1051 ITINERARIO POR LA CÓRDOBA ANTIGUA. ALMEDINILLA

  ¿Por qué sabemos de la existencia de los iberos y los romanos?
¿Podrían guardar relación entre sí la Villa Romana y el Poblado íbero?, ¿Cómo?

ITINERARIO POR ALMEDINILLA (CÓRDOBA)

 
Hablar de Almedinilla es hablar de arqueología, de cultura, como lo hacen sus importantes yacimientos arqueológicos



LOCALIZACIÓN: Sur de la provincia de Córdoba, Subbética cordobesa. Entre Priego y Alcalá la Real.

El pueblo como nucleo urbano, parece surgir a mediados del siglo XVI en torno a una antigua ermita (actual iglesia) con un conjunto de casa que cultivaban la vega y que se situaban al pie del antigoa camino de Alcalá (C/ Vado) y en conexión con cañadas ganaderas. Pertenecerá al Ayuntamiento de Priego, dentro del Marquesado, hasta que en 1884 se constituye como municipio autónomo.

ELEMENTOS DESTACABLES:

1.Poblado ibero del Cerro de la Cruz

El poblado Íbero El Cerro de La Cruz está declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los pocos poblados de Baja Época Ibérica (siglos II-III a. C.) excavados en Andalucía.

2. La villa romana El Ruedo

 La villa romana se descubrió en 1903. Fue ocupada desde el siglo I hasta el siglo VI con diferente intensidad según la época. Tiene una zona urbana (pars urbana) y una zona productiva (pars rustica). Los guías nos llevarán a hacer un recorrido muy completo viendo las salas, patios, cocina, biblioteca, bodegas, acequias, desagües, restos de un lagar o almazara… Podremos observar los restos de la pintura original en las paredes y algunos mosaicos.

3. El ecomuseo,

Por lo que respecta al Ecomuseo, se encuentra situado en la ribera del río Caicena, un lugar de gran belleza paisajística. Ocupa el lugar de una antigua fábrica de harina (queda la torre del molino: y también producía energía eléctrica para la cortijada. Hoy, el Museo dedica su primera planta al aceite de oliva y su producción, conteniendo piezas antiguas utilizadas en esta industria También guarda piezas arqueológicas de gran valor relacionadas con el aceite . Una parte de esta planta se dedica al bosque mediterráneo y su ecología, con paneles de gran interés didáctico

4. La Gran Ruta Senderista Internacional GR-7. las riberas del río Caicena,

5. El pueblo de Almedinilla
El pueblo como nucleo urbano, parece surgir a mediados del siglo XVI en torno a una antigua ermita (actual iglesia) con un conjunto de casa que cultivaban la vega y que se situaban al pie del antigoa camino de Alcalá (C/ Vado) y en conexión con cañadas ganaderas. Pertenecerá al Ayuntamiento de Priego, dentro del Marquesado, hasta que en 1884 se constituye como municipio autónomo.


DESCRIPCIÓN:

Poblado ibero del Cerro de la Cruz. 




El poblado Íbero El Cerro de La Cruz está declarado Bien de Interés Cultural, es uno de los pocos poblados de Baja Época Ibérica (siglos II-III a. C.) excavados en Andalucía. Nos habla de la sociedad, economía y medioambiente de entonces. Muestra el urbanismo de la época distinguiéndose las estancias según el uso que tuvieran: almacenes o talleres de artesanos presentando lugares de hábitat y de trabajo (molinos de harina, aljibes, almacenes de ánforas, pesas de telar, etc.).Las construcciones poseen un zócalo de piedra y un alzado de ladrillos de adobes o tapial, conservándose en algunos casos la impronta de la ventana, la puerta o los agujeros de los postes que sustentaban el segundo piso de estos edificios.

Urbanismo

 Es un caso de adaptación perfecta a la topografía, creando terrazas, y las calles se disponen de manera concéntrica. Entre las estructuras, existen algunas de doble planta. Las técnicas constructivas y materiales empleados responden a las conocidas en la arquitectura ibérica.
      En cuanto a las calles, sus investigadores califican el poblado según sus espacios de tránsito como de “radial cónico”. No se sabe si los techos de las casas pudieron servir como lugares de acceso, o incluso de circulación. Se conoce la existencia de un sistema de   rampas que cruzan de E-O, las cuales unen terrazas para salvar el desnivel. Se han documentado posibles accesos radiales, de orientación suroeste-noreste.

      Detalle de aljibe y entrada a la viviendaEn lo que se refiere a las casas, o lugares de hábitat, no se corresponden con un modelo de planta único. Estáncompartimentadas en una o varias estancias, de forma regular, con diferentes dimensiones, las cuales comunican entre sí mediante puertas y ventanas. En todas las localizadas la orientación de las mismas es hacia el sur, o suroeste. Las estancias más cercanas se beneficiarían de la luz y se usarían para trabajo o vivienda, y el resto, más protegido, para almacenes y despensas. Suele existir una habitación principal en la que se desarrollaba la vida, y otras secundarias. Cada espacio pudo tener una función, ya que se han atestiguado casas de dos plantas,

Dentro de estos espacios, se han podido constatar almacenestelarescisternas  y molinos. En los almacenes se han encontrado varios tipos de materiales: ánforas, pesas de telar, adobes, material agrícola... Algunos de estos se ubicaron en sótanos y semisótanos. Los telares se han podido identificar por las pesas de telar y las fusayolas encontradas en asociaciones, aunque hay un espacio que bien podría ser un simple almacén de pesas, ya que no había fusayolas. Las cisternas aparecen excavadas en la roca, revocadas, o forradas por mampostería, o incluso construidas. En alguna se encontró su cubierta original. Los molinos encontrados son circulares, y su proliferación indica una abundante molienda de grano, lo que implica una gran posibilidad de acceso al cereal.

De modo sintético se puede indicar que las necrópolis ubicadas en Almedinilla han proporcionado tres tipos de tumbas:

Tumas monumental de cinco cámaras de la que nada sabemos de su planta, alzado, dimensiones, accesos, decoración, ..., en la se depositaron los restos incinerados de la familia que dominaba el poblado.
Tumbas simples en forma de cista, que debieron pertenecer a las familias más pudientes.
Tumbas simples en forma de hoyo, en las que no se detectó ningún elemento de prestigio y que, lógicamente, hubieron de acoger los restos de los individuos menos favorecidos social y económicamente.

Las distintas campañas de excavación arqueológica, que fueron emprendidas sucesivamente por Maraver, Paris, Engel, Navascués, Santa-Olalla y Vaquerizo, han puesto de manifiesto que se trata de un poblado ibérico en ladera, dispuesto en terrazas escalonadas que han sido directamente excavadas en la roca, aprovechando su superficie.

En el año 1867 Luis Maraver y Alfaro, conservador del Museo Arqueológico de Córdoba, llevó a cabo excavaciones arqueológicas en la necrópolis de los Collados, situada en las inmediaciones del Cerro de la Cruz, en Almedinilla. De forma probablemente muy apresurada afloraron más de 250 tumbas de época ibérica, que Maraver catalogó comoromanas, en las que se pudo documentar unos ricos ajuares formados, principalmente, por armas: falcatas, lanzas, puñales, puntas de flecha, etc. Desde entonces, dentro de los ambientes científicos adquirió fama internacional la bella población de Almedinilla, dada la especial importancia de los hallazgos encontrados en esas excavaciones, dispersos hoy por todo el mundo. La denominación de algunas de las armas más características del mundo ibérico con el nombre de "tipo Almedinilla", como es el caso de las "falcatas", supone una acreditación real de la importancia que ya desde esos momentos se concedió a los vestigios encontrados en la necrópolis de Los Collados.



 En el segundo piso del museo, se encuentra una exposición muy completa dedicada al poblado ibero del Cerro de la Cruz. Hay preparadas actividades para que realicen los alumnos (excavación arqueológica).
 La cerámica expuesta está muy bien conservada
 Podemos observar pesas de telar, vasijas, restos de un molino harinero, restos de desagües, falcatas , glandes de plomo (balas para las ondas), ajuares de tumbas y enterramientos.




Los íberos, conocidos por su belicosidad, fueron utilizados como mercenarios por griegos y cartagineses en la lucha contra romanos. De entre sus armas más conocidas destaca la falcata ibérica, espada de hierro de pronunciada hoja ancha, curva y asimétrica.

PARA SABER MÁS, VER:

IBEROS
CÓRDOBA IBERA

Bibliografía

• Murillo, J.F. et alií (1989): “Aproximación al estudio del poblamiento protohistórico en el sureste de Córdoba: unidades políticas, control de territorio y fronteras”. Arqueología Espacial, 13, Teruel, pp. 151-172.
• Vaquerizo Gil, D. (1987) “Aproximación a la Arqueología en la Subbética cordobesa”. Revista de Arqueología , 77, pp. 10-19.
- (1990): El yacimiento ibérico de “Cerro de la Cruz” (Almedinilla, Córdoba). Avance de su excavación sistemática, Córdoba.
- (2000): La Cultura Ibérica en Córdoba. Un ensayo de síntesis, Córdoba.
• Vaquerizo Gil, D.; Quesada Sanz, F. y Murillo Redondo, F. J. (2001): Protohistoria y Romanización en la Subbética Cordobesa. Una aproximación al desarrollo de la Cultura Ibérica en el Sur de la actual provincia de Córdoba. Sevilla.


Villa romana de El Ruedo.







Almalé Bondía, Actos de historia I

La planta es de corte helenístico y su "pars urbana" se conserva en buen estado, de la "pars rustica" se excavaron algunas dependencias, encontrándose en peor estado de conservación. Se datan entre la primera mitad del S. I y el S. V.

Los trabajos arqueológicos realizados han aportado gran información sobre aspectos arquitectónicos, pictóricos, escultóricos, cerámicos, musivarios y funerarios. Se documentaron hasta cuatro fases constructivas que dan testimonio de una larga ocupación del lugar.

La I Fase, datada en la primera mitad del S. I, representa un establecimiento de marcado carácter agrícola. Se estructura ya en torno a un patio y los muros son de escasa calidad, compuestos de piedras irregulares trabadas con argamasa de barro.
La Fase II abarca el S. II. De este momento son el peristilo, con su galería apoyada sobre columnas, gran parte de los espacios delimitados y las construcciones de carácter industrial o agrícolas situadas al este.
A la III Fase, datada a finales del S. III o comienzos del S. IV con perduraciones en el S. V, corresponden una serie de transformaciones de la planta anterior que darán a la villa su momento de mayor esplendor. A esta etapa corresponden la reestructuración del peristilo y la construcción del ninfeo y del "stibadium", el "hipocaustum" y el posible "praefurnium", las modificaciones de la cisterna y la decoración musivaria y pictórica de todas las habitaciones que abren al patio, en los sectores central y occidental de la villa.
La IV Fase, datada a mediados del S. V, corresponde a un grupo de piletas y canalizaciones realizadas en el sector oriental de la villa, el horno de pan, el hogar y el posible horno metalúrgico.

La parte residencial de la villa se estructura en torno a un peristilo, alrededor del cual se distribuyen las distintas habitaciones. El peristilo conforma una galería, apoyada en una primera fase sobre 8 columnas de piedra caliza, cuyos pavimentos son de mosaico, muy mal conservado. La fuente central se construyó con posterioridad, cerrándose también el peristilo con un muro bajo que sustituyó a las columnas y que creó un gran estanque, revestidos sus muros de "opus signinum" al exterior y de pinturas sobre estucos al interior.

Al norte del peristilo destaca por sus dimensiones y decoración la habitación XVII, a la que se accedía a través de una puerta tripartita. Sus paredes estuvieron recubiertas por losas de mármol y su suelo era de mosaico polícromo, de todo lo cual quedan restos actualmente. En una fase posterior se adosó por el norte un ninfeo, formado por un depósito de agua revestido de "opus signinum" y una rampa (agger) situada al sur de éste y revestida por losas de mármol blanco, flanqueada por dos columnas de mármol de Cabra y con los muros laterales decorados con pinturas de carácter arquitectónico.
Asociado al ninfeo se construyó en la estancia XVII una estructura semicircular de ladrillo recubierto de "opus signinum" y decorado imitando el mármol moteado. Se trata de un "stibadium" transformado en fuente, para lo cual se colocaron tuberías de plomo que conectaban el ninfeo y la fuente central del peristilo. Se recubrió el suelo de "opus signinum" en algunos puntos y se decoraron algunas zonas de los muros con pinturas polícromas de esquema arquitectónico sobre estuco.

Los espacios XVIII, XIX, XX y XXIII, situados al este del peristilo, no conservan más que indicios de sus pavimentos de mosaico y de la decoración pictórica de las paredes. Sus muros son de mampostería, excepto en algunos puntos que son de sillería, e incluso de tapial. Los espacios VII, VIII, XXXVII, LVII, LVIII, LIX, LX, LXI y LXII, al oeste del peristilo, utilizan la misma técnica constructiva, con la diferencia de que se excavaron parcialmente en la roca. En el espacio LXII se construyó un "hipocaustum", muy bien conservado. El espacio LXVI está conectado con el "hipocaustum" a través de dos orificios, por lo que podría pensarse en su utilidad como "praefurnium". El espacio XVI conforma un ábside adosado al muro que cierra el espacio residencial de la villa por el Este. El espacio XXXIV, en el sector suroccidental, se interpreta como un patio que comunicaba a través de una rampa con una calle que delimita la villa por este sector. Al este de este espacio, las estancias IV, V y VI, cimentadas también en la roca, delimitan la "pars urbana" por el sur.

El espacio I lo conforma una cisterna en forma de L, excavada en la roca y revestida de "opus signinum" sobre los muros de mampostería. Al este existió también una calle, que en este caso delimita la "pars urbana" de la "pars rustica" de la villa. Aquí se sitúa también una cisterna de "opus caementicium" y revestida de "opus signinum", con molduras hidráulicas en los ángulos interiores.

En la mitad oriental de las villas se sitúan una serie de piletas y canalizaciones hidráulicas de carácter industrial, datados en una fase posterior. También se asignan a este momento un hogar y un horno de pan, un horno de pan y una serie de muros de poca calidad al sureste del peristilo. Las estancias que aparecen decoradas con estucos pintados se corresponden con los sectores central y occidental de la villa. Los mosaicos de "opus tesellatum" se encuentran decorando los pavimentos de ocho estancias. Son un total de 17 mosaicos, todos ellos de temas geométricos y de esquema a compás, de los que cinco se conservaron "in situ" y fueron cubiertos por una capa de tierra, en la mitad occidental de la villa. Algunos son en blanco y negro, pero la mayoría son polícromas.

Entre los hallazgos escultóricos, muy abundantes, cabe destacar: un grupo que representa la leyenda de Perseo y Andrómeda, única obra conocida de este tema en la Península Ibérica, datada entre fines del S. I o comienzos del S. II ; una escultura juvenil, posible representación del mito de Télefos, de la primera mitad del S. II y una representación en bronce de Hypnos o Somnus, de tamaño menor al natural, posiblemente del segundo cuarto del S. II. Las esculturas corresponden a los tres momentos de esplendor de la villa.




El asentamiento poseia dos zonas:

ZONA RESIDENCIAL
Corresponde con la vivienda de los propietarios y se encuentra separada del resto por dos calles (c).
En este espacio se han encontrado mosaicos, pinturas murales, fuentes, esculturas, pavimentos de mármol, etc.
Los espacios son:
1.- Patio o Peristilo: Espacio central de la villa en el que giraban las restantes dependencias
2.- Habitaciones o Cubicula: Dormitorios de los propietarios y sus familiares.
3.-Habitación cálida: Esta habitación poseia un suelo hueco y sustentado por arcos por el que discurria el aire caliente o vapor de agua de la habitación contigua.
4.-Sala del triclinium o comedor: Espacio principal de la casa. Se accede a él por tres puertas destacando la plataforma central que era el lugar donde se comia recostado.
5.-Cocina u Oecus
6.- Biblioteca o tablinium: Lugar de trabajo del propietario.
7.-Almacenes, con sotano excavado en la roca.
9.-Patio abierto

ZONA PRODUCTIVA
8.-Alberca mayor
10.-Alberca menor 
11.Acequias


LA NECROPOLIS DEL RUEDO


 

Cerca de la Villa se encontró una necrópolis en la que se excavaron 132 tumbas encontrándose en la cabeza del difunto una jarrita que pudo contener algún tipo de liquido para la limpieza del cuerpo. Unos alfileres delatan que servian para sujetar el sudario con el que se enterraban. Brazaletes, aretes, sortijas, collares,... componian el ajuar personal del difunto.



La tercera planta del museo
está dedicada a la Villa romana de El Ruedo.


Hay abundantes restos romanos: estatuas de diferentes tamaños , cabezas, torsos, monedas, adornos, perfumarios, enterramientos.. Destaca una figura que, según del lado donde se mire y a medida que vamos rodeándola, tiene aspecto masculino o femenino. Parece que tenía un espejo en la mano para poder verse el otro lado del cuerpo. Es una figura única  Pero, sin duda, la pieza más importante del museo es la estatua en bronce de Hypnos, dios griego de los sueños (Sommus para los romanos). Es una de las mejores del mundo. Tendría la flor de la adormidera en su mano izquierda para llevar el sueño a los seres humanos y en la derecha un asta o cuerno para llamar a la noche. Presenta alas en las sienes que representan la movilidad del pensamiento. La cabeza está perfectamente conseguida .La visita a esta planta se completa con una maqueta de la villa romana de El Ruedo.


Hypnos es la pieza más sobresaliente del museo de Almedinilla por su originalidad y calidad. Estatua realizada en bronce en varias partes y luego unidas.
El Hypnos es el simbolo del sueño, hijo de Nobe (la noche) y hermano de Tanathos (la muerte). Su misión consistia en conducir plácidamente las almas a la muerte

Geniecillo

PARA SABER MÁS, VER:

CORDOBA-ROMANA
-- ITIINERARIO POR LA CORDUBA ROMANA


 RECOMENDACIONES PARA UN ITINERARIO
Nuestra mochila contiene:

Kit del geógrafo-historiador : mapa  (topográfico, plano, croquis...), cámara fotográfica, cuaderno de campo, tableta-ordenador, Navegador-GPS- brújula, prismáticos,  set de dibujo
  • ropa deportiva,
     y si llueve, impermeable
  • calzado cómodo y adecuado (trekking) 
  • Bocadillos-agua-frutos energéticos 
    + bolsa de basura  

ACTIVIDADES EN EL AULA
Guías del mundo ibero y romana.
HIS-ESP-ANTIGUA-iberos
HIS-ESP-ANTIGUA-romana
 


ACTIVIDAD:

El alumno/-a deberá hacer un reportaje fotográfico de los diferentes monumentos a visitar

Se deberá diferenciar:

MUNDO ÍBERO/MUNDO ROMANO

Pepa Cobos nos propone:


ITINERARIO DE ALMEDINILLA

  1º ESO. I.E.S. AVERROES- 15/05/2013
 

POBLADO IBERO


1.-VISITAMOS LAS CASAS: HACEMOS EL DIBUJO DE UNA DE ELLAS
 













2.-RECOGEMOS INFORMACIÓN SOBRE CÓMO SE CONSTRUÍAN, QUIÉNES LAS HICIERON, QUÉ MATERIALES USARON  ETC.

……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………


3.- DIBUJAMOS LOS OBJETOS QUE HAY EN LAS VIVIENDAS














LA VILLA ROMANA

1.-¿CÓMO ES SU ORIENTACIÓN?

2.-RECOGEMOS  INFORMACIÓN SOBRE  LOS PUNTOS QUE VAMOS VISITANDO DE LA VILLA
-LA CASA ESTABA FORMADA POR VARIAS DEPENDENCIAS

PON EL NOMBRE A CADA UNA DE ELLAS
1.-………………………...2.-………………………3.-……………………………………….
.4.-…………………………….5.-…………………………..6.-……………………
7.-………………………8.-…………………………..9.-…………………………
10.-……………………………………….




-EL COMEDOR ERA UNA PARTE FUN DAMENTAL DE LA CASA ¿QUÉ HAY DE ESPECIAL EN ESTE?



-El  HORNO………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………



VISITAMOS EL  ECOMUSEO

VAMOS A PRESTAR ATENCIÓN A LAS EXPLICACIONES Y NOS VAMOS A CENTRAR EN UNA VITRINA U OBJETO.

DIBÚJALO AQUÍ CON TODO DETALLE
































ELABORA UN TEXTO DONDE LO DESCRIBAS  Y DÍ  PORQUE TE HA LLAMADO LA ATENCIÓN
 Quizá te pueda interasar el siguiente enlace PATRIMONIO ETNOLÓGICO

PARA SABER MÁS, VER

CÓRDOBA IBERA
CORDOBA-ROMANA

MEMORIA DE LA ACTIVIDAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario