de un 11% de la población activa del país...

      ResponderEliminar