CÓRDOBA. POBLACIÓN Y SOCIEDAD. ETNOGRAFÍA Y VIDA COTIDIANA. ¡SOY CORDOBES!


 CÓRDOBA. POBLACIÓN Y SOCIEDAD. ETNOGRAFÍA Y VIDA COTIDIANA. 
¡SOY CORDOBÉS!

 ---------------------------------
 POBLACIÓN CORDOBA
---------------------------------

¿Cómo te llamas?
- María, como la virgen, como mi madre y mi abuyela, y mi tía.

- Rafael, como el custodio y que siempre ha estado en el podio de los nombres de Córdoba. Por mii padre

Pero parecen que los tiempos están cambiado .Así lo reflejan los últimos datos publicados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, que colocan a Manuel en el primer puesto (116 varones, un 3,2 por ciento del total de nacidos en 2016), mientras que el nombre del custodio de la capital pasa del segundo al séptimo lugar en la lista.Tambie´n aparece Alejandro (106); Martín (que ha pasado del puesto 11 al tercero, con 104 niños registrados con este nombre); Álvaro (101); Hugo (97 recién nacidos) y Antonio (94).

En el caso de las niñas, María sigue siendo el nombre más elegido, 141 niñas (un 4,2%) que también es el preferido en el resto de provincias andaluzas.Después vienen Lucía -106 niñas- (desbancando a Paula, que ocupaba este lugar en 2015); seguido de Martina (94), que ha escalado desde la sexta posición; Carmen (85) y Daniela (84).
 


En 1857 se registró el primer censo de población de la ciudad de Córdoba. En los próximos 43 años, Córdoba tuvo un incremento poblacional de un 35%
.
1834: 40.296 habitantes
1842: 41.976 habitantes
1857: 42.909 habitantes
1900: 58.275 habitantes

La población de Córdoba sigue creciendo, aunque el aumento sigue un ritmo menor que en el resto de España y de Andalucía.


El censo del 2011, difundido  por el INE, deja el número de habitantes de la provincia en 802.575, un 5,37% más que en el anterior estudio censal realizado en el 2001. Este crecimiento es inferior al nacional (14,6%) y andaluz (13,8%). 



En la última década la población residente en la provincia se ha incrementado en 40.918 habitantes como consecuencia de la importante subida de población extranjera (hay 23.716 censados frente a los 4.872 del 2001), mientras que el número de españoles ha crecido en 22.074. Pese a esto, Córdoba es la segunda provincia andaluza, tras Jaén, en la que el crecimiento es menor. En el lado opuesto están Almería (28,3%), Málaga (23,9%) y Huelva (12,3%), que son las que registran una mejor evolución.

El desglose provincial deja claras conclusiones. Los municipios de más de 20.000 habitantes siguen creciendo demográficamente, a los que se unen municipios emergentes de la Vega del Guadalquivir y situados en la zona de influencia de la autovía de Andalucía. Por el contrario, las comarcas del Guadiato y de Los Pedroches continúan acentuando su caída poblacional. El censo del 2011 deja 34 municipios de la provincia con descenso demográfico (el 45,3%), mientras que hay ocho con más de 20.000 habitantes (dos más que hace una década al incorporarse en este periodo Palma del Río y Baena). El menor crecimiento respecto a otras provincias está provocando que en las últimas tres décadas Córdoba esté cediendo posiciones al pasar del puesto 15 en 1981 al 19 en el año 2011.

En el caso de la ciudad de Córdoba, la población ha subido en 20.254 personas en la última década y se ha situado en 328.326 inscritos (+6,57%). Tras Sevilla (698.042 censados) y Málaga (561.435), Córdoba es la tercera capital de provincia de Andalucía y es también la tercera que ha crecido más, tras Almería (14,04%) y Málaga (7,06%).



Tras la capital, Lucena es el segundo municipio de la provincia con más población al llegar a 42.355 habitantes, un 14,38% más que hace una década. Detrás se encuentran Puente Genil (30.304), Montilla (23.797), Priego (23.408), Palma del Río (21.454), Cabra (21.085) y Baena (20.061). El siguiente pueblo en número de habitantes es Pozoblanco, con 17.710, aunque se queda aún lejos de la barrera de los veinte mil. Entre 10.000 y 15.000 habitantes hay cinco municipios: La Carlota (13.764), Aguilar (13.670), Peñarroya-Pueblonuevo (11.639), Fuente Palmera (10.979) y Rute (10.532). Por el contrario, hay 61 pueblos que tienen menos de 10.000 inscritos en el censo, siendo las localidades de Fuente la Lancha (372) y Valsequillo (399) los que tienen menos población.



En 2004 y 2005 sólo aumentó en un 0,5% cada año, situándose en 788.287 personas, según el padrón actualizado al 1 de enero de 2006 del INE.

La provincia cordobesa aún no se ha recuperado del éxodo de las miles de personas que dejaron su tierra natal en el periodo entre 1960 y 1980  para buscar fortuna en otras provincias o países. En estos 20 años fueron más de 80.000 los cordobeses que emigraron. La población, desde entonces, no remonta el vuelo. De hecho, en 1960 había más personas que en la actualidad. Entonces se censaron casi 800.000 habitantes.
A partir de la década de los ochenta, la población dejó de disminuir y se puso freno a la sangría demográfica. Desde entonces, los habitantes han ido aumentando aunque muy poquito a poco.

En la provincia, no hay variaciones en el orden poblacional de los grandes municipios. En el segundo lugar está Lucena (42.748), continuando Puente Genil (30.186), Montilla (23.622), Priego (23.112), Palma del Río (21.582), Cabra (21.001) y Baena (20.207). Todas las comarcas cordobesas redujeron su número de habitantes en el último padrón. La Campiña Sur, integrada por 11 pueblos, es la que pierde más (-457), quedando con 106.061. Todos los términos, a excepción de Monturque, estuvieron en negativo. El Valle del Guadiato fue la segunda zona en la que se registró la mayor disminución de un año a otro al pasar de 31.383 a 30.955 (-428) en sus once municipios. En esta comarca solo registró una evolución positiva Obejo. La tercera comarca con mayor caída fue la Subbética, que cedió 412 habitantes al fluctuar de 125.996 a 125.584. Aquí solo mejoró Benamejí y Cabra. Los Pedroches fue el cuarto lugar con un descenso más elevado (-379) al situarse con 54.853 empadronados, mejorando Añora, Fuente la Lancha y Villaralto. Con bajadas menos pronunciadas quedan Guadajoz y Campiña Este (38.534, -262), Alto Guadalquivir (44.714, -242) y Vega del Guadalquivir (70.660, -171).

PARA SABER MÁS:
El estudio puede consultarse aquí

La cifra de los 800.000 habitantes que se consiguió en 2011 y que se perdió en el pasado 2014. Así se desprende de los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre la población hasta enero de 2015, que refleja que la provincia ha perdido 2.051 personas en comparación con el mismo periodo de 2014, un 0,25% menos. Se completa así una caída paulatina que ha provocado que se vayan de toda la provincia más de 7.000 personas en apenas tres años.

Archivo:800px-Demografía Córdoba (España).PNG




Población de CORDOBA por sexo y edad 2010 (grupos quinquenales)
EDAD HOMBRES MUJERES TOTAL
0-4 9.372 8.825 18.197
5-9 9.001 8.413 17.414
10-14 8.390 7.884 16.274
15-19 9.533 9.003 18.536
20-24 10.162 9.740 19.902
25-29 11.863 11.559 23.422
30-34 13.415 13.354 26.769
35-39 12.696 13.107 25.803
40-44 13.009 13.599 26.608
45-49 12.218 13.118 25.336
50-54 10.630 11.722 22.352
55-59 8.593 9.512 18.105
60-64 8.004 9.284 17.288
65-69 6.687 7.828 14.515
70-74 5.116 6.943 12.059
75-79 4.783 6.761 11.544
80-84 2.867 5.344 8.211
85- 1.743 4.469 6.212
TOTAL
158.082 170.465 328.547







 


AREA METROPOLITANA




El número de habitantes de las seis localidades más cercanas a la capital (Almodóvar, La Carlota, El Carpio, Fernán Núñez, Guadalcázar y Villafranca) se ha elevado un 6,79% en los últimos cinco años, mientras que la población en la capital apenas creció un 1,8% y en la provincia, el 2%. Dicho de otro modo, el número de habitantes de la zona metropolitana ha subido seis veces más que en la capital y la provincia. Este crecimiento ha sido una tendencia de los últimos años, en la que los pueblos del área metropolitana de Córdoba han crecido el doble que el resto de la provincia entre 1996 y 2012 y han tirado de la demografía durante este periodo de tiempo. Así, mientras que la provincia pasaba de tener 761.401 a 804.498 habitantes y crecía un 5,6%; el área metropolitana sin la capital pasaba de 72.039 a 80.163 habitantes y crecía un 11,27%. La capital en solitario durante ese periodo ha experimentado una subida del 7,3%. En concreto, las poblaciones del área que más han crecido entre 1996 y 2012 son Guadalcázar, La Carlota, Obejo, La Victoria y Villafranca. En el otro extremo hay que situar a Espejo, Villaviciosa y San Sebastián de los Ballesteros.

La Junta de Andalucía, que ha estudiado esta gran área de influencia en la provincia cordobesa para la confección de su Plan de ordenación de la aglomeración urbana, considera que, a diferencia de otros lugares, el responsable del crecimiento de estas localidades metropolitanas es el mercado inmobiliario y no la demografía. Que la vivienda haya sido más barata en los pueblos ha contribuido de manera espectacular al cambio de hábitos de los últimos años.

Por otro lado, la evaluación inicial del citado plan de la Junta observó que la expansión de la aglomeración de Córdoba ha respondido a múltiples factores entre los que cabe destacar la mayor influencia y presión que se realiza desde la capital, en un primer momento dentro de su vastísimo término municipal, por lo que fenómenos de naturaleza metropolitana han quedado más difuminados. Y es que en Córdoba, la capital se configura como nodo central no solo de la aglomeración sino de la totalidad de la provincia; si bien el crecimiento también se hace relevante en municipios como La Carlota, Villafranca y Fernán Núñez.

  MIGRACIÓN
Viajeros en la estación de tren de Córdoba, en una imagen de archivo.La población inmigrante está consiguiendo amortiguar en los últimos años la pérdida de población nacional que se está produciendo en la provincia, aunque con la crisis cada vez se hace más difícil mantener los niveles poblacionales, no solo porque el crecimiento vegetativo ha descendido en los últimos tres años y fue solo de 682 personas en el 2011, sino porque con la crisis cada vez llegan menos inmigrantes y se marchan más habitantes de los que había en la provincia. El Instituto de Estadística de Andalucía (IEA) advierte en su último informe sobre variaciones residenciales que Córdoba es la única provincia andaluza que registró un mayor número de flujos migratorios hacia el resto del país o el extranjero que variaciones poblaciones con destino a la provincia. Así, en el saldo migratorio total, que incluye las mudanzas tanto internas (España) como externas (con el extranjero), fue negativo al contabilizarse 41 emigraciones más que inmigraciones. El saldo negativo de Córdoba fue consecuencia de la pérdida poblacional del resto de municipios de la provincia, pues en la capital se produjo un resultado positivo de 273 variaciones residenciales.  



Junto a la marcha de personas al resto del país, es significativo el incremento que se está observando en la emigración de residentes en Córdoba hacia el extranjero, pues en los tres últimos años ha crecido un 37,7%. Así, en el 2011 fueron 982 cordobeses los que se fueron a otros países, frente a los 713 que se contabilizaron en el 2008. Sin embargo, los cordobeses siguen siendo más reacios a buscarse la vida en el extranjero. De los 33.420 emigraciones que hubo en Andalucía el pasado año, Málaga fue la provincia que registró un mayor número de cambios de residencia, seguido de Almería (6.468) y Sevilla (5.469). En el último lugar se mantiene en los últimos años Córdoba.
Los principales destinos de los residentes en la provincia al extranjero fueron países de Europa (297), de los que 234 correspondían a la UE. Detrás están Africa (41), América (114), Asia (13) y Oceanía (3).




La población extranjera se encuentra distribuida muy desigualmente por el territorio andaluz. En gran medida su reparto está condicionado por el dispar dinamismo económico entre el litoral y el interior de la región (Pumares et al, 2008). 

Córdoba tiene 21.215 extranjeros inmigrantes en el censo de población que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). La mayoría son rumanos, seguidos de marroquíes y ecuatorianos. Pero la realidad es que hay muchísimos extranjeros de fuera de la UE que se encuentran en situación irregular",

La composición de de nacionalidades en  Córdoba difiere  de la que dibuja la comunidad andaluza. Destaca la moderada presencia habitantes la Unión Europea (con la salvedad, en fechas más recientes, de los rumanos). Éstos representaban en Córdoba en 2002 el 14,3% de los empadronados extranjeros, mientras que en Andalucía eran el 43%.  En el 2006 se  aprecias un cambio importante tanto a nivel andaluz como en la provincia, con el aumento vertiginoso de la población rumana. A partir de ese año pasan a suponer la primera nacionalidad extranjera en Córdoba (21,7%) , Los los marroquíes constituyen también el colectivo más numeroso (14,5%, pese a que entre 2002 y 2006 se han multiplicado por dos). Los ecuatorianos y los colombianos, constituyen el tercer grupo.  . A 1 de enero de 2010 se mantiene el predominio de los rumanos en Córdoba (30,6%), así como la segunda posición de los marroquíes (13,2%). Es de destacar también que las nacionalidades agrupadas en América del Sur representan el 26% de los inscritos en el padrón.(Alberto Capote Lama, Inmigración extranjera en la provincia de Córdoba)

La mayor parte de los rumano-gitanos que residen en la capital cordobesa lo hacen asentamientos que no cuentan con ningún tipo de servicio básico, como agua, luz o alcantarillado (en torno al 80 por ciento) debido a su falta de recursos. Es otro ejemplo de la situación de marginación, pobreza extrema y exclusión social de la comunidad romá en Córdoba 
En la zona del Cordel de Écija se inauguró a finales de 2011 otro centro oración con el que cuentan los musulmanes para el rezo en la capital

Existe unos Planes de Integración propiciados por la Junta de Andalucí que establece medidas agrupadas en once áreas, como son la socieducativa; sociolaboral; sociosanitaria; inclusión y bienestar social; equipamiento, vivienda y alojamiento; cultura, ocio y participación; atención jurídica; formación; investigación; sensibilización social, y cooperación internacional.


ESTRUCTURA DE POBLACIÓN



La Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de 2012 arroja de nuevo una tremenda subida del paro, que en Córdoba no ha sido tan virulenta como en la media de Andalucía, y aun así añade 4.000 nuevos desempleados en apenas un trimestre y 17.300 en un año, hasta alcanzar las 126.600 personas sin puesto de trabajo y una tasa del 32,67%, casi un tercio de la población activa.

 Del total de los parados de Córdoba, hay 9.500 que buscan su primer empleo, y la cifra de hogares que declaran tener a todos sus miembros en el paro ha aumentado hasta 42.300, el 15% de los hogares cordobeses, 2.900 más que hace tres meses y 9.100 más que hace un año.


 

Andalucía sumó 81.100 nuevos parados en el primer trimestre, una subida trimestral del 6,5%, con lo que la cifra se situó en 1.329.600 y la tasa en el 33,17%. Además, el 19,7% de los hogares andaluces tiene a todos sus miembros en paro.



 




LA PROVINCIA


Por comarcas:

-las dos del norte 
los Pedroches y el Valle del Guadiato— así como el Guadajoz-Campiña.
 Estashan experimentado a lo largo de estos tres lustros una seria sangría con pérdidas de población generalizada por diversos factores. 
En Los Pedroches, entre 1998 y 2012 se ha registrado una caída del número de habitantes de 2.276 con Hinojosa del Duque como bajada más llamativa. El municipio ha reducido su censo en 745 personas.
En el Guadiato, en franco retroceso desde el cierre progresivo de la minería del carbón, la caída de la población ha supuesto un 10,2%, con 3.597 habitantes menos. Peñarroya-Pueblonuevo está a la cabeza de esa reducción con 1.955 personas menos. Belmez, en proporción, ha perdido más, con 895 censados menos para una población actual de 4.057 habitantes.
Finalmente, el Guadajoz, con el caso de Baena ya citado, pasó a contar con 357 vecinos menos en ese tiempo. Se trata de un 0,9 por ciento de pérdida.

- Por contra, en el Sur las cosas siguen en alza, aunque con algunas sorpresas. 
El incremento de población más importante se produjo en la Vega, con 9.403 personas más. Y es que todos sus municipios experimentaron incrementos desde 1998, salvo Hornachuelos que perdió 362 vecinos. Destaca enormemente el municipio de La Carlota, con un incremento de casi 3.500 habitantes, lo que indica una de las mayores subidas en proporción a sus habitantes (un 33,49 por ciento).
La Campiña Sur también tuvo un aumento interesante, de 5.067 censados más, destacando Puente Genil (2.467) y Montilla (1.044) para conseguir ese tirón y con sólo una pérdida de un habitante en San Sebastián de los Ballesteros (833).
En el Alto Guadalquivir, con 1.204 habitantes más, las subidas no han sido especialmente significativas, pero en Villafranca se llegó a experimentar un 28% de incremento, hasta alcanzar los 4.832 habitantes en 2012.
Donde se vieron bajadas más generalizadas, a pesar de el incremento final es positivo en 8.515 personas, fue en la Subbética. Allí, de los catorce municipios que hay hubo pérdidas en siete de ellos, y si se produjo un aumento fue merced a sus dos grandes localidades —Lucena y Priego—, con incrementos de 7.028 y 1.260, respectivamente.

La capital sólo ha experimentado subidas en 15 años. En total, 18.880 personas más con un 6% de subida. 


PARA SABER MÁS, VER:



PARA SABER MÁS, VER:

CORDOBA-POBLACIÓN
CÓRDOBA. SOCIEDAD. PAISAJE SOCIAL Y PATRIMONIO CULTURAL
---ITINERARIO: PATRIMONIO ETNOLÓGICO CORDOBÉS
---ITINERARIO POR LOS MOVIMIENTOS SOCIALES Y LOS ESPACIOS DE SOCIABILIDAD DE CÓRDOBA
Geografía patrimonial de córdoba

No hay comentarios:

Publicar un comentario