910 BARROCO. ¡ATENCIÓN, OBRAS!


BARROCO. ACTIVIDADES

   ¡ATENCIÓN, OBRAS! 






<<[...] Sus artistas se proclamaron herederos del Renacimiento, declarando que aceptaban sus reglas. Pero las violaban sistemáticamente. El Renacimiento había sido equilibrio, medida, sobriedad, racionalismo, lógica. El Barroco fue movimiento, ansia de novedad, amor por lo infinito y lo no finito, por los contrastes y por la mezcla audaz de todas las artes. Fue tan dramático, exuberante y teatral, como serena y contenida había sido la época precedente.>>
>>El hecho es que las finalidades de los dos movimientos eran diferentes y, por tanto, se adoptaban medios diversos. O, más bien, opuestos. El Renacimiento se dirigía a la razón: quería, sobre todo, convencer. El Barroco, en cambio, apelaba al instinto, a los sentidos, a la fantasía: es decir, tendía fascinar. No por casualidad había nacido como instrumento artístico de la Iglesia católica, que en ese periodo tendía a recuperar a los herejes, o por lo menos a consolidar la fe de los creyentes, impresionándolos con toda su majestad.>>
CONTI, Flavio, Como reconocer el arte Barroco, Barcelona, EDUNSA, 1993, pág. 4.

<<[...] Refiriéndose [el historiador del arte Heinrich Wölfflin y sus seguidores] siempre al arte del siglo XVII y principios del XVIII, definieron como barrocas aquellas obras en las que aparecían determinadas características: la búsqueda del movimiento, tanto real (una pared ondulada, una fuente en la que el agua cae en formas siempre nuevas), como sugerido (un personaje retratado durante una acción violenta o un esfuerzo); la tentativa de representar, o sugerir, el infinito (un camino que se pierde en el horizonte, un fresco simulando una bóveda celeste, un juego de espejos que altere y haga irreconocibles las perspectivas); la importancia dada a la luz y a los efectos luminosos en la percepción final y en la concepción misma de la obra de arte; el gusto por lo teatral, por lo escenográfico, por lo fastuoso; la tendencia a no representar los confines de las disciplinas, es decir a mezclar, arquitectura, escultura y pintura. [...]>>
CONTI, Flavio, Como reconocer el arte Barroco, Barcelona, EDUNSA, 1993, págs. 8 y 9.

Define

Plaza Mayor; - Churrigueresco; Columna salomónica. 
- Estuco; - Imaginería;
- naturalismo - Tenebrismo; -- Retrato de grupo; Perspectiva aérea; - Bodegón;
- baldaquino - carnación -churrigueresco - bóveda - encamonada - escorzo -estofado - estípete -columnA salomónica  -serpentina
retablo - calle -ático -predela -guardapolvo

 Comentario de obras
Elige una obra de cada técnica artística y comentala.

PARA SABER MÁS, VER:
TECNICA-ART
 

ARQUITECTURA
 Haz el comentario estilístico y artístico de una de estas obras: 


ESCULTURA
Elige una obra y realiza un comentario

 




tulo


Autor


Material


Localización


Estilo


Temática


Iconografía


Luz/ Color


Expresión


Composición


Textura


Técnica




PINTURA
 De todas las obras pictóricas del Barroco, señale un ejemplo y su autor en las siguientes categorías pictóricas:


Clasicista
Naturalista
Realista
Mitológica
Religiosa
Bodegón
Costumbrista
Paisaje
Retrato
Tenebrismo

 Haz el comentario estilístico y artístico de una de estas obras:




























































VELÁZQUEZ
Elige una obra y realiza un comentario


Conde Duque de Olivares, Valido de Felipe IV
El príncipe Baltasar Carlos, Velázquez
Felipe III, Velázquez
Margarita de Austria, Esposa de Felipe III, Velázquez
Felipe IV, Velázquez
Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV, Velázquez

 

LECTURAS

El puente de los Asesinos, en Alfaguara

Alatriste vuelve, cinco años después de la última novela y 15 después del inicio de la serie literaria de Arturo Pérez-Reverte. Este soldado cansado viaja a la peligrosa Venecia del XVII en El puente de los Asesinos. Pero el telón de fondo es el mismo: la España descarnada y violenta del Siglo de Oro, la época que para bien y para mal nos forjó como país.
Puesto a maltratar y degollar infieles, argumentó, prefería a los que eran capaces de defenderse. Y en eso seguía, azares de la vida, casi veinte años después". En uno de los momentos clave de la serie, al principio de la ya penúltima entrega, Corsarios de Levante, el Capitán Alatriste recuerda los tiempos duros en que, tras más de una década combatiendo en los campos de batalla europeos en el Tercio de Cartagena, acabó participando en la represión de los moriscos españoles. Degollinas, violaciones, saqueos, salvajadas en un universo, el suyo y quizás el nuestro, despiadado. "Todo el mundo tenía asuntos que ajustar en aquella turbulenta frontera mediterránea, encrucijada de razas, lenguas y viejos odios", prosigue el relato. "Como diría mi amigo Élmer Mendoza: 'Son las reglas", señala Arturo Pérez-Reverte para explicar la amargura y las contradicciones de su personaje. "Era una España muy difícil, muy cruel y muy descarnada, pero incluso en ese escenario todo tiene un límite. Alatriste se mueve por códigos, maneja unas reglas básicas a las que se acoge", prosigue el escritor español para definir un personaje que puede ser, sin remordimientos, a la vez un héroe y un asesino a sueldo.
Es una recreación muy documentada y minuciosa de la época. El Capitán, un título que le dieron sus compañeros, no sus superiores, nace en León en torno al año 1582 y muere el 19 de mayo de 1643 en Rocroi, la batalla que significa el final de los Tercios y, a medio plazo, de la dominación española en el norte de Europa. Sirve a tres reyes, Felipe II, Felipe III y Felipe IV, desde que, a los 13 años, se alistase como paje tambor en el Tercio Viejo de Cartagena. "Para un hispanista, las aventuras del Capitán Alatriste son un verdadero manantial de sugerencias e informaciones. En ellas se mezclan la historia, la literatura y la cultura con una crítica a veces muy severa de la gran España imperial",


PARA PROFUNDIZAR:

INVESTIGAR
Realiza un trabajo sobre una obra arquitectónica, otra escultórica y finalmente una pictórcia sobre autores andaluces

PARA SABER MÁS, VER;
ART-BARROCO
Barroco,
 BARROCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada