999 ¿POR QUÉ ESTUDIAR LA ESPAÑA DE FRANCO? CONTEXTO


 GUIÓN PARA EL ESTUDIO DEL FRANQUISMO


Franco pasa revista en Logroño, en 1938, a fuerzas legionarias italianas. / EFE

 
Contenidos esenciales:
CONTEXTO

0. ANTECEDENTES
HIS-ESP-XX-GuerraCivil  

1 - Las bases ideológicas del franquismo. - Las bases políticas del franquismo:
-          la dictadura personal.
-          Leyes e instituciones.
2– La evolución política del franquismo.
       - Política exterior
       - Política interior
3– La oposición al régimen:
-          la oposición interna.
-          La oposición externa.
4– La economía durante el franquismo: etapas y realizaciones
5 -  Los valores sociales y culturales del franquismo

Desde el 1 de abril de 1939 que  la voz del locutor Fernando Fernández de Córdoba anunció por radio: "La guerra ha terminado", hasta que el presidente del Gobierno Carlos Arias Navarro dijo el 20 de noviembre de 1975: "Españoles, Franco ha muerto" pasaron los 36 años de la dictadura. Ese es el periodo que estudia con exhaustividad el volumen Historia
El héroe de África con ínfulas y agarraderas, el oficial más joven de Europa en todos los escalafones superados hasta ser nombrado estrafalariamente generalísimo, la figura que las derechas de José María Gil Robles, líder de la CEDA, consideraban punto de engarce indiscutible entre los poderes políticos y unos militares a quienes más valía tener contentos, fue designado líder del Ejército para la II República en mayo de 1935.

Su cometido como jefe del Estado Mayor, en perfecta sintonía con Gil Robles, consistía principalmente en corregir las reformas que Azaña, una de sus bestias negras, había aplicado al ejército en su etapa de mando. Trabajaba hasta altas horas de la madrugada, incluidos fines de semana, para disgusto de su familia. Paralizó los ascensos por méritos impuestos en la época precedente. Purgó a varios altos mandos por una ideología, a su juicio, "indeseable", mientras otros irredentos antirrepublicanos fueron reconocidos. Emilio Mola, uno de los cabecillas del golpe, entró como máximo responsable de las tropas en Marruecos, por ejemplo.

Tampoco dejó Franco de establecer contactos exteriores. Firmó acuerdos con fabricantes de armas alemanes como parte de un planeado rearme. De hecho, siempre recordó como fundamental su paso por el cargo en el Estado Mayor y crucial para su victoria posterior en la guerra.

 Franco, por Paul Preston...

Decir que Franco fue una figura mediocre no explica cómo llegó al poder absoluto (...) al compararle con Hitler y Mussolini, y tuvo mucho en común con ambos, se tropieza con el hecho de que Franco tenía la afición de jugar a las quinielas y que ganaba de vez en cuando.
La falta de escrúpulos en bombardear pueblos asturianos y el uso de mercenarios marroquíes revelaron que Franco sentía por los obreros de izquierdas el mismo desprecio racista que le habían despetado las tribus del Rif.
Llevó a cabo una guerra de terror, en la que la matanza de tropas contrarias se vería acompañada de una represión despiadada de la población civil. Se propuso realizar una inversión en terror para establecer los cimientos de un régimen duradero.
A partir de 1953, empezó a forjar una nueva imagen: la de padre del pueblo. Fue el momento en que en la práctica se retiró del puesto de Jefe del Ejecutivo (...) se quedó con obligaciones rutinarias que cumplía al estilo de un monarca.

...y por Luis Suárez

Montó un régimen autoritario, pero no totalitario, ya que las fuerzas políticas que le apoyaban, Falange, Tradicionalismo y Derecha, quedaron unificadas en un Movimiento y sometidas al Estado.
Al producirse la revolución de octubre de 1934, Franco fue llamado a Madrid como consejero del ministro, colaborando en la extinción de la revuelta sin tomar parte en las operaciones.
Una guerra larga de casi tres años le permitió derrotar a un enemigo que en principio contaba con fuerzas superiores. Para ello, faltando posibles mercados, y contando con la hostilidad de Francia y de Rusia, hubo de establecer estrechos compromisos con Italia y Alemania.
El 22 de noviembre de 1966 Franco presentó ante las Cortes la Ley Orgánica del Estado, que fue aprobada en referéndum por una mayoría muy considerable. El Régimen se daba a sí mismo una Constitución, que Franco consideró como un éxito personal.

La victoria del general Franco en la Guerra Civil abría una nueva era en la Historia de España, que perduró durante casi cuatro décadas. Aunque toda ella estuvo marcada por la figura del general vencedor (según el régimen, el "Generalísimo" o el "Caudillo") y tuvo como característica comùn la falta de libertades, de todo tipo, y el control de toda la vida del país por parte del general, instaurando una dictadura personal, es evidente que durante ese dilatado tiempo huvo ciertos cambios en la concepción del poder, en los signos externos, en la política económica llevada a cabo, en los pilares que sostenían el régimen y en las relaciones internacionales. Cada uno de estos aspectos pesó de diferente manera en la evolución del régimen. A veces, pesaba más la evolución política que arrastraba al resto de temas, otras era la situación internacional, otras la económica y otras la social.

Tras la Guerra Civil, España se encontraba económica y socialmente destrozada. La paz, fruto de la victoria militar sobre el adversario y no de una negociación, permitió a los vencedores imponer sus condiciones. El nuevo régimen, que emprendió una feroz represión contra sus opositores, se dispuso a implantar un nuevo sistema político, ideológico y social de raíz fascista, basado en el poder personal de Franco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada