678 SECTOR PRIMARIO ¿POR QUÉ ESTUDIAR EL SECTOR PRIMARIO ESPAÑOL? PAISAJES AGRARIOS

 SECTOR PRIMARIO ESPAÑA
 ¿POR QUÉ ESTUDIAR EL SECTOR PRIMARIO ESPAÑOL? PAISAJES AGRARIOS


Si por la Candelaria llueve, lo que queda de inverno no será muy duro. Si hace sol, será peor

la Candelaria marca el momento de volver a sembrar los campos (2 febrero)
Una mujer recoge aceituna en Granada / M. ZARZA
A fecha de 18 de abril de 2017 mi huerto luce de esta manera.

AGRICULTURA EN ESPAÑA


Actualmente emplea solo alrededor del  4,4% de la población activa, por lo que podemos decir que España no es ya un país agrario. (INE, 2007).

En el caso de España, el agro genera el 3.5% del PBI,
- proporciona ocupación al
- y origina el 14,4% del valor de las exportaciones totales y el 9,4% en el caso de las importaciones 

 Al igual que ocurre en la generalidad de países, en España, la tendencia histórica de dichos indicadores es decreciente, dada la mayor importancia relativa adquirida por las actividades industriales y de servicios a medida que se han elevado los niveles tecnológico y de vida de la sociedad.
    El peso real de la agricultura en el conjunto de la economía teniendo en cuenta la importancia estratégica deriva de las siguientes razones:
    a) Los productos agrarios son productos vitales, ya que están destinados al abastecimiento alimentario de la nación.
    b) Los productos del sector agrarios constituyen, para una gran cantidad de actividades industriales, la fuente de aprovisionamiento de materias primas.
    c) Por razones medioambientales, e s indispensable el mantenimiento de esta actividad, al objeto de evitar el despoblamiento y la desertización del territorio.
  • Las cifras del Sector Agrario. 
     a) Producción .- La contribución del sector al PIB ha registrado un considerable descenso, pasando, en euros corrientes, del 17,1 por 100 en 1964, al
    3.5% del PBI en 2007  
La población activa en el sector agrario
- Entre 1900 y 1955, el porcentaje de población activa del sector primario tuvo valores elevados. Las razones eran variadas: la economía y la sociedad eran principalmente agrarias, los otros dos sectores económicos tenían escaso desarrollo y la mecanización del campo todavía estaba poco extendida, de modo que la realización de las tareas requería mucha mano de obra.

Esta tendencia se vio favorecida por la demanda de puestos de trabajo en las áreas industriales de Madrid, Barcelona y el País Vasco, y en las obras públicas, impulsadas durante la dictadura de Primo de Rivera.

Durante la Guerra civil y los años de la posguerra, el descenso de la población activa del sector primario se estancó ante la destrucción de industrias y las dificultades económicas, de empleo y de alimentación en la ciudades durante los primeros años de la posguerra, que favorecieron el mantenimiento de la población en el campo, e incluso el retorno a él.

-Entre 1955 y 1973, el descenso de la población activa agraria alcanzó su mayor volumen, coincidiendo con la etapa de mayor intensidad del éxodo rural. Las causas fueron el incremento (Baby boom posbélico retrasado), la crisis de la agricultura tradicional por la mecanización del campo, el auge industrial impulsado por los planes de desarrollo y el crecimiento del turismo, que generó puestos de trabajo en los servicios turísticos y en la construcción.

-Entre 1973 a 2000, el descenso de la población activa agraria se ha desacelerado, aunque continua decreciendo hasta situarse en cifras bajas. La causa de la desaceleración fue la crisis industrial que paralizó la emigración a las regiones industrializadas en crisis, e incluso provocó algunos retornos al campo. Tras la crisis, ha colaborado a reducir el éxodo rural el progreso de la tecnificación agraria, las políticas de desarrollo rural, la implantación en el medio rural de actividades industriales y servicios procedentes de las ciudades, y las migraciones residenciales. No obstante, todavía podría incrementarse en los próximos años, como respuesta a la modernización agraria, que hará desaparecer muchas de las explotaciones más tradicionales o de las trabajadas a tiempo parcial.

- A partir del 2000 seguimos observando el decrecimiento de la actividad agraria pasando a cifras por debajo del 5% en línea con los capíses de agricultura desarrollada o comercial.

 La población activa agraria se ha reducido mucho en los últimos decenios, llegando a ser en 2006 del 5% por ciento de la población trabajadora. La emigración afecta a la población joven, jornaleros e incluso pequeños propietarios que dejan sus propiedades en manos de quienes permanecen como agricultores.


Las consecuencias del fuerte descenso de la población activa agraria se manifiestan en los terrenos demográfico, socioeconómico y medioambiental.

a) En el terreno demográfico ha ocasionado un fuerte envejecimiento de la población rural, como resultado de la emigración de los jóvenes a las ciudades, y el despoblamiento de algunas zonas.

 Hoy observamos además una carencia de mujeres y jóvenes. No obstante los retorno al agro están modificando estas pautas.
¿Por qué los jóvenes españoles son reacios a convertirse en agricultores?



La población es reacio a trabajar en el campo por varios factores:



- Por desconocimiento de la técnica del trabajo de agricultor.


- Los efectos físicos en los que estas expuesto.

- El salario no contribuyente al esfuerzo realizado.

- La vida de servicios y ocio que hay en las ciudades, y no tanto en los pueblos.
-El trabajo lo realizan otros. (los invisibles)


Por otro lado, han quedado en el campo agricultores con escaso nivel de formación, más reacios a la innovación. Por eso, se trata de incrementar la formación básica evitando el abandono temprano del sistema educativo; y fomentando la formación profesional y continua. Asimismo, parece surgir otro cambio de tendencia, al entender la zonas rurales como entorno amables, con beneficios ambientales y mejoras alimenticias.

La actual política de desarrollo rural favorece la permanencia de la población rural mediante la concesión de indemnizaciones compensatorias, la mejora de la competitividad de las explotaciones, la diversificación económica, y las ayudas a la instalación de jóvenes agricultores.


b) En el terreno socioeconómico, el descenso de población activa agraria ha ocasionado un déficit de infraestructuras, servicios elementales (recogida de basuras, electrificación, telefonía) y equipamientos (docente, asistencial, sanitario, deportivo, cultural) por falta de una demanda suficiente, con la consiguiente repercusión en el nivel de vida de la población rural. Frente a este problema se llevan a cabo actuaciones para mejorar la accesibilidad y la dotación de infraestructuras, servicios y equipamientos, garantizando que nadie quede demasiado alejado de estos. Para ello, tienden a implantarse en los pequeños núcleos urbanos repartidos por el espacio rural, que actúan como centros de concentración de la población del entorno.

c) En el terreno medioambiental, el despoblamiento amenaza la supervivencia de paisajes rurales tradicionales, de gran valor histórico y cultural. Para evitarlo la política de desarrollo rural de la UE concede ayudas para el mantenimiento de la población y de las actividades tradicionales.

    c) Productividad .- La productividad del trabajo agrario se ha multiplicado por cuatro en los últimos veinticinco años, creciendo a un ritmo anual del 6,7 por 100 , muy superior al del conjunto de la economía.

    d) Comercio exterior .- La participación del comercio exterior agrario en el total del comercio exterior ha pasando de representar el 20,3 por 100 en 1964 (una quinta parte del total), al 11,5 por 100 en 2000, si bien dicha participación viene permaneciendo estable desde mediados de los años 80 ( 10,9 por 100 en 1985).

     Factores que condicionan la agricultura en España
Físicos
  • El relieve, la altitud, la tipología de suelos: España es un país con una altitud media de elevada ( 600 m ), y considerando que la altitud óptima para el desarrollo de la agricultura se sitúa alrededor de los 200 m, podemos ver que solo el 11,4 de nuestro territorio presenta esa altitud óptima para su desarrollo.
  •  
  • La erosión: Las fuertes lluvias que se producen sobre todo en las regiones mediterráneas, arrastran gran cantidad de tierra de las zonas de cultivo elevadas, depositándolas en los embalses, aterrándolos o termina en el mar. En las zonas con abundante vegetación se amortigua  mucho la erosión, pero donde la vegetación es escasa y las precipitaciones torrenciales, como ocurre en muchas zonas de España, el problema se agiganta
  •  
  • El clima: El territorio español recibe una media de 2.500 horas de sol, que es elevada, incluso en invierno, pero también la mayor parte del país sufre frecuentes y acusadas heladas que afectan, a veces de manera catastrófica, a muchos cultivos. El reparto de precipitaciones también es muy irregular, sobre todo en las regiones de clima mediterráneo,en los que casi el total de las precipitaciones anuales caen en un periodo corto de tiempo.
  •  
  • La hidrografía o el uso y gestión  del agua.

Los factores humanos que explican la actividad agraria

Constituyen un amplio conjunto que condiciona los paisajes agrarios, como por ejemplo:
 
 - El crecimiento demográfico, el cual actúa sobre la demanda de alimentos y de suelos, o sobre la conversión de los suelos rústicos en suelos urbanizables.

- Los hábitos socioculturales, importantes para entender, por ejemplo, la escasa superficie dedicada Históricos

 - Los avances científico-técnicos, que impulsan nuevas técnicas de cultivo, ensayan semillas más resistentes a plagas, etc.


Entre las técnicas modernas incorporadas destacan:

• La mecanización o incorporación de maquinaria como tractores, cosechadoras…

 • Uso de nuevas tecnologías en los cultivos para hacerlos más resistentes a plagas y enfermedades. Por ejemplo, la selección de semillas o los cultivos transgénicos.

• Utilización de nuevos sistemas de riego: por goteo, por aspersión…


• Empleo de nuevas técnicas de cultivo que permiten la intensificación de la producción y una mayor competitividad de mercado. 
Como:
-Acolchado Consiste en cubrir el suelo con tiras de plástico
-Invernaderos Estructuras de plástico que retienen el calor y la humedad y permiten cultivos fuera de temporada y varias cosechas anuales.
-Enarenado Se pone sobre la tierra una capa de estiér
col y otra de arena encima 


- Los hechos históricos, decisivos para explicar la presencia misma de la agricultura en las diferentes civilizaciones a lo largo de la Historia o para comprender los efectos devastadores de las guerras sobre las superficies cultivadas.

 La protección ganadera: Durante la Edad Media los reyes cristianos se preocuparon más de la ganadería que de la agricultura. Se formaron juntas de ganaderos para garantizar el alimento de los animales, principalmente ovinos de producción lanera, que al fin se unieron en el Honrado Concejo de la Mesta, reconocido por Alfonso X en el año 1373. Aseguraba el exclusivo uso para el ganado de cañadas y el aprovechamiento de baldíos, barbechos y rastrojos. 

Etapa de preponderancia agrícola en el siglo XVIII: A finales del siglo XVIII, cerca del 70 por ciento de la tierra pertenecía a la Iglesia y a la nobleza. En este siglo la supresión de los privilegios mesteros y la desamortización aumentaron el área labrada.


  - Las decisiones de política económica-agraria, que favorecen a veces un determinado producto en detrimento de otros. La integración en la UE ha hecho de la PAC un intrumneto político económico determinante



-SISTEMAS DE EXPLOTACIÓN
 
El espacio rural se organiza en parcelas, la explotación agrupa a todas las parcelas.

En España el tamaño medio de la explotación ha ido aumentando ahora a 23,90 hectáreas y la propiedad ha ido aumentando por la desaparición de los pequeños propietarios. Hay un importante contraste entre grandes y pequeñas explotaciones:

-Los latifundios (grandes propietarios) 50% de las tierras en manos de 0,8% de los propietarios, predominan en Andalucía, Extremadura, Castilla la Mancha y Aragón.

-Los minifundios (pequeñas propiedades)10,5% de las tierras en manos del 52% de la población, predominan en el norte de la Península.

- Openfield/Openfield

Los campos abiertos (openfields ) son un sistema de ordenación y explotación del terrazgo agrario. En ellos, las parcelas de cada campesino no estaban separadas por ningún tipo de cerca o seto estaban separadas en "hojas", y las decisiones sobre qué, cómo y cuándo debía cultivarse en cada zona de labor se tomaban de forma colectiva entre todos los vecinos del lugar. 
En los campos cerrados existen divisiones entre las parcelas, y se asocian a decisiones de cultivos individuales. A ello suele añadirse un importante peso de los bienes comunales (pastos, bosques, derechos) en este tipo de sistemas agrarios.


Suele decirse que el modelo de campos abiertos es el dominante en las zonas de secano (digamos, la Europa del Norte y la Mediterránea) y el de campos cerrados en las zonas de montaña y más húmedas (Norte de la península Ibérica). De todos modos, son modelos o tipos ideales, más complejos en la realidad.

Característica de las estructuras agrarias.

  Después de la guerra civil, se iniciaron planes de transformación y mejora de la agricultura.

-Ampliación del área regada: Desde los embalses construidos se derivaron las aguas en las distintas cuencas mediante canales. En la del Ebro, los canales de Bardenas, Monegros, Cinca etc. En el Tajo con el canal de Estremera y Alberche y en el Guadiana los de Orellana y Montijo.
  

-Concentración parcelaria: Las sucesivas transmisiones de la propiedad rústica habían dejado la tierra muy parcelada. Para remediar esta desventaja se inició en 1956 la concentración parcelaria, y en el año 1982 la superficie media por parcela había pasado de 0,34 a a 2,58 ha.

 - Los  regímenes de tenencia 

Ponen de manifiesto que la agricultura española continúa siendo de forma predominante una agricultura de propietarios. No obstante, hay que resaltar la fuerte expansión registrada en la última década por el arrendamiento: la superficie arrendada se incrementó durante el período 1989-1999 en 2,2 millones de hectáreas, pasando del 20% al 27%. Una expansión muy relacionada con la aceleración del ajuste estructural en nuestra agricultura, pudiendo afirmar en este sentido que el arrendamiento ha constituido durante los años 90 la vía esencial de movilidad de la tierra y de ampliación de la base territorial de las explotaciones.

El régimen de tenencia es el grado de dominio de la tierra, que puede ser: directa(88,4%) en pequeñas explotaciones o indirecta que se divide en aparcería(3,6%) y arrendamiento(8%).

-Tierras en Propiedad

Se consideran como tales, a efectos censases, aquellas sobre las que el titular tiene derecho de propiedad, con título escrito o sin él y las que han sido explotadas pacífica e ininterrumpidamente por el titular durante treinta años como mínimo y sin pago de renta. También se incluyen en este epígrafe los usufructos de la tierra. Se excluyen las tierras cedidas a terceros, considerándose también como tales las comunales dadas en «suertes» o arrendamiento. 

La inmensa mayoría de las explotaciones agrarias en España, corresponden a un titular que es una persona física. Por lo que, aunque un porcentaje creciente de estos titulares recurre en mayor o menor medida a la contratación de mano de obra asalariada. También se mantiene un claro predominio numérico de las explotaciones familiares: las unidades productivas en las que más del 90% del trabajo es aportado por la familia suponen en torno a los 3/4 del total.

-Tierras en Arrendamiento 

Una tierra se lleva en arrendamiento si el titular disfruta de los aprovechamientos de la misma mediante el pago de un canon o renta, independiente de los resultados de la explotación, ya sea en metálico, ya en especie o en ambas cosas a la vez. 

-Tierras en Aparcería 


Son aquellas tierras propiedad de tercera persona cedidas temporalmente al aparcero (se considera éste como titular a efectos censases) mediante el pago de un tanto por ciento del producto obtenido o su equivalente en efectivo. La cuantía de dicha parte depende de las condiciones locales, el tipo de titular y la aportación del propietario. 

-Tierras en otros regimenes de tenencia 


Se incluyen en este apartado las tierras no comprendidas en alguno de los regímenes anteriores: las explotaciones cedidas gratuitamente, en fideicomiso, en litigio, en precario, censos, foros, en régimen comunal dadas en «suertes» o arrendamiento, etcétera. 


La concentración de explotaciones agrarias pequeñas en otras más grandes nos puede dejar ver imágenes como esta.



PROBLEMAS Y CONTRASTES EXPLOTACIONES AGRARIAS



Población agraria y explotaciones: La población activa agraria se ha reducido mucho en los últimos decenios, llegando a ser en 2006 del 5% por ciento de la población trabajadora. La emigración afecta a la población joven, jornaleros e incluso pequeños propietarios que dejan sus propiedades en manos de quienes permanecen como agricultores.

Las técnicas: En las zonas de regadío se ha extendido la práctica de los cultivos forzados. Un auténtico mar de plásticos protectores se extiende ahora por los regadíos de distintas áreas ribereñas del Mediterráneo.

Resultados económicos:El ensanchamiento del área regada, el cultivo bajo plásticos protectores, la mecanización, la selección de semillas y, en general, las mejoras introducidas han elevado los rendimientos de los cultivos.

 Son los siguientes:

a) Factores de producción incontrolables: dependencia total de la materia viva (suelo), clima, etc.

b) Complejidad en los procesos de producción: la empresa agraria simultanea diversos procesos productivos ya que es la única forma de utilizar toda la capacidad productiva existente (tierra, mano de obra y capital). Precisamente el nuevo concepto de multifuncionalidad pone de manifiesto entre otros aspectos esta apreciación.

c) El tiempo como parte del proceso de producción. Los procesos de producción no se pueden acortar más de lo posible climática y genéticamente según la naturaleza viva de la producción a obtener y ello crea una cierta dependencia para el empresario de la meteorología en primer lugar, y de las multinacionales en segundo lugar, para obtener aquellos inputs que le garantizan su producción. Aunque el progreso agrícola ha sido significativo en lo últimos años, aún se encuentra a distancia de la velocidad del progreso industrial.

d) Heterogeneidad de las producciones. Mientras que la empresa industrial es capaz de predecir su ritmo de producción, el empresario agrario debe esperar las cosechas para conocer sus rendimientos la calidad de las mismas.


 
e) Instalaciones obsoletas. Además del grado de obsolescencia, el ritmo de sustitución de instalaciones, maquinarias, etc., ha sido inferior en la agricultura con relación al sector industrial. Este condicionante ha ralentizado en cierta forma, el proceso de modernización de la empresa agraria.

f) Tamaño medio reducido. La mayor parte de las empresas agrarias en Europa y en España presentan un tamaño no apropiado que las aleja de los beneficios obtenidos por empresas de mayor tamaño de otros sectores, capaces de aprovechar las correspondientes economías de escala.

g) Escasez de formación a todos los niveles.

h) Elevada edad media de los empresarios agrarios, a lo que se une la problemática de la sucesión en la empresa agraria. El nivel de rotación en los cuadros directivos de cualquier empresa industrial o de servicios supera ampliamente al de la empresa agraria.

- El proceso de ajuste en el que está inmersa la agricultura española desde mediados del siglo XX se aceleró fuertemente a partir de nuestra integración en la Unión Europea, de tal modo que en la última década se registra una intensa desaparición y concentración de explotaciones. 
 
Según podemos observar en los Censos agrarios, la desaparición de explotaciones alcanzó en el decenio 1989-1999 una tasa anual (–2,4%), acompañándose esto de una aceleración paralela de incremento de su superficie media (2,3% anual, frente a 0,8%). A esa reestructuración en términos físicos se sumó una mejora notable del rendimiento generado por hectárea de tierra.

Esas tendencias no son iguales en todo el territorio sino que existen diferencias acusadas a nivel regional, que parecen ligadas a la especialización productiva. 

A pesar de las transformaciones de la última década, y de que éstas han permitido una cierta convergencia con la UE, la agricultura española sigue arrastrando todavía un notable retraso estructural, que se refleja en la baja dimensión económica de las explotaciones. Esa reducida dimensión media se debe a la existencia en España de un gran número de pequeñas explotaciones, un conjunto muy relevante en términos sociales por las funciones que cumplen desde el punto de vista ambiental y territorial, y donde el trabajo femenino resulta especialmente significativo.

En las décadas recientes las explotaciones con titular persona jurídica se han incrementado de forma muy significativa, y sobre todo su importancia territorial. Dentro de este conjunto, hay que mencionar el peso creciente de las fórmulas societarias y cooperativas, que evidencia el destacado papel social y económico que éstas han jugado en la reestructuración de nuestra agricultura.

Las novedades que se han introducido en su producción



 -La profesionalización de la empresa.


Este es uno de los grandes retos que una empresa debe llevar a cabo para poder competir en un entorno económico tan complejo. De los cuatro grandes cambios, este es el único proceso transversal ya que se debería aplicar a cada uno de las áreas de la compañía. Además, este será el factor catalizador del resto de transformaciones dentro de la empresa, ya que proporcionará el conocimiento específico para poder abordarlos.

-La revolución técnica y tecnológica. 
 
Se han introducido sistemas para incrementar la productividad como son el intensivo y el superintensivo, también a la hora de recolectar el fruto;





   Este vehículo puede monitorizarse y controlarse mediante un ordenador de sobremesa o una interfaz de tableta móvil. Está equipado con una sembradora

-La internacionalización de la comercialización.

Ha llevado a que, las empresas del sector, tuvieran que mirar a otros mercados y buscaran nuevos países para minimizar el riesgo de estar presente solo en España y, con ello, aumentar la rentabilidad al intentar reducir el número de eslabones en la distribución internacional. Gracias a mi actividad en el ámbito internacional, podría decir que, en estos momentos, hay una gran sobre oferta en todos los rangos del producto

Los pueblos hoy no son lo que eran, el cuarenta por ciento de las viviendas son segunda residencia, gentes que a lo largo del año tienen contacto con esa población, van a pasar las vacaciones, o los fines de semana. Y también juega un papel importante el turismo rural, personas que no han nacido en esos lugares, pero que viajan para descansar y conocerlos". Otro fenómeno que señala entre los cambios importantes es que el mundo rural ya no es agrario, aunque la agricultura sigue siendo la matriz de la ruralidad.

Y la agroindustria y la industria, porque asentar una empresa en el mundo rural es mucho menos costoso.

En los pueblos la vivienda y la vida es mucho más barata y hoy día las redes de Internet les permiten comunicarse con el mundo y los amigos"El cuarenta por ciento de la población laboral reside en el mundo rural y si no trabaja en el lugar que ha nacido, lo hace en un pueblo o una ciudad cercana, a la que tarda en trasladarse una media de cuarenta minutos, un tiempo aceptable. considera que además de razones económicas, en este cambio tienen mucha importancia "las raíces, los padres, los hermanos, los amigos, porque en los años cincuenta y sesenta todos éramos extranjeros en las ciudades grandes, pero hoy los jóvenes del campo se sienten extranjeros en las ciudades, en primer lugar porque no tienen dinero y no se pueden integrar".



LOS PAISAJES AGRARIOS DE ESPAÑA

INTRODUCCIÓN:
 definición y tipos

 TIPOS DE PAISAJES AGRARIOS DE ESPAÑA:
PAISAJE AGRARIO DEL NORTE PENINSULAR HÚMEDO
PAISAJE AGRARIO DEL INTERIOR PENINSULAR
PAISAJE AGRARIO MEDITERRÁNEO
PAISAJE AGRARIO DE MONTAÑA
PAISAJE AGRARIO DE CANARIAS


PARA SABER MÁS, VER:
http://www.uchbud.es/temas/paisajesagrarios.pdf

DEFINICIÓN DE PAISAJE AGRARIO :

- Morfología o aspecto que presenta el espacio rural. Resulta de la combinación de factores físicos del medio natural y de las actividades practicadas sobre el medio, por los humanos.

La diversidad de los componentes naturales, los diferentes usos del suelo y el distinto modo de ordenación del espacio originan dominios y paisajes agrarios específicos:


PAISAJES AGRARIOS ATLÁNTICOS (LA ESPAÑA HÚMEDA)



A) LOCALIZACIÓN:

- Norte y NO peninsular.
- Medio físico : relieve accidentado con escasas superficies llanas y clima oceánico lluvioso todo el año.

B) ESTRUCTURA AGRARIA:

- Población tradicionalmente muy numerosa: HOY es escasa y envejecida con un importante éxodo rural
- Poblamiento predominante: disperso intercalar con aldeas, parroquias y pueblos
- Explotaciones son Minifundistas pero se ha impulsado la concentración parcelaria para mejorar los rendimientos. Escaso resultado
- Usos del suelo principalmente ganaderos.

C) AGRICULTURA :

- Ocupa una superficie poco extensa.
- Se practica una agricultura de secano por la regularidad de las precipitaciones.
- Policultivo tradicional en paulatina desaparición.
- Actualidad tendencia a la especialización en cultivos de huerta y plantas forrajeras

D) GANADERÍA:

- Es la actividad económica más importante y se ve favorecida por el clima, demanda urbana de leche y carne y la escasa población rural
- Diferencias entre las zonas en las explotaciones y tipi de ganadería.
- Malas perspectivas de futuro por lo inadecuación de las explotaciones y las normas del PAC.

E) EXPLOTACIÓN FORESTAL:

- Es una actividad importante de estas zonas
- Se dedica a la industria del mueble y obtención de pasta de papel.

El cabañal pasiego (Cantabria)  IPCE

La España atlántica se caracteriza por su relieve montañoso y por la existencia de un clima húmedo con temperaturas suaves que favorecen el desarrollo de la vegetación natural. Por ello, es el dominio de los bosques y de los prados, que son el soporte de unos paisajes agrarios basados en la especialización ganadera y forestal.

La producción ganadera aporta la principal contribución a la producción final agraria, aunque el significado de lo agrario en el conjunto de la sociedad y de la economía varía desde un máximo en Galicia hasta un mínimo en el País Vasco.

Los paisajes agrarios atlánticos presentan una acusada fragmentación parcelaria con multitud de terrenos de íntimo tamaño. Predomina la pequeña propiedad y los regímenes de explotación directa, y constituye el ámbito de mayor implantación del hábitat disperso, del que forman parte multitud de aldeas y caseríos.

Los aprovechamientos agrarios son variados, destacan los dedicados a la alimentación humana (patatas, hortalizas) y animal (maíz), y los forestales. Su verdadera especialización es la ganadería vacuna, desarrollada al amparo de la producción de hierbas y forrajes. La cabaña autóctona se ha mejorado son la introducción de razas extranjeras para incrementar la producción de leche, base de una potente industria.


ESPAÑA INTERIOR CONTINENTAL



A) LOCALIZACIÓN :

- Comprende ambas mesetas y la depresión del Ebro.
- Medios físico presenta un relieve de elevada altitud media en la Meseta y clima mediterráneo continentalizado con escasez de precipitaciones estivales y acusados contrastes térmicos estacionales

B) ESTRUCTURA AGRARIA:

- Población agraria escasa y envejecida por la fuerte emigración de población en los últimos decenios
- Poblamiento es concentrada en pequeños pueblos y con grandes distancias entre sí
- Explotaciones de diversos tamaños: minifundios en el valle del Duero y en los regadíos del Ebro y grandes propiedades en Salamanca, Burgos, Castilla-La Mancha y secanos aragonés y extremeño.
- Los usos del suelo son variados: agrícolas y ganadero

C) AGRICULTURA

presenta diferencias entre las áreas de secano y de regadío:

c.1) secano:

- Domina en los páramos y campiñas meseteñas y en las áreas no regadas del valle del Ebro.
- Cultivos extensivos: trilogía mediterránea (cereales, vid y olivo)

c.2) Regadío:

- Aumento de la extensión practicando una agricultura más intensiva
- Diversificación de la producción: plantas industriales, forrajes, frutas y hortalizas.


D) GANADERÍA ,

importante en:

d.1) Secanos castellanos y depresión del Ebro, donde:

- Predomina la ganadería ovina que pasta en los rastrojos.
- Crecimiento del vacuno y del porcino en Castilla y León aprovechando los forrajes de los regadíos

d.2) Dehesas extremeñas, salmantinas y zamoranas, donde se dan:

- Grandes explotaciones agrícolas y ganaderas y otros usos como la caza.


E) EXPLOTACIÓN FORESTAL

característica de algunas áreas, como:

- Tierra pinariega soriana.

1. La cuenca del Duero es asiento de pequeña y mediana propiedad sobre un parcelario muy fragmentando que fue objeto de la concentración en el franquismo. Su orientación tradicional ha sido hacia la explotación cerealista (trigo y cebada) y hacia la ganadería ovina. La superficie de pastos y de barbechos ha disminuido de forma progresiva, lo que ha repercutido en la ganadería, que se ha visto confinada a los espacios de menos aptitud agrícola o ha sido objeto de estabulación. La explotación cerealista ha alcanzado un elevado grado de mecanización, al tiempo que se han extendido cultivos de regadío, como la remolacha, el maíz o la alfalfa.

2. El área castellano-manchega ofrece como rasgos distintivos el aumento del tamaño de las explotaciones agrarias, así como un notable grado de concentración del hábitat. Sobre la amplitud de las llanuras manchegas destacan tres grandes grupos de aprovechamientos :

- La ganadería ovina, base de la producción lanera y quesera tradicional.
- La cerealicultura, que está en retroceso ante el avance del girasol.

- El viñedo, que confiere su fisonomía agraria a La Mancha.


3. El oeste peninsular toma buena parte de sus caracteres agrarios de su pertenencia a la Iberia silícea. Los suelos silíceos son poco fértiles y producen cosechas moderadas, incluso tras un largo período de descanso; por esta razón, se han constituido sobre ellos las explotaciones agrarias dehesa, que integran, bajo un régimen extensivo, los aprovechamientos agrícolas y ganaderos a partir de los beneficios que rinde la encina. Predomina la gran propiedad, herencia de la historia, que ha convertido al oeste peninsular en uno de los grandes enclaves del latifundismo español.

En las zonas de los suelos más ricos aparecen los cultivos cerealistas y de plantas industriales. En las extensas áreas convertidas en regadío tras la construcción de los embalses (Plan Badajoz), surgieron numerosos cultivos nuevos, como las hortalizas, el arroz, el tabaco, etc.

4. El valle del Ebro En la cuenca alta alternan los caracteres propios de la España atlántica húmeda y de la mediterránea seca, coexistiendo espacios agrícolas, ganaderos y forestales. En las áreas de regadío se aprecia un gran aprovechamiento agrícola, con cultivos de huerta para el consumo y para la industria, así como amplias áreas dedicadas a la vid, que producen los afamados vinos de Rioja.

La depresión del Ebro y sus laderas estuvieron integradas funcionalmente por la trashumancia ganadera. Hoy son espacios yuxtapuestos, de manera que la montaña es ganadera y la depresión, agrícola. En el sistema extensivo predomina la cebada sobre suelos de calidad mediocre y en el intensivo, los cultivos de regadío, de gran tradición y antigüedad.

En cuanto a propiedad, coexisten diversos tamaños. Abundan los cultivos de remolacha, forrajes y hortalizas y, en algunas comarcas, una importante intensificación de frutales y de ganadería.


Tiene como elementos definidores la baja altitud sobre el nivel del mar y un régimen térmico de veranos calurosos e inviernos templados y modelados, aunque siempre con escasas precipitaciones. Es una franja litoral entre el mar y las montañas, y solo se adentra hacia el interior a través de las depresiones del Guadalquivir y del Ebro. Caracterizado en su conjunto por el dinamismo del espacio agrario, por la coexistencia de actividades no agrarias sobre el espacio rural y por el alto grado de intensidad de sus aprovechamientos, ofrece diferencias considerables en toda su longitud.

- Litoral y prelitoral mediterráneo, valle del Guadalquivir y Baleares.
- Medio físico posee un relieve accidentado en el litoral y suaves campiñas en el valle del Guadalquivir . Clima es mediterráneo de influencia marítima con precipitaciones muy escasas en verano. 

B) ESTRUCTURA AGRARIA:

- Población numerosa tradicionalmente pero hoy es reducida por el éxodo rural
- Poblamiento es disperso con tendencia a la concentración excepto en las huertas litorales.
- Explotaciones : son de tamaño variable y la propiedad esta muy dividida en el regadío y pequeñas y medianas en el secano.
- Los usos del suelo son principalmente agrícolas.

C) AGRICULTURA presenta diferencias entre :
c.1) Cultivos de regadío se dedican:
- Horticultura temprana al aire libre, horticultura precoz bajo plástico, fruticultura mediterránea y frutos tropicales.
c.2) Cultivos de secano.
- Trilogía mediterránea y almendro.

D) GANADERÍA predominas por zonas :
- Bovina y porcina mayoritarias en Cataluña.
- Ovina y caprina en los secanos.
- Reses bravas en el Guadalquivir.

E) EXPLOTACIÓN FORESTAL:
- Escasa significación excepto en Huelva con grandes extensiones de eucalipto


 ESPAÑA MEDITERRANEA LITORAL



Cataluña tiene un terrazgo de reducida extensión y sus paisajes agrarios son muy intensivos, especializados y de clara orientación hacia el mercado. En general, ha habido un fuerte retroceso de los cultivos de secano y un notable desarrollo de la ganadería estabulada e industrial, de los cultivos hortofrutícolas y de la vid.

El levante acoge un regadío de elevados rendimientos y es el asiento de la huerta tradicional, pieza clave de la ordenación del espacio rural. Junto a las producciones hortícolas, destacan los cítricos, los frutales y el arroz. En estos espacios en continua mutación, se aprecia la competencia del turismo y la industria en disputa por el suelo, de modo que la agricultura está cediendo sus suelos tradicionales para otros usos y desplazándose hacia tierras de peor calidad, pues los gastos de acondicionamiento de las nuevas explotaciones son menores que las plusvalías obtenidas por la venta de las antiguas parcelas como suelo urbanizable.

En Andalucía, compartiendo rasgos con el litoral mediterráneo, distinguimos los siguientes paisajes orientados en franjas desde Sierra Morena hasta el mar:

1) Cinegético-forestal de las montañas, particularmente en Sierra Morena, que perdió su tradicional utilidad ganadera a partir de los años 60 y quedó configurada como un espacio de cotos al amparo de la repoblación forestal y del régimen del espacio protegido del que goza.


2) Las campiñas entre la sierra morena y las béticas son el espacio cerealista por antonomasia. Hoy acogen amplias superficies de girasol y otras plantas industriales. Intensamente humanizadas, son asiento de grandes cortijos, denominación que se refiere tanto a la explotación como al hábitat.

3) El paisaje del olivar conforma una franja continuada sobre todo el subbético, presentándose con caracteres de exclusividad sobre el espacio.

4) Las hoyas y las depresiones interiores son significativos enclaves agrarios entre montañas, espacios de antigua ocupación humana que acogen el regadío y un policultivo muy variado en el que están presentes cultivos tradicionales, como los cereales, y las plantas industriales, como el tabaco y la remolacha.

5) El litoral alberga, desde los cultivos subtropicales hasta los enarenados bajo el gigantesco mar de plástico que se interpone entre el Mediterráneo y las cordilleras.


PAISAJES CANARIOS


El archipiélago canario tiene una superficie agraria muy reducida por la naturaleza volcánica de las islas. Apenas alcanza el 20% de la superficie geográfica y se sitúa preferentemente en las zonas bajas, así como en las ladeas, donde, gracias al esfuerzo humano, se han construido terrazas.

Muy condicionadas por la falta de agua y favorecidas por el régimen térmico, las islas Canarias desarrollaron una agricultura de exportación basada en el plátano, la patata y el tomate, que acusa la competencia de la producción peninsular y la disputa del suelo por parte de la promoción inmobiliaria y del turismo. Tradicionalmente, la agricultura insular ha coexistido con una notable cabaña de ganado caprino.

A) CARACTERÍSTICAS FÍSICAS:

- Relieve volcánico accidentado y clima cálido todo el año, con precipitaciones escasas e irregulares en las zonas bajas.


B) ESTRUCTURA AGRARIA:

- Población rural en retroceso por la atracción de las actividades del terciario: turismo.
- Poblamiento es disperso laxo, constituido por pequeñas agrupaciones de casas y aldeas diseminadas, con pueblos de tamaño pequeño
- Explotaciones muestran amplios contrastes en la propiedad: reducidas frente a grandes explotaciones
- Usos agrarios del suelo son escasos y principalmente agrícolas

C) AGRICULTURA,

está muy contrastada dándose :

- Monocultivo de exportación, cultivos bajo plástico y nuevas plantaciones tropicales en las áreas litorales.
- Agricultura tradicional de autoconsumo en las zonas medias y altas del interior de las islas.

D) GANADERÍA: - Escasa la ovina y caprina y está asociada a la agricultura.

E) EXPLOTACIÓN FORESTAL,

aprovecha la:

- Madera de pinares.
- Carboneo de: fayal brezal y laurisilva .


5. PAISAJES AGRARIOS DE MONTAÑA




A) LOCALIZACIÓN:
- Relieve de elevada altitud y fuertes pendientes.
- Clima con invierno frío y precipitaciones muy abundantes (nieve)

B) ESTRUCTURA AGRARIA:
- Población con muy bajas densidades y una fuerte tendencia emigratoria
- Poblamiento : tradicionalmente disperso en pequeños núcleos localizados en valles, en la actualidad tienden a concentrarse en pueblos más grandes
- Explotaciones : importantes contrastes coexistiendo pequeñas explotaciones privadas con montes y praderas municipales.
- Usos del suelo diversos y complementarios, escalonándose en función de las variaciones climáticas.

C) AGRICULTURA:
- Escasa relevancia.

D) GANADERÍA:
- Es de régimen extensivo.
- En el norte, bovina u ovina.
- En el mediterráneo, ovina.

E) EXPLOTACIÓN FORESTAL:
- Es mayor en las montañas del norte
- Aprovechamiento de la leña como combustible y madera de: eucalipto, castaño o pino.

PARA SABER MÁS, VER


¿Cómo comentar un paisaje agrario?

No hay comentarios:

Publicar un comentario