835 PAISAJE EN ANDALUCÍA


EL MEDIO NATURAL EN ANDALUCIA.

La posición de la región hace que en su medio físico y en sus aspectos humanos se entrecrucen influencias variadas que explican su diversidad ecológica.

 parque nacional de Sierra Nevada; en primer término, el castillo de La Calahorra (Granada). / ANDRÉS CAMPOS

1. LA DIVERSIDAD DE LOS ECOSISTEMAS ANDALUCES.

Andalucía posee un medio ecogeográfico marcado por la diversidad y los contrastes.
  • En el relieve están presentes los dominios geológicos herciniano y alpino; y aunque dominan las tierras llanas del valle del Guadalquivir, existen también altiplanos y zonas montañosas, como Sierra Morena y las cordilleras Béticas.
  • En la litología están representadas las áreas silícea, caliza y arcillosa.
  • En los climas existen grandes contrastes térmicos y enormes contrastes de precipitaciones.
  • En la vegetación, aunque predominan las formaciones mediterráneas, existen ejemplos de flora norteafricana llegados a través del Estrecho; reliquias de la era terciaria y enclaves de vegetación propia.
  • En función de los contrastes anteriores, existen también variedad de suelos y de recursos hídricos.
La diversidad del medio físico no supone falta de estructuración de la región. Esta viene dada por le valle del Guadalquivir y por un clima y una vegetación predominantemente mediterráneos.

Fontana, una hembra nacida en 2009 en Andújar

Mapa de los Paisajes de Andalucía 

La elaboración del Mapa de los Paisajes de Andalucía, además de constituir un significativo avance en el reconocimiento de los recursos paisajísticos de la región en su conjunto, ofrece un marco general de referencia para el desarrollo de numerosas líneas de trabajo en relación con el paisaje. En este sentido, el presente mapa, supone no sólo una considerable aportación en el inventario y clasificación de los recursos paisajísticos, sino que, además, conforma una base geográfica y cartográfica imprescindible para el estudio, evaluación, protección, ordenación y gestión de los paisajes andaluces.

El Mapa de los Paisajes de Andalucía se articula en dos niveles de representación gráfica de los recurso paisajísticos de la región. En un primer nivel, con un marcado carácter morfoestructural y natural, pero también histórico, socio económico y de organización territorial, el mapa establece para el conjunto de Andalucía un total de 85 ámbitos paisajísticos, 84 peninsulares y uno insular correspondiente a los islotes de Alborán, que responden a situaciones de gran homogeneidad, físico-ambiental y socio-territoral y en cuya denominación se han utilizado topónimos de amplio reconocimeinto social (Hoya de Guadix, Condado-Aljarafe, Las Alpujarras, Costa del Sol Occidental y Oriental...). Estos ámbitos paisajísticos se han agrupado posteriormente en el mapa en 19 áraeas paisajísticas que, a su vez, pueden agruparse en cinco grandes categorías de paisaje: (1) serranías, (2) campiñas, (3) altiplanos y subdesiertos esteparios, (4) valles, vegas y marismas y (5) litoral. A través de estas áreas y categorías es posible caracterizar los distintos ámbitos atendiendo a sus rasgos geomorfológicos y paisajísticos más significativos. En un segundo nivel, relacionado fundamentalmente con las características escénicas del paisaje, la leyenda del mapa recoge 35 unidades fisionómicas, responsables, en úlitma instancia, de las características formasles (textura, colores,...) y de las más variadas morfologías estructurantes (mesas, bad lands,...). Estas unidades fisionómicas aparecen agrupadas en el mapa en cuatro grupos en función de los componentes paisajísticos predominantes en ellas. Así, se establcen unidades fisionómicas con predominio de (1) cobertura vegetal natural o naturalizada, (2) unidades con predominio de los aprovechamientos agrícolas, (3) unidades con predominio de las georformas y (4) construcciones y espacios muy alterados.

Desde el punto de vista de la evaluación de los recursos paisajísticos, el establecimiento de estas categorías, áreas ámbitos paisajísticos y unidades fisionómicas, sientan las bases para la realización de un futuro Atlas de los Paisajes de Andalucía y para la definición de un sistema de indicadores paisajísticos a escala regional y subregional. Además, la identificación y caracterización progresiva de los paisaje andaluces, reportará, entre otras ventajas, la posibilidad de aplicar con mayor conocimiento de causa la normativa en materia de impacto ambiental en sus consideración de los aspectos paisajísticos, hasta ahora subestimados por falta de referentes precisos.

Los paisajes agrarios andaluces participan de las características típicas en un país desarrollado. La diversidad de las condiciones naturales (relieve y climas) permiten diferenciar tres grandes tipos de paisajes agrarios en Andalucía:

Paisajes de montaña.

La zona de Andalucía donde los paisajes agrarios de montaña ocupan más extensión es la correspondiente a las provincias de Málaga, Granada y Almería. Son paisajes agrarios tradicionales poco degradados, en los que se mezclan elementos de la actividad agraria con elementos naturales de gran valor paisajístico y belleza. El relieve dificulta la agricultura, aunque puede salvarse gracias a la construcción de bancales. Las actividades ganaderas y forestales se ven más favorecidas en estas zonas.

Paisajes de campiñas y llanuras.

Este paisaje ocupa gran parte de las provincias de Huelva, Sevilla, Córdoba, Jaén y Cádiz. El relieve y el clima son bastante más favorables para la agricultura. Los monocultivos de olivar y cereales son típicos en estas zonas. Predominan las grandes propiedades (latifundios) que tradicionalmente se explotaban con abundante mano de obra asalariada (jornaleros y jornaleras). La extensión del regadío y la introducción de maquinaria han asegurado en estas tierras mejores cosechas, pero han reducido la necesidad de mano de obra, generando el problema del desempleo rural.

Paisajes litorales.

Se dan en las inmediaciones de las costas andaluzas. En la actualidad, gran parte del litoral andaluz ha sido ocupado por construcciones orientadas al turismo y ha perdido sus rasgos rurales tradicionales. Los paisajes agrarios de las zonas costeras se ven beneficiados por la suavidad de las temperaturas, que permite obtener producciones muy variadas, incluso de productos tropicales.



Por tanto, Andalucía cuenta actualmente con 156 Espacios Naturales Protegidos: 154 con las categorías de protección referidas y 2 ZEPA (incluidas en las Zonas de Importancia Comunitaria, ZIC), y que, en conjunto, abarcan casi 1,8 millones de hectáreas, lo que supone más del 20% de la superficie de Andalucía.

CATEGORÍAS PAISAJÍSTICAS. ÁREAS PAISAJÍSTICAS

  Centro de Estudios Paisaje y Territorio - Consejería de Obras Públicas y Transportes

Espacios naturales protegidos: número y superficie (hectáreas)
Parque
nacional
Parque
natural
Parque
periurbano
Paraje
natural
Paisaje
protegido
Reserva
natural
Reserva natural
concertada
Monumento
natural
ZEPA (*)





  LOS PROBLEMAS MEDIOAMBIENTALES.

Los problemas medioambientales andaluces más destacados y las actuaciones emprendidas para solucionarlos son los siguientes:

La contaminación atmosférica procede principalmente del tráfico, Andalucía cuenta con una red de Control y Vigilancia de la Contaminación Atmosférica, integrada por 57 estaciones.
La deforestación afecta a extensas zonas. Se debe a talas, a prácticas agrarias perjudiciales, a la explotación minera, a la ocupación del bosque por usos urbanos, industrias o infraestructuras, y a los incendios forestales. Para luchar contra este problema, el elemento básico es el Plan Forestal Andaluz.
La erosión y desertificación del suelo es un problema especialmente acuciante en las campiñas del Guadalquivir y en la zona árida del sudeste. Por ello, los territorios del sudeste español participan en el proyecto LUCDEME de naciones unidas.
Las aguas superficiales y subterráneas, se ven afectadas por diversos problemas:
El problema de la cantidad se debe a la escasez e irregularidad de las precipitaciones. Para solucionarlo se requieren infraestructuras hidráulicas y políticas de ahorro.
La sobreexplotación de ríos y acuíferos para usos agrarios, urbanos y turísticos. Para hacer frente a la sobreexplotación de los ríos existe el proyecto LINDE.
El control de la calidad del agua es otro problema que trata de resolverse con la integración en la red COCA.
El problema de la contaminación de las aguas esta causado por los vertidos agrarios, urbanos industriales, de canteras y minas. En Andalucía al Plan Nacional de Saneamiento y Depuración de Aguas Residuales prevé estaciones de tratamiento primario y secundario.
El problema de las inundaciones, trata de paliarse con el Proyecto PICRHA.
El deterioro de muchas zonas costeras, debido en gran parte al turismo y a problemas ligados a el, ha dado lugar a trabajos de regeneración de los espacios degradados.
El deterioro del medio ambiente urbano se debe a la contaminación atmosférica, al ruido y a los residuos sólidos:
La contaminación atmosférica esta causada por las emisiones de automóviles y calefacciones. Pretenden reducirse poniendo mas empeño en exigir a las empresas el cumplimiento de las normas.
El ruido procede del tráfico y de las actividades lúdicas y afectan a más de la mitad de la población urbana.
Sobre el problema de la producción y el tratamiento de residuos sólidos urbanos se fomenta el reciclaje, la creación de puntos verdes donde la ciudadanía puede depositar los residuos en contenedores específicos, la fabricación de compost, y la clausura de vertederos ilegales. Además se ha configurado un “Programa de mejora del medio ambiente urbano” para actuaciones de regeneración y mejora.
La existencia de s especies vegetales y animales en peligro de extinción se debe a la alteración de los ecosistemas naturales por el uso antrópico. Otro aspecto de la política medioambiental es la existencia de espacios naturales protegidos. El mas emblemático es el Parque Nacional de Doñana, en la desembocadura del Guadalquivir, integrado por playas, dunas costeras móviles, marismas, monte bajo de matorral mediterráneo, alcornocales y una extraordinaria avifauna, tanto migratoria como permanente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario