981 HIDROGRAFÍA Y MEDIO AMBIENTE


 AGUA Y MEDIO AMBIENTE

Las cifras

130 litros de agua consume cada habitante por día en Berlín. En EE UU sube hasta 500 litros diarios.

La Tierra es conocida como el planeta azul. Alrededor del 70% de su superficie está cubierta de agua y los océanos contienen cerca del 96% de este líquido fundamental para la vida. El agua también se reparte por la atmósfera, los ríos y lagos, los casquetes polares y glaciares, la humedad del suelo e incluso en los seres vivos...

 A primera vista parece una enorme cantidad, pero en realidad no es tanto como nos imaginamos si se observa esta reveladora imagen realizada para el Servicio Geológico de EE.UU (USGS).

Toda el agua de 
la Tierra, en una esfera
Jack Cook / USGS

La composición muestra el tamaño de una esfera en comparación con el de la Tierra. Pues bien, esa esfera contiene todo el agua que existe en nuestro planeta.


Aunque la contaminación biológica es un factor de calidad de agua sobre el que las organizaciones trabajan de manera directa, deben lidiar con un problema mayor que se escapa a su control: la contaminación química industrial del agua.
Desde el aire, la mayor parte de los océanos no se observan sucios. Sin embargo, el agua de nuestros mares contiene, en mayor o menor medida, partículas casi imperceptibles de plástico. Es basura triturada por la potencia de las olas, desperdicios arrojados al agua por los seres humanos y arrastrados por las corrientes por todo el planeta. Pequeñas partículas que peces y aves comen, penetrando así en la cadena alimentaria, en la que también nos encontramos nosotros en última fase. Sí, estamos comiendo el mismo plástico que tiramos inconscientemente al mar…


Un niño bebe agua contaminada, ACNUR


HUMEDALES Y MEDIO AMBIENTE 

Los humedales son un sistema natural o artificial de agua dulce, salada o mezclas de ambas, que existen de manera temporal (charcas) o permanente (lagos, ríos, lagunas, marismas…). Se estima que el 6,4 % de la superficie terrestre, está cubierta por humedales en los que habitan especies animales, vegetales e hidrófilas. España registra 63 humedales con una extensión de 280.000 ha.  en el planeta hay registrados 1.880 humedales con una extensión de 190 millones de Ha.

Así define la Convención sobre los Humedales estos ecosistemas, en los que el agua juega un papel fundamental.

"Extensiones de marismas y pantanos, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros".

El dos de febrero de 1971 se firmó el Convenio sobre los Humedales, a orillas del Mar Caspio, en la ciudad iraní de Ramsar. Con él,se creó una lista de las zonas húmedas de importancia internacional compuesta, en la actualidad, por 1.011 humedales de 117 países.

España tardó 11 años en ratificarlo, concretamente el 18 de febrero de 1982, agregando 38 humedales. 

De acuerdo con la Convención sobre los Humedales “las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros" son humedales.

Existen cinco tipos principales de humedales:
  • marinos (humedales costeros, inclusive lagunas costeras, costas rocosas y arrecifes de coral);
  • estuarinos (incluidos deltas, marismas de marea y manglares);
  • lacustres (humedales asociados con lagos);
  • ribereños (humedales adyacentes a ríos y arroyos); y 
  • palustres (es decir, "pantanosos" - marismas, pantanos y ciénagas).
Los humedales se cuentan entre los ecosistemas más productivos del mundo. El abastecimiento de agua para consumo humano y para irrigación de cultivos, la gran riqueza de diversidad biológica y, el desarrollo de actividades productivas son algunos de los beneficios de estos sitios.
Las interacciones de los componentes físicos, biológicos y químicos, como los suelos, el agua, las plantas y los animales, hacen posible que los humedales desempeñen muchas funciones, por ejemplo:
  • almacenamiento y purificación de agua;
  • protección contra tormentas y mitigación de crecidas;
  • retención de nutrientes;
  • estabilización de las condiciones climáticas locales, particularmente lluvia y temperatura;
  • estabilización de costas y control de la erosión; entre otros.

La filosofía de Ramsar gira en torno al concepto de “uso racional”. El uso racional de los humedales se define como "el mantenimiento de sus características ecológicas, logrado mediante la implementación de enfoques por ecosistemas, dentro del contexto del desarrollo sostenible". Por consiguiente, la conservación de los humedales, así como su uso sostenible y el de sus recursos, se hallan en el centro del "uso racional" en beneficio de la humanidad.

Se compromete a garantizar la conservación de las zonas húmedas de importancia internacional sobre la base de la peculiaridad y calidad del hábitat y en función de las aves acuáticas que en ella se encuentren. El compromiso de las partes contratantes se comprometen a:


1. Cada país que lo firma debe incluir al menos una zona húmeda de importancia internacional.
2. Gestionar esas zonas húmedas con la responsabilidad que requiere.
3. Promover estudios que arrojarán luz sobre otras zonas húmedas del país en concreto, que pudieran tener interés para las aves acuáticas.
4. Elaborar una lista de zonas húmedas
5. Manifestar cuanto antes cualquier catástrofe que ocurriera en esas zonas
6. Estimular la investigación científica y llevar a cabo el intercambio de datos, resultados sobre la flora y la fauna de tierras húmedas.

PROBLEMÁTICA DE LOS HUMEDALES

Los humedales son uno de los hábitats que más especies albergan, sobre todo de aves acuáticas, patos, fochas, garzas, cercetas,... Pero la mayoría de aves que viven en estos humedales presentan algún problema de conservación, además estas aves no pueden adaptarse a otros hábitats.

Las zonas húmedas siempre han sido consideradas insalubres, zonas nocivas donde proliferaban los mosquitos que transmitían el paludismo, que en algunas zonas concretas es endémico. Tal era el miedo, que a finales del siglo pasado se aprueba la Ley de Gambó. En esta ley se propone eliminar todas las zonas húmedas con dos fines: - erradicar el paludismo - aprovechar esas zonas para la agricultura

Pero las zonas húmedas presentan aún más problemas:
- Extracción de agua para la agricultura. Puede ocurrir que al extraer agua de un acuífero, éste esté conectado con el humedal con lo que disminuye notablemente su nivel freático.
- Pueden encontrase muy contaminados. Esta contaminación deriva fundamentalmente de usos agrícolas, industriales y urbanos.
- Otro problema es el Plumbismo. Esto se debe a que en aquellas zonas donde se celebra de forma tradicional tiradas de aves acuáticas, se acumulan gran cantidad de perdigones de plomo, que al ser digeridas por un animal, causa la enfermedad Saturnismo.
- Un problema muy preocupante es la introducción de especies y la caza ilegal.
- O también la salinización de acuiferos

Sin agua no hay ciudad

Una de cada dos personas del planeta vive en una urbe. El crecimiento de las ciudades plantea nuevos retos en la gestión hídrica

Cómo satisfacer la creciente demanda de agua en plena mudanza mundial del campo a la ciudad? Es el gran interrogante al que deben dar respuesta ciudadanos y poderes públicos de medio planeta

Las necesidades no son las mismas en los países que despiertan sedientos al desarrollo que les ofrece la globalización económica y aquellos que se industrializaron hace dos siglos. Los primeros necesitan sobre todo agua. Los segundos, ya de vuelta del viaje hacia el abastecimiento, deben responder a cómo mejorar el equilibrio entre la demanda y su impacto medioambiental, "pasar de una política de agua orientada a la producción a la protección de los ecosistemas como garantía futura de agua de calidad.

Ya hoy más de la mitad de la población mundial vive en un entorno urbano. Y ese movimiento se acelerará en los próximos años, especialmente en los países emergentes. En América Latina, el índice de urbanización alcanza el 80%, según datos de la Unesco. Esa ciudad del futuro se está extendiendo en horizontal y en lugares de costa, donde no suele haber agua y las cuales serán más vulnerables a los efectos del cambio climático, un nuevo elemento que viene a complicar la tarea del abastecimiento. Varios estudios ya pronostican que los núcleos urbanos cercanos a la costa sufrirán el aumento del nivel del mar.

No hay que viajar al futuro para comprobar los efectos de una urbanización excesiva en el litoral. "En España, aún no nos damos cuenta del destrozo. Si miramos el mapa con Google Earth, vemos que hemos sobrepasado con mucho la capacidad del territorio". Ese paso tiene un efecto directo en la distribución del agua.

"El asfalto reduce la capacidad de filtración del suelo, facilitando la concentración de agua, que como no tiene salida, acelera las pérdidas". De hecho, uno de los principales problemas de la gestión del agua en España son las fugas, que en algunas regiones alcanzan hasta el 30% del agua para uso urbano.

Otras veces sucede que las casas se levantan antes incluso de que llegue la canalización de agua potable. Los que primero se resienten por esa contradicción son aquellos que viven en los barrios pobres de la periferia. Muchos cerros en México, donde la población urbana crece a millón de personas por año, no disponen de agua corriente. También aquí tienen los emergentes un espejo en el que mirarse para no repetir los excesos de los países ricos.


Mejorar las redes de abastecimiento y de transporte será uno de los principales caballos de batalla de la gestión del agua en las ciudades del futuro. En los países emergentes está casi todo por hacer. ¿Serán los trasvases la solución? Para los expertos, no hay una solución global. Todas pueden ser óptimas, a condición de analizarlas caso por caso. En China, por ejemplo, el agua está en el sur, de donde es necesario transportar 35.000 hectómetros cúbicos de agua cada día. "Y nosotros por España, nos peleamos por 10.000", explican desde la Asociación Tecnológica para el Tratamiento del Agua (ATTA), la patronal de las empresas españolas de tratamiento y depuración. El grueso de las empresas nacionales fuera está siendo, precisamente, llevar su saber hacer en desalación a muchos rincones del mundo. América Latina es uno de sus principales mercados. "España ha hecho de su necesidad virtud", añaden desde ATTA. Las primeras desaladoras en España se levantaron en Canarias en los años sesenta. Ese talón de Aquiles se ha convertido hoy en la principal fuente de ingresos de muchas compañías nacionales en mercados extranjeros.

El ahorro será común a ricos y emergentes. No hay otra alternativa si el planeta quiere abastecer de agua a la población mundial. Algunas ciudades europeas ya han aprendido la lección de la eficiencia. Berlín, por ejemplo, gasta 130 litros de agua por habitante y por día, según cifras de la Unesco. En las grandes ciudades estadounidenses esa cifra sube a 500 litros diarios. También algunas de las macrociudades que ha levantado el mundo emergente tienen muy presente el ahorro. Singapur, que es una ciudad isla, está logrando reducir su dependencia de Malasia y está cerrando el ciclo del agua de la urbe, produciendo agua a partir de agua reutilizada.

En los países industrializados, el reto actual es la depuración del agua usada que devolvemos al medio. De su eficacia dependen sectores vitales para una economía como el turismo en España. Cuando las depuradoras de los destinos de playa fallan, la llegada de clientes extranjeros se resiente. "Y si no se resuelve, los turistas no vienen", explican desde ATTA.

CINCODIAS.COM, Sara Acosta - 22/03/2011 (Adaptación)


GUERRAS POR AGUA: 

¿Quién tiene los derechos del agua de un río? ¿La gente que vive en sus riberas, los agricultores que dependen de él, el ciudadano que se acerca a sus orillas?

La fragilidad de este elemento es tal que es el único recurso imprescindible para el ser humano que no está protegido por ningún acuerdo internacional.

En un escenario de cambio climático con lluvias más erráticas y un aumento del estrés hídrico en los países, el escenario no es muy halagüeño, sobre todo en las zonas rurales. Además, es importante priorizar el uso de agua para consumo doméstico frente al industria

En la dinámica perversa, con el agua convertida en un bien económico.Las políticas hídricas privatizan un recurso cuyo acceso es derecho humano. Multinacionales, fondos de inversión e incluso Gobiernos extranjeros se están quedando con sus aguas a través de la compra o arrendamiento

En las zonas de conflicto la población es muy móvil y las soluciones de acceso al agua son diferentes en relación con el tipo de asentamiento”

La Asamblea de Naciones Unidas en los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” apunta a que el compromiso en materia de agua y saneamiento será lograr el pleno acceso para todas las personas del mundo.


 PARA SABER MAS, VER:




PARA AMPLIAR:


Galerías de Medios Ramsar: Humedales
"Los humedales mediterráneos: el contexto ambiental y social"

Sin agua no hay vida
Agua y naturaleza
Contaminación del agua

EL AGUA - LA EROSIÓN - LA EUTROFIZACIÓN - LOS FITOSANITARIOS
LOS NITRATOS - RECICLAR EL AGUA - LA SALINIZACIÓN - USOS DEL RIO

  La Importancia del Agua
  Guía - Documento completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada